el blog de reseñas de Andrés Accorsi

jueves, 21 de enero de 2016

INFORME (HISTORIETA ARGENTINA DEL SIGLO XXI)

Ante todo, hay que sacarse el sombrero ante la impecable, la impactante calidad de la edición de este libro. Y ante el trabajo colosal que debió afrontar el coordinador, José Sainz, a la hora de bucear entre toneladas de revistas, fanzines y sitios web hasta dar con estos 20 historietistas que finalmente quedaron en esta selección (en este “recorte”, dirían mis amigos académicos”). La consigna es que en estas páginas descubramos a 20 historietistas argentinos jóvenes, casi todos nacidos en la década del ´80, y producto ya no de la etapa post-industrial de la historieta argentina, sino de la siguiente, de la etapa en la que los soportes digitales cobraron tanto empuje como los físicos.
Ahora bien, uno termina de leer el libro y la pregunta más obvia es: ¿Este es el futuro de la historieta argentina? Porque la verdad es que el nivel que se ve acá es MUY desparejo. Hay varios autores excelentes y un montón de… chicos con buenas intenciones que no deberían perder más su tiempo y dedicarse urgente a otra cosa. ¿Qué elementos unen a estos 20 autores, además de la edad y la nacionalidad? 1) Poco contacto con la tradición historietística argentina. Si hay alguna influencia visible, viene más del indie yanki que de los grandes autores argentinos de las generaciones anteriores. 2) Poco contacto con la realidad nacional, y cero con la política, algo que fue una constante en la historieta, sobre todo en los ´70 y ´80. 3) Todos son guionistas y dibujantes, con todo lo que eso implica. Y esto es lo más áspero, lo más difícil de digerir, sobre todo viendo cómo están estructurados los “guiones” de varias de estas historietas. Vamos a repasarlas una por una, a riesgo de que el texto quede larguísimo.
Arrancamos con 11 páginas de Berliac, un autor con bastante obra y sobrados méritos para estar en esta y cualquier otra antología. Su grafismo cambió bastante desde la última vez que había visto un trabajo suyo y ahora se acerca al de los mangakas raros, alternativos, como si publicara en la revista Garo. El guión tiene un planteo y un desarrollo atractivos, pero no tiene final.
Le sigue María Victoria Rodríguez, con un estilo gráfico muy atractivo… para la ilustración. Para historieta, no funciona. Y la puesta en página es calamitosa.
Sofía Gómez se manda a homenajear a Tintin en una historieta totalmente delirante, con un guión hiper-fumanchero, pero exquisita. El dibujo, el color y la narrativa son impecables. La quiero ver YA trabajando con un guionista.
Andrés Alberto, un desastre. Feo dibujo, guión sin pies ni cabeza, torpeza en la puesta en práctica de los recursos expresivos propios de la historieta… Chau, ya fue.
A Manuel Depetris nos lo cruzamos hace poco (06/12/15) y esta es otra historieta en la misma tónica que las que estaban en aquel libro: un dibujo increíble, con una técnica y un virtuosismo asombrosos… y una historia que tiene vuelo poético, pero no se entiende un carajo. La onda parece ser contar sensaciones, no historias.
La historia de Lucía Brutta es muy breve, pero está muy bien. Buen ritmo, buen dibujo… lástima el rotulado, con pincel grueso, que hace difícil la lectura de los diálogos (que también son excelentes).
La de Marianoenelmundo también es muy corta. El dibujo me encantó, realmente zarpado, con cositas de Gipi. El guión, no lo entendí.
Pedro Mancini es un autor con bastante presencia en el medio, no hace falta ser el Guacho Vanguardia para conocerlo. Acá la rompe en el dibujo, arriesga con éxito en la narrativa, y el guión… podría ser mejor, pero no es un desastre.
Me salteo dos historietas a las que ese nombre les queda ENORME, a cargo de chicos que no tienen la menor idea de cómo se cuenta una historia con imágenes. Y me voy con Pablo Guaymasí, al que me había cruzado hace mil años en una antología de Llanto de Mudo. Acá lo encontré mucho mejor, más sólido, correcto en el dibujo y muy inspirado en un guión muy basado en el diálogo.
Natalia Lombardo, brillante. Me encantó el guión, el dibujo, el color, las tipografías, todo. Quiero YA una novela gráfica, o un recopilatorio de historias cortas de esta autora a la que conocía por su labor en fanzines.
Camila Torre Notari, por su parte, cuenta una anécdota chiquita, tranqui, acompañada de un buen dibujo.
Pablo Vigo, otro autor bastante conocido, de probada solvencia, aporta una historia intensa, atractiva, profunda y con un nivel de dibujo espectacular.
Javier Velasco dibuja en un estilo minimalista, entre James Kochalka y Johnny Ryan, que no es lo que a mí más me gusta, pero no está mal. Y el guión, con buena voluntad, también zafa.
Nacha Vollenweider también cambió bastante el estilo desde la última vez que la vimos, y lo usa para contar una historia rara, inquietante, con más climas que conflictos. Interesante.
María Luque, imposible de analizar. Son once páginas ilegibles.
Lucas Mercado tiene un grafismo interesante, pero fracasa groseramente en el intento de narrar con imágenes.
Estefanía Clotti, nada, no zafa por ningún lado.
Y cierra Nicolás Mealla, que dibuja bien, y tiene una gracia freak, onda Max Cachimba. Me gustó el color, el rotulado… le falta arriesgar un poco más en los guiones, buscar algo que no se quede en el nonsense bizarro.
Se acabó. Perdón por la extensión, me fui al carajo.

14 comentarios:

Jean Valjean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Facundo Belgradi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jean Valjean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jean Valjean dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Redskull dijo...

