el blog de reseñas de Andrés Accorsi

viernes, 9 de septiembre de 2016

OTRAS DOS LECTURAS

Arranco con un one-shot de 2006 titulado simplemente “She-Dragon”, con guión del maestro Erik Larsen y dibujos de un muchacho al que no conocía, llamado Franchesco!, así, sin apellido y con signo de exclamación. Esto es rarísimo. 46 páginas donde abundan la machaca y las minas con cuerpo de vedettes y escasísima vestimenta y que de alguna manera tratan de hacerse pasar por una historia autoconclusiva.
El principal obstáculo es que esto está pensado para ser leído en simultáneo con la saga que en ese momento se estaba publicando en la revista Savage Dragon (alrededor del n°117, o por ahí) y si lo leés 10 años después, o si nunca leíste esa saga de Dragon, no se entiende un carajo. Incluso el final no es un final, porque te aclaran que la historia continúa en otro número de Savage Dragon. El one-shot consiste en mostrarte un pedazo de una saga grossa desde la óptica de un personaje secundario, en este caso She-Dragon, y de paso hacer mucho más obvias las similitudes (bastante notables) entre esta heroína y She-Hulk. Pero te juro que –incluso conociendo bastante a la protagonista- no se entiende nada. Recién al final, hay un epílogo de Larsen en el que, a lo largo de dos páginas de texto, explica más o menos qué fue lo que leímos, subraya algunas referencias crípticas (convencido de que nadie las pescó) a otros hechos y personajes del Universo Dragon, sitúa la historia en una época y una continuidad específicas (sí, Dragon tiene varias continuidades) y nos cuenta más o menos de dónde salió cada uno de los personajes con un rol importante en la trama.
A lo largo de las 46 páginas de historieta, el guión tiene mucho ritmo pero derrapa hacia la machaca y se llena de excusas pelotudas para que esta chica pierda la ropa y exhiba la mayor cantidad de nerca que se puede exhibir en un comic apto para todo público. Y ahí es donde la rompe Franchesco!. No en la narrativa, no en los fondos, no en las expresiones faciales. En las escenas en las que She-Dragon y una villana aparecen dibujadas de cuerpo entero, en poses tipo pin-up girls. De hecho, los pin-ups que aparecen después de la historieta son todos gloriosos. Pero en la historieta se combinan los bocetos de Larsen (que resuelve la puesta en página rapidísimo y sin pifiarla jamás) y las pretensiones de impacto y sofisticación anatómica de este dibujante al que los fans más cabeza habrán elevado al status de semi-dios por la cantidad de planos que encontró para mostrar a She-Dragon muy en bolas sin que se vean pezones ni genitales. El diseño de los trajes no es muy original (nótese el afano al traje asgardiano de Storm creado por Arthur Adams), pero cuando la ropa desaparece y la bomba verde queda en paños menos que menores, los pajeros aplauden de pie, aunque con una sola mano.
Hablando de pajeros, este año se recopiló en un muy lindo librito Yo&Yo, la historieta autobiográfica de Aníbal Ocanto Romero, también conocido como Anibaleitor, que se publicó durante varios años en la web. Como tantos “autobiografistas”, Anibaleitor elige mostrarse como un nabo absoluto, un perdedor especialista en dar lástima, un fracasado eternamente condenado a la soledad, la angustia y la paja. Algunas anécdotas son más graciosas, otras menos, pero siempre las redime el alto grado de patetismo involucrado. Lo más interesante llega cuando Anibaleitor vuela un poco más y les cede el protagonismo a tres personajitos que representan a su cerebro, su corazón y su poronga. Los diálogos entre estos tres “avatares” y su correlato con lo que le sucede al protagonista en el otro plano de realidad son lo más redondito que tiene Yo&Yo.
El dibujo está bien, muy trabajado, sin nada librado al azar. Lo que no me copa es que Anibaleitor se dibuje a sí mismo en un estilo bastante caricaturesco y al resto de los personajes (especialmente las minitas) con rasgos mucho más realistas. Yo hubiese ido a fondo en el estilo más simple, más caricaturesco, que es el que mejor se adapta al grotesco, al humor, e incluso a la ternura, que son los elementos centrales de estas mini-historias. Pero lo más importante, que es que el dibujo sea claro, expresivo y funcional al timing y a los diálogos, está logrado. Y hay chistes de tetas, culos, soretes, forros, erecciones y eyaculaciones, así que está todo bien.
Tengo más libros leídos, así que la seguimos muy pronto.

8 comentarios:

Flavio dijo...

Hola Andres, un pedo que ver con las reseñas pero... leiste el Batman de Tom King? Acaba de terminar el perimer arco en el número 6. Es de lo mejor que lei de Batman desde el Dick Grayson de Snyder. Si podes pegale una mirada me encataría conocer tu opinion. Saludos.

Andrés Accorsi dijo...

No, no sigo las series de Batman. Como ya dije muchas veces, me cae muy mal Bruce Wayne.
De todos modos, si esto está al nivel de la etapa de Snyder en Detective, cuando salga el TPB le voy a dar una oportunidad.

Nicolas Urich dijo...

No está al nivel del arco de Snyder de detective para nada. Es más de lo mismo que se venía haciendo anteriormente.
Andres ¿porque decís que te cae mal Bruce Wayne cuando Batman es el personaje que mas reseñaste en el blog?

pedrito dijo...

Yo tampoco entiendo como puede ser que te caiga tan mal, primero que no es una persona de verdad, y segundo... es Bruce Wayne!!! Los niños quieren ser como el, los hombres lo envidian y las mujeres lo desean. Es un tipo regio, pura clase y dientes perfectos. Yo lo votaría.

Andrés Accorsi dijo...

Sí, se acumularon varias reseñas de Batman un poco por las pelis, y principalmente por los comics. Al ser el personaje más taquillero de la editorial, le suelen poner buenos autores y uno a los buenos autores no se puede resistir.
Ahora fijate cuántas reseñas con la etiqueta "Batman" son comics protagonizados por Bruce Wayne del 2010 (cuando arranqué con el blog) para acá.

pedrito dijo...

Muy buena la serie de videos sobre revistas de información, pero veo que hoy dijiste que "no te alcanzaba el tiempo" (para mostrar todos), y que todos tus videos tienen un promedio de 6 minutos. ¿Esa duración es intencional? digo, porque tranquilamente podrías llegar a los diez minutos con solo mostrar un poco más los libros, o hablar un poco más lento. Si fuera a hacer una pequeña crítica sería eso, a veces parece como si te apuraras por tensión o no lo estuvieras disfrutando, justamente por estar nervioso.

Está todo muy bien, pero estaría todavía mejor si le bajas un cambio y además mostras más primeros planos de la merca en cuestión.



Andrés Accorsi dijo...

Sí, la idea es que los videos no pasen de los 6.15. A veces me quedan un tqouecito más largos, pero la duración ideal es esa. Me consta que hay YouTubers que suben videos mejores que los míos, pero la gente no los ve, o los ve hasta la mitad, porque son muy largos. Yo prefiero hacer algo cortito, dinámico, sin pausas. Y aunque no se note, en general los disfruto mucho.

pedrito dijo...

OK, valga la explicación entonces. Te digo la verdad, hace mucho que no veo críticas de comics en YouTube, solamente el tuyo y a veces otro canal de una chica. Entiendo lo que decís, Andrés, mejor que dure poco y te deje con ganas, que aburrir con videos de una hora, es como tomar un Serenito: te dura un segundo y después querés más.