el blog de reseñas de Andrés Accorsi

viernes, 22 de enero de 2010

22/ 01: EDEN


Bueno, me tocó una difícil. Pablo Holmberg, más conocido como Kioskerman, es un autor francamente raro. Tanto que no faltará quien lo reivindique como el genio vanguardista que resignificó el formato de la comic strip para el Siglo XXI, ni el que lo descalifique al grito de “verdulero de mierda, aprendé a dibujar”.
Edén, la historieta que Kioskerman publicó de a una tira por semana en su blog durante años, es también muy rara. Para empezar, toma el formato de las tiras, habitualmente asociado al humor, para hacer algo que de cómico tiene poco y nada. Edén tiene algún momento humorístico, pero básicamente habla de los sentimientos: el amor, la soledad, la nostalgia, los afectos, los pequeños placeres, la fascinación, la introspección… nada que ver con nada de lo que hayas visto en las tiras de ningún diario de ningún país. Además usa una grilla fija de cuatro viñetas, a contramano de los autores que renovaron la daily strip en los últimos años (básicamente, Patrick McDonnell, Rep y Liniers).
Hay algunos personajes recurrentes, pero aparecen de modo espaciado y ni siquiera tienen nombres, son más bien íconos. Como bien señala Pablo De Santis en la contratapa, las historietas de Kioskerman dan la sensación de estar leyendo pequeños poemas, o haikus. Cachitos de historia invadidos por un alud de sentimientos que –leídas todas juntas- pueden resultar un tanto empalagosas, pero que te dejan con la inconfundible sensación de haber leído algo distinto.
Con su poesía naif, a veces cursi, a veces repleta de elementos fantásticos, a veces absurda, Kioskerman pareciera apelar a un lector que habitualmente no lee historietas, lo cual en sí no está ni bien ni mal, es apenas una elección. Pero el tipo igual hace gala de una enorme solvencia en el manejo de todos los mecanismos narrativos típicos del comic tradicional. En cuatro viñetas iguales muchas veces no es fácil manipular el tempo narrativo, pero a Kioskerman eso le sale de taquito, casi sin esfuerzo, casi como a Charles Schulz. Otro recurso que maneja a la perfección es el de los silencios como indicadores del paso del tiempo y generadores de cllimas. Las mejores tiras de Edén tienen hasta tres viñetas mudas y no son necesariamente las tres primeras.
El dibujo también es raro. En sus mejores momentos nos recuerda a Otto Slogow (creador de The Little King, una tira 100% muda y con un manejo increíble de los tiempos del relato) y en sus peores momentos, a Joann Sfar cuando dibuja sin ganas. También hay algo de la Lili Carré de sus primeros trabajos, antes de que se cebara mal con Richard Sala. Pero el dibujo de Edén, si bien es limitado, no se ve precario. Está claro que en cada viñeta está todo lo que Kioskerman se propuso poner, aunque representado de modo poco común. El uso del color es sutil, sencillo y preciso.
Estamos asistiendo a nuevos tiempos. Tiras que se hacen populares no en los diarios sino en los blogs. Tiras que no se proponen ser cómicas ni épicas. Un autor que se toma todo el tiempo del mundo para construir –precisamente- un mundo y mostrárselo al lector. Poesías dibujadas que transmiten calidez, buena onda, y de vez en cuando invitan a reflexionar. Andá a saber si –en una de esas- Kioskerman no es el genio vanguardista y Edén la punta de lanza de una reformulación profunda del formato comic strip…

15 comentarios:

Comicnow dijo...

El laburo de Pablo no sé si puede llegar a ser popular, labura en un género donde la gente espera chistes y él más que nada ofrece reflexiones.
Es la tira el formato ideal para lo que él hace?
Yo disfruto de sus tiras si bien lo que más me gusta en el género son cosas como Calvin & Hobbes, Mafalda, Haggar the Horrible, el Mago Fafa, Macanudo, los comienzos de Jason...
En fin, Eden me parece positivo como para abrir el abanico de posibilidades de lo que ofrece el medio local.
Espero que esto permita una mayor atención por parte de la gente ajena a nuestro mundo y que se masifique un poco más.

Greg Warrior dijo...

donde consigo esto muchachos?

Andres Accorsi dijo...

Lo editó Sudamericana, que no distribuye en comiquerías, pero tendría que estar en cualquier librería.

Anónimo dijo...

Mira andres, me han jodido con este libro desde que salio, y parece que es muy bueno, asi que mañana mismo lo compro, me lo han vendido tan bien , ....


El Chavez

Greg Warrior dijo...

hoy me paso por entelequia, por que no se si te referías a eso con librerías, jaja, y sino pasare por librerías >:(

Jose de San Martin dijo...

es una cagada kioskerman.

brunowayne dijo...

No Greg, si lo editó Sudamericana, lo más probable es que esté en librerías como Yenny o algo así. No creo que esté en comiquerías, al menos eso es lo que entendí que dijo Andrés. Yo laburé en librerías y Mouse, por ejemplo, solo lo conseguías en ellas, no en comiquerías.

SaKi dijo...

Edén se consigue en Librerías Y Comiquerías al igual que Mouse.

gonzalo dijo...

Es Maus. A mi me gustaba mas la etapa "cómica" de Kioskerman, por ahí porque no me gusta la poesía. Pero lo que hace me parece muy interesante, y creo que es muy valorable que busque hacer algo distinto.

Z dijo...

A mí también me gustaba más la parte cómica, esto me huele a curro snob. No es que no lo vea sincero, es que me parece el camino fácil, sobre todo ahora que siempre van a haber 50 monos diciendo "qué maravilla" (también pasa con muchas otras cosas que sí me gustan, pero y a mí qué)

Kioskerman, volvé al humor NAH ("no sé Marce, no sé...")
http://www.kioskerman.com.ar/kevin.htm

Berliac dijo...

Hola Andres. Mi comentario:

http://autorberliac.blogspot.com/2010/01/eden-de-kioskerman.html

Oi que mencionaste a Rachas en el podcast, mil gracias. ¡Estaria barbaro que aparezca por aca tambien, ahora que lo pienso! Siento que entre Kiosker y yo hay bastante en comun, aunque no lo parezca. Sobre todo en la austeridad como medio expresivo, el menos es mas.

Un saludo grande.

Diego dijo...

Z, "no sé, Marce, no sé" no lo hizo Kioskerman... Kioskerman hizo uno que salió en el número siguiente, el de "cómo conduzco".

JLL dijo...

Buena crítica. Comparto que el estilo de Kioskerman tiene fanáticos y detractores. Lo que es sin dudas valorable es que se trata de una propuesta original.
saludos

José dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José dijo...

Coincido con esto: Kioskerman es un genio vanguardista del comic.
Sus tiras no me producen empalago sino sed de nuevas viñetas e historias en un formato que a simple vista resulta sencillo y simple, pero al ser leído lo encontrás profundo y reflexivo.
Saludos, y muy bueno el blog.