Muy interesante el analisis antologico... Te copaste con algunos y otros directamente te quemaron las retinas de lo malo... Como todo en la basta busqueda de fanzine, la calidad es variable...Ya vere si la encuentro...

Julián Blas dijo...

No vamos analizar lo que vos ya hiciste, pero sí me permito cuestionar el criterio de selección de José Sainz.

Como coleccionista de Historieta Argentina, antigua y actual, y de fanzines, este trabajo no representa ni por asomo a la Historieta Argentina del Siglo XXI. Cuando me enteré que el libro salía le metí fichas, pero resultó una desilusión total.

Sainz no tenía más que ir a un Dibujados, a una Crack Bang Boom o a una Comicópolis, para ver fanzines de trayectoria e editores independiente tratando de marcar una línea de calidad, artista en desarrollo, comprometidos con lo que hacen... en cambio prefirió, con algunas honrosas excepciones, poner gente desconocida, y que si una se toma el trabajo de leer las reseñas individuales, varios jamás habían ni siquiera conocido la edición en papel, y que cuyo concepto de fanzine, les pasaba a kilómetros de distancia. Habiendo tanto para contar, se hizo el peor y más arbitrario corte posible...

El libro tiene algunos trabajos de gente valiosa, como Sofía Gomez,Depetris (que acá hizo un desastre -hay que ponerse a entintar, amigo, muy lindo el arte pero para mí que te pongo un peso te tirás a chanta, me vendés pescado podrido-), Brutta, Mancini, Torre Notari, Vigo y Vollenweider, viendo el resto, tengo la sensación que están ahí por mero error. Lo más gracioso es que algunos de estos muchachos, ni siquiera viven en el país.

En fin, fueron los 220 pesos más olvidables del 2015.

jcarlosv dijo...

Hola! Quiero poner un comentario sobre el podcast 76, pero no puedo ingresar a la página de Comiqueando. Hay algún problema?

Dr. Manhattan dijo...

Hola Andrés. Antes que nada te comento que soy de un pueblito del interior de Chaco, y como te imaginarás las novedades editoriales son inexistentes aquí, sólo cuando viajás a alguna ciudad "grande" (dícese de Resistencia) conseguís algo. Ahora la consulta: existe en la actualidad alguna antología con historias que vuelvan un poco al clasicismo en lo que respecta al arte, o bien a un dibujo más correcto, no sólo desde lo anatómico sino también desde lo armónico de la puesta en página? La Fierro se convirtió en algo lastimoso salvando honrosas excepciones (Varela, Minaverry, Sanz). Sinceramente me pasa que en general leo las historias pero me cansa el horrible(a mi criterio) desempeño con el lápiz de algunos (lo de el Marinero Turco o Cachimba me genera desprendimiento de retina). Vuelvo a repetir a mi criterio y para mi gusto. Me parece que son chicos (yo ya tengo mis años) que quieren ser autores integrales y no les alcanza. A veces pienso que estos autores se olvidan que la historieta tiene como característica que es contada con "dibujitos" (como diría mi esposa je). Saludos y muy bueno el blog.

Jean Valjean dijo...

Una pregunta fuera de tema. Qué pasó con la colección de Asterix por Zorzal-Planeta? La van a completar o va a quedar así? Lo digo porque acá en provincia hace un tiempo que no están llegando con la frecuencia que llegaban antes y tengo entendido que no están saliendo allá tampoco, al menos es lo que me dijeron.

Jean Valjean dijo...

La pregunta de el galo va en serio, no quiero empezar a seguir esa colección si ya me la "muñonizaron". Envié un par de mails pero nada...

Jean Valjean dijo...

En junio se terminan oficialmente los nuevos 52. Pero como dice la noticia y el nombre de la movida, esto no va a ser un Reboot ni un Relaunch, va a ser un Rebirth...

Ja, ja jaja ja, jajajaja, ja ja ja aja ja ja jajajajajaja.... jajajajajaja

Andres Accorsi dijo...

Dr. Manhattan, hay revistas del estilo que -sospecho- te gustaría leer, y se editan en Rosario. Son Términus y Quimera y por sus tiradas pequeñas, no creo que se consigan en kioscos de ninguna ciudad del país. Te recomiendo que las encargues a las comiquerías de Buenos Aires, Rosario, Córdoba o Tucumán que hacen envíos a otras ciudades.
Jean Valjean, no tengo idea de cuál es el ritmo de publicación de la colección de Astérix a la que hacés referencia, ni cuántos tomos llevan publicados. Si no te responden los mails, lo único que se me ocurre es esperar hasta Abril y acercarte a aveeriguar qué onda en el stand que pondrán seguramente en la Feria del Libro.

Jean Valjean dijo...

Sale y vale.

Diego Prósperi dijo...

Tardé mi tiempo para conseguirlo, pero en líneas generales me gustó. Entiendo que no es para todo tipo de lector de cómics. Los que prefieran una línea más tradicional (cómic yanqui, escuela franco-belga, quattordic style, et cétera) se pueden ver defraudados. No sé si es el futuro de la historieta argentina. Si es por eso, la revista Fierro de ahora se arroga el rótulo de "La historieta argentina".
En fin, es una linda edición y algunas de las obras seleccionadas pueden ser polémicas y hasta obviadas en la reseña —como el caso de la de Effýmia— pero bueno, es sólo una porción, TODO NO SE PUEDE. Este libro no es el de Destino de The Sandman, sino vendría con cadenita y todo, ja ja.
Lo que sí, Lucía Brutta va a sacar su libro de "Un millón de bandas malas" este año y van a salir las páginas que ya tengo acá. Bueno, igual sólo son cinco.
En fin, hay de todo en la viña del señor.
Y en las antologías.