el blog de reseñas de Andrés Accorsi

sábado, 23 de febrero de 2013

23/ 02: ARROWSMITH

Allá por 2003 se reunieron para un nuevo proyecto los autores de la alucinante Avengers Forever: Kurt Busiek y Carlos Pacheco. Esta vez nos contaron una historia ambientada en 1915, protagonizada por un chico de un pueblito rural de EEUU que, aburrido de la rutina de su granja y fascinado por los relatos épicos de los héroes que peleaban en la Primera Guerra Mundial, se decide a viajar a Europa, a sumarse al combate entre las grandes potencias de esa época. Así veremos a Fletcher Arrowsmith pasar de chico a hombre, experimentar el horror de la guerra, perder, ganar, enamorarse, sufrir, ensuciarse hasta el alma con las atrocidades que le toca presenciar y finalmente convertirse él mismo en un héroe de esos cuyos relatos lo cautivaron.
Con esta consigna, las posibilidades de que salieran 144 buenas páginas de historieta eran bastante altas. Pero hete aquí que Busiek y Pacheco deciden no arriesgar: esta versión de la Primera Guerra Mundial es la de un mundo alternativo, en el que existen (integrados a los seres humanos normales) dragones, gárgolas, vampiros, hombres lobo, zombies, gigantes, trolls, golems y hechiceros de toda clase. Tanto Prusia como Galia cuentan con bichos, artefactos y conjuros de origen místico y los usan para lograr la ventaja en esta guerra cruenta y a gran escala. De hecho, el cuerpo de “aviadores” donde milita Arrowsmith no tiene aviones, sino que los “pilotos” vuelan propulsados por hechizos que los vinculan a los pequeños dragones que los acompañan.
A partir de la introducción de los elementos fantásticos, Busiek y Pacheco se permiten a sí mismos no obsesionarse con el tema de la documentación histórica y la reproducción fidedigna del período en cuestión. Como en Rex Mundi, se animan a redibujar el mapa, a cambiar brutalmente el equilibrio de poderes entre las naciones de este 1915 alternativo, a los efectos de que la historia sea menos predecible. Y a partir de ahí, toda la atención que no le ponen a respetar nombres y rostros de presidentes, reyes y ministros, toda la bola que no le dan a los uniformes y armamentos de cada una de las milicias involucradas, se la dan al desarrollo de los personajes y sobre todo a las emociones que genera en ellos el contexto extremo en el que les toca vivir. Claramente el personaje mejor trabajado es Fletcher Arrowsmith, aunque también hay secuencias de alto impacto para Rocky, Grace y Jonathan.
El final, si bien es monumental, no suena a final definitivo, y durante los distintos episodios asoman puntitas de misterio que no terminan de cerrar. Por supuesto, el universo bélico-místico que plantea la saga también es imposible de explorar en su totalidad en menos de 150 páginas. O sea que yo sospecho que esto se escribió como primer arco de una serie, que lamentablemente nunca continuó.
Está complicado encontrar palabras para lo que hace Pacheco a la hora de dibujar esta saga. Entintado por Jesús Merino con línea clara, finita, muy prolija, acá tenemos una versión del maestro gaditano que lo acerca muchísimo a los grandes dibujantes de aventura histórica que triunfan en el mercado franco-belga. Con muchos primeros planos y bastantes páginas de un sólo cuadro, es cierto, pero con un laburo impresionante en los fondos, detalles increíbles y una sutileza para las escenas tranqui que generalmente no logran los autores identificados con el género superheroico. A esto sumémosle el generoso despliegue de acción y machaca que pela Pacheco en los tramos centrados en el combate, su narrativa fina y efectiva (que acá, además, hace magia para no shockear más de la cuenta con el gore) y un muy buen trabajo del colorista Alex Sinclair, y nos queda un libro inmensamente placentero a la vista.
Arrowsmith no marca un antes y después en la historia del comic ni aspira a ascender al Olimpo. Sin embargo la rompe y te deja pidiendo a gritos una secuela. ¿Por qué? Por su hábil combinación de géneros, la profundidad que adquieren personajes y situaciones y el enorme talento volcado por una dupla autoral que se entiende a la perfección y a la que le sobra huevos para buscar vueltas nuevas, sin regurgitar ad infinitum los yeites del comic de superhéroes que tan bien manejan. Tengo la sensación de que el TPB está descatalogado, o que no es fácil de encontrar. Pero vale la pena incluso recorrer varias dimensiones alternativas con tal de conseguirlo.

9 comentarios:

Raw Fish / Strokkster dijo...

No ubico el título, pero si es un Kurt Busiek tan bueno como lo fue en Conan, debe ser nada menos que espectacular.

Aprovecho para consultar, estuve leyendo un par de scans del run de Mike Grell en Green Arrow y quede fascinado. Como puede ser que no lo hayan pasado a Vértigo? Como puede ser que no esté disponible, editado en omnibuses o al menos en TPBs normaluchos? Nunca lo entenderé.

Andres Accorsi dijo...

Es raro...Nunca entendí por qué DC barrió abajo de la alfombra toda esa etapa de Green Arrow, que allá por fines de los ´80 fue un hitazo absoluto en materia de ventas, además de mantener durante muchos números un nivel más que interesante...

Pablo Zambrano dijo...

aca en san juan en una libreria vi un hardcover de esa etapa de green arrow...
Yo tengo los primeros 4 comic books editados por zinco. los compré cuando tenia 11 años y fue uno de mis primeros pantallazos (junto a blueberry y savarese) de historieta adulta y realista

Logan San dijo...

No sabía que este tomo estaba descatalogado. Es una lástima, porque a mi entender es el mejor trabajo que he leído de la comunión entre Busiek y Pacheco. Avengers Forever me voló la peluca, pero en Arrowsmith se nota un leve crecimiento de ambos, o quizás los dos se sintieron extremadamente cómodos con la premisa y los personajes. Es una de esas historias "especiales" que se manda cada tanto Busiek estilo el "Superman: Secret Identity" que te deja con la mandíbula por el suelo.

Saludos

Raw Fish / Strokkster dijo...

Tendrás idea quien edito esa etapa en HC, Pablo?

Pablo Zambrano dijo...

no recuerdo... lo vi hace unas semanas.
en ingles se llama longbow hunters, en castellano lo tradujeron como "el cazador acecha" si no me falla la memoria.
la tapa del hardcover era la misma del primer comic book: ollie apuntando hacia arriba y seattle de noche en el fondo

Pablo Zambrano dijo...

no le des bola a mi comentario de arriba sobre la tapa, fue un lapsus de memoria. lo busqué y este el libro que vi, editado por planeta:
http://www.zonanegativa.com/?p=4800

Gonzalo dijo...

Arrowsmith está disponible en Barnes & Noble.

fabio blanco dijo...

Te tiro una curiosidad que siempre recuerdo de esta historieta, que me gusta en parte porque la Gran Guerra es mi guerra favorita: una de las tapas del comic-book muestra a la Estatua de la Libertad con una espada en la mano. Es exactamente cómo la describe Franz Kafka en la novela América, no se bien si ignorando cómo era la estatua o a propósito.