el blog de reseñas de Andrés Accorsi

miércoles, 11 de abril de 2018

MIERCOLES CALUROSO

En Buenos Aires es otoño, pero hoy tenemos temperaturas de verano. Y yo estoy en una computadora prestada, lejos de mi querido ventilador…
Tarde pero seguro leí Los Complots Nocturnos, un libro del inmenso David B. que data del 2005, en el que se recopilan 19 historias cortas basadas en los sueños del autor. Los sueños e David están poblados de persecuciones, misterios, gangsters, sicarios, conspiraciones bizarras, climas ominosos, crímenes de lesa humanidad y las infaltables metamorfosis, tan típicas de los mundos oníricos por los que todos viajamos a la hora de apolillar.
¿Se puede contar buenas historias en base a sueños? Y, se complica. Las tramas rara vez avanzan hacia una resolución, muchas veces se cuelgan en detalles irrelevantes, se repiten ciertos elementos mientras que otros desaparecen sin ninguna explicación… La idea de David B. no es tanto seducir desde la solidez de los argumentos, sino cautivarnos desde los climas, hacernos partícipes de esa sensación tan típica de los sueños, la sensación de que puede pasar –literalmente- cualquier cosa. Y la verdad es que rara vez los relatos no me generaron aunque más no sea una cierta intriga.
Por supuesto, no me compré este libro (ni el de Rick Veitch con la misma temática, reseñado el 01/07/16) buscando grandes guiones, si no que el gancho fue principalmente el dibujo. Y acá es donde David B. te pone un garrotazo en la nuca que te manda a dormir y a soñar con lo indecible. El dibujo en esta obra es PERFECTO. Fondos, texturas, rostros, movimientos, esa paleta de colores acotada a blanco, negro, grises y distintas tonalidades de azul, los efectos de iluminación extremos, a tono con la atmósfera oscura y densa de los relatos, la puesta en página clarita, sencilla, a prueba de boludos… y por supuesto el impacto de las imágenes más truculentas. No todos los días ves tipos empalados, caníbales que se morfan minas o gente trozada a hachazos. Y este genio del Noveno Arte te lo muestra sin tapujos, pero al mismo tiempo con elegancia, con clase. Si sos fan de David B. y flasheás con sus dibujos, este libro no puede faltar en tu biblioteca.
Me vengo a la provincia de Río Negro, donde en 2017 se publica el Vol.1 de Viñeta Sur, una antología con historietas de autores de la Patagonia, más algunos invitados, que nunca faltan. Esta primera entrega arranca con una historieta de Mariano Antonelli sumamente atractiva, ambientada en la primera fundación de Buenos Aires… pero en la página 16 te clava un puñal artero y maligno: Continuará. Obviamente al día de hoy no apareció un Vol.2 de Viñeta Sur y la historieta no continuó. Más adelante tenemos una muy linda historieta de Diego Agrimbau y Agustín Graham Nakamura… que ya había aparecido hace unos años en una antología de OVNI. Cosas como estas deslucen mucho a Viñeta Sur, pero por suerte tiene algunos puntos muy a favor.
La historieta de Chelo Candia es inédita, es autoconclusiva, y es buenísima. Fernando Baldó (coordinador del proyecto) mete dos historias muy lindas, una con guión propio (una joyita sin textos ni diálogos) y una con guión de Agrimbau, donde buena parte del atractivo reside en los diálogos. Y lo mejor de la antología, lo que justifica cualquier esfuerzo que tengas que hacer para conseguirla, son las 12 páginas en las que Kwaichang Kráneo retoma a los personajes de la gloriosa El Cuervo Que Sabía (ver reseña del 22/09/11) para una nueva aventura obscenamente bien dibujada y bien narrada. Quiero que se edite cuanto antes otro número de Viñeta Sur, para ver si Kráneo sigue expandiendo esta epopeya, y junta páginas para (eventualmente) armar un segundo libro protagonizado por Mono y sus amigos.
Y tengo leído un librito más, pero lo aguanto para reseñarlo mañana o pasado, junto a alguna otra cosa que lea hoy. Volvemos a leernos muy pronto solo acá, porque hasta que no consiga computadora nueva no voy a poder publicar textos en la página de Comiqueando.

3 comentarios:

oenlao dijo...

voy a agregar a david b a mi lista de compras

Rodrigo Lopez Rubio dijo...

David B es un genio. Lo valoras mas cuando has leido unos 6 libros de él y ves como salta de relatos cortos a cosas mas experimentales a novelas extensas, del b/n al color, etc. Todo lo hace increible. "Los sucesos de la noche" una de sus últimas obras es de lo mejor que he leido en mi vida.

Zambrano dijo...

los sucesos de la noche es como si borges en lugar de escritor hubiera sido historietista.