el blog de reseñas de Andrés Accorsi

jueves, 3 de noviembre de 2016

DOS GENIALIDADES

Finalmente, y no sin esfuerzo, conseguí el Vol.1 de Plastic Man, el TPB con tapas de plástico que recopila los primeros seis episodios de la serie que escribía y dibujaba Kyle Baker allá por 2004. No necesitaba leerlo para saber que me iba a parecer glorioso, y sí, me pareció glorioso. Sobre todo la forma en la que Baker toma un concepto bizarro de los años `40, y sin cambiarle ni una coma, lo convierte en algo absolutamente fresco y viable en el Siglo XXI. Todo lo que era gracioso o asombroso en el Plastic Man de Jack Cole, acá es igual de gracioso y asombroso, con la diferencia de que el dibujo, el color, la puesta en página y los diálogos están mucho más acorde con cómo se narran los comics hoy en día. Incluso el personaje de Woozy Winks, que en la etapa de Cole era medio inexplicable, bajo la pluma de Baker cobra mucho más sentido y hasta más relevancia en la trama.
Lo único que no me terminó de convencer es que cerca del final de la saga aparece un grupito de personajes que aparentan ser una sátira a los X-Men, casi un detalle gracioso más de los cientos que despilfarra Baker, y para mi sorpresa resultan ser un elemento clave en la resolución de la trama. La verdad que esos personajes me cerraban más como chiste casi al margen que como un factor decisivo para la historia. Pero bueno, eso sucede cuando ya van más de 100 páginas geniales, con situaciones y diálogos desopilantes, enmarcadas en una trama de misterio policial que tiene su complejidad y su arista dramática. No es todo un gigantesco sketch de Cha-cha-cha. El dibujo del ídolo, demoledor como siempre, con colores planos, con los contornos definidos con línea marrón y casi sin sombras, excepto cuando juega a reproducir el estilo de los clásicos dibujantes de superhéroes, en busca de un contraste obviamente humorístico con su estilo más cartoony. Creo que esto está por salir en la colección de novelas gráficas de DC que edita Salvat, como para que lo descubra la gente que no lee en inglés, o los que buscan este broli en su idioma original y no lo encuentran debido a su escasez. El Vol.2 ya lo reseñé el 09/04/15, y los numeritos que podrían formar un tercer TPB nunca fueron recopilados en este formato. DC, compadre…
Me vengo a Argentina, para leer la edición en libro de El Día Más Largo del Futuro, la epopeya sin textos de Lucas Varela que se había serializado previamente en Fierro y… y la reputísima madre que lo parió! ¡Qué injusta es la vida, la concha de la lora! Varela trabajó AÑOS, pero literalmente AÑOS en esta obra, dejó LA VIDA en estas 112 páginas, la empezó en Francia, la siguió en Buenos Aires, la terminó de vuelta en Francia, dejó pasar otros laburos (quizás más rentables) para hacer esto, fueron meses y meses de sacrificio… y vengo yo y me la bajo en menos de 20 minutos. Y le dedico… otros 20 a escribir una reseñita de mierda. No es lógico, no es proporcional, es un disparate. AÑOS de laburo del autor contra 20 minutos de lectura del lector. ¿Por qué pasa eso? Porque El Día Más Largo del Futuro no tiene textos.
Narrar una historia compleja, con acción, rosca empresarial y política, toques de comedia, un cierto vuelo poético y una bajada de línea que nos invita a reflexionar acerca de los pro y los contra de una sociedad capitalista basada en el consumo, es un kilombo. Hacerlo en 112 páginas SIN TEXTO, es una odisea. Varela lo hizo y demostró estar a la altura de las circunstancias, logró una verdadera cátedra de narración gráfica que no se parece a nada (me hizo acordar, apenas por un segundo y sólo a nivel argumental a Viva Pâtamâch!, la novela gráfica de Capron y Patrice Killoffer que vimos un lejanísimo 02/02/11) y que además resulta ideal para su apabullante manejo del dibujo, del color y de la puesta en página. Y ni hablemos de los detalles, del laburo que tienen los fondos, del cuidado en el lenguaje corporal de los personajes… Esto es espectacular en todos los rubros, en todo el sentido de la palabra.
Después de gemas como Paolo Pinocchio, Diagnósticos o (un toque más atrás) El Síndrome Guastavino, no me imaginaba ni en pedo que la mejor obra de Varela iba a venir por el lado de la ciencia-ficción. Pero vino. El futuro llegó hace rato, y los que leemos (o hacemos) la Comiqueando, descubrimos hace 20 años que Lucas Varela iba a estar entre los autores más grossos del futuro.
Volvemos pronto con más reseñas.

5 comentarios:

Fede dijo...

Genio Lucas Varela. La descarté totalmente cuando salía en Fierro porque ese formato la estaba destruyendo. No sabía que le había tomado tanto tiempo. Apenas la veo la cargo

Ted Kord dijo...

Me imagino que ya te lo informaron pero hace semanas que es imposible loguearce en la pag de comiqueando y la animación de la portada sale con errores.
Saludos

Facundo López dijo...

Librazo el de Varela. Es un deleite cómo narra este hombre.

El hombre blogger dijo...

Yo tampoco puedo registrarme en Comiqueando, así que digo acá lo que no pude en el sitio. Ya no recuerdo en que nota lo leí, o si acaso lo escuche en el podcast, pero el tema de los cosplayers ya degradó demasiado el panorama. No hablo de las convenciones y "eventos", me refiero a fenómenos como el de Gwenpool y cosas como esas. No leí nada de ese personaje, no digo que no tenga potencial o que tenga que ser una basura, pero ahí tenés como responde la industria a un capricho de los cosplayers. Una portada alternativa de Deadpool con una broma tonta se pone de moda porque la gente se empieza a disfrazar de eso y las usinas lo sacan y lo ponen en la calle, que sigue entonces? cualquier cosa puede pasar, y no necesariamente creo que vaya a ser bueno.
Ya es hasta común la presencia de actrices porno disfrazadas de personajes, no es que no puedan hacerlo, pero ya es un circo romano, es mucha gilada junta. Si fuera un fenómeno igual de exitoso acá en Argentina, no sería raro ver gente como Belen Francese o Guido Suller, es una cosa que ya perdió todo el significado.
Lo otro, me gustaría que hagan un podcast sobre el fenómeno opuesto que está sucediendo, el "reboot syndrome" (perdoname Dave Sim, te voy a afanar el término), la gente que cada vez está más harta de DC y Marvel por los eternos y cada vez menos duraderos "cambios" en la continuidad. Parece que a pesar de irle bien, Marvel ha perdido bocha de lectores. Bueno, son estos los temas que me gustaría que traten en algún programa.

FAFITA dijo...

por dios, donde puedo descargar este comixs? ahhhh