el blog de reseñas de Andrés Accorsi

sábado, 25 de octubre de 2014

25/ 10: SWAMP THING Vol.3

Ahora sí, pude leer completa la saga de Rotworld, cuta mitad “roja” vimos el 16 de este mes. La mitad “verde” también tiene muchas páginas, pero se me hizo más rápido de leer, porque 80 de esas páginas ya las había leído en el TPB de Animal Man. Vamos a centrar la reseña, entonces, en los episodios restantes, en los seis episodios que muestran la guerra contra el Rot desde el punto de vista de Swamp Thing, una vez que su camino y el de Animal Man se bifurcan.
Te lo resumo en tres palabras: espejitos de colores. Mucha grandilocuencia, machaca zarpada contra monstruos jodidos, cambios brutales en el status quo (el mundo entero poseído por la putrefacción), una epopeya a escala global… y no pasa nada. Todos los cambios vuelven para atrás, todo queda en el impacto, en el pochoclo y todo huele a relleno, a idea chiquita estirada hasta el infinito, a que se podía contar lo mismo en dos anuales. Así como el TPB de Animal Man mechaba escenas de Buddy en el mundo putrefacto con un subplot más tranqui protagonizado por Maxine, en Swamp Thing tenemos el mismo recurso, pero con Abby Arcane al frente del subplot. Y con Scott Snyder demostrando que no tenía absolutamente nada que contar en esa sub-trama. Las páginas de Abby en Europa (encima ambientadas durante el año en el que Swampy desaparece) son totalmente prescindibles, les podés hacer zapping sin perderte nada, o leerlas para bajar un cambio entre combate y combate de Swampy y sus aliados contra los bichos del Rot, pero sin esperar ningún tipo de desarrollo de nada.
Finalmente, como en el TPB de Animal Man, el último episodio, el epílogo, es donde el guionista realmente se luce y busca la reivindicación después de meses de latrocinio. Como Jeff Lemire en el n°19 de Animal Man, Scott Snyder cierra todo en el n°18 de Swamp Thing, con huevos para pegarle sacudones grossos (y espero que irreversibles) a los personajes, en un capítulo con todas las emociones que no tuvimos hasta ahora. Pero como además Snyder abandona la serie, se juega incluso más que Lemire y su final es mucho más definitivo. La despedida de Snyder invita a no seguir leyendo Swamp Thing mucho más que aquel n°19 de Animal Man, lo cual es… muchísimo. Así que el final de Rotworld terminó por ser un punto clave par bajarse de estas dos series, que prometían mucho y cumplieron hasta por ahí nomás.
Una similitud más entre este TPB y el Vol.3 de Animal Man es que la mayoría de los episodios tienen a un dibujante increíble, quizás en el mejor trabajo de su carrera. Lo que hace Yanick Paquette en este tomo es asombroso, majestuoso, totalmente descomunal, tanto en el dibujo como en la planificación de las páginas. A diferencia de Steve Pugh, el propio Paquette dibuja las secuencias protagonizadas por Abby que transcurren en paralelo a la trama central, y quizás eso sea lo que las haga mínimamente legibles. Pero también a diferencia de Pugh, Paquette no se banca más de dos o tres episodios seguidos y así es como aparecen los suplentes a los que ya sufrimos en el TPB de Animal Man: Marco Rudy, el clon choto de Totleben y Bissette que afana fotos a lo bestia, y el impresentable Andrew Belanger, que en un mundo más justo estaría preso en un penal de máxima seguridad.
Me quedo con esas últimas 22 páginas, con esos bellísimos y vibrantes dibujos de Paquette y con esos riesgos tan bien asumidos por Snyder para terminar con la mentira y darle a su despedida un verdadero sello de autor. Impredecible, emotivo, coherente, impactante, ese episodio final es lo que seguramente va a mostrar Scott Snyder cuando “le pidan el carnet” para entrar al club de los grandes guionistas de Swamp Thing, fundado por Len Wein y presidido hace 30 años por Alan Moore. El resto, hay que ser muy talibán de los New 52 (o haber leído poco Swamp Thing) para ponerlo entre las etapas más gloriosas de este entrañable personaje.

8 comentarios:

Liponidas dijo...

Coincido aunque yo estiré un poco más y me sorprendí gratamente con lo que está escribiendo Soule, este si se parece más al Swamp Thing que me gusta.

Andres Accorsi dijo...

No descarto entrarle alguna vez a lo de Soule. Lo tengo que ver muy barato para decidirme, eso sí...

Raw Fish / Strokkster dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Raw Fish / Strokkster dijo...

Lo de Soule esta bueno aunque no llegue a los talones de lo de Moore o Breccia, y se mantiene unos 2 tps ponele. La saga del Seeder.

Pasado ese punto termina siendo ¿que 'kingdom' inventamos este mes? Una cagada importante.

Obi Bujannie dijo...

Lo de Snyder a mi me gustó. Es divertido. No es lo mejor en el género de Snyder es "Severed" (American Vampire no lo leí), pero en lo que es Swampy es entretenido de leer y una buena actualización del personaje. Creo que Snyder da para más y se le puede pedir más, por eso que deja con gusto a poco. Lo de Soule me sorprendió, esta bueno, no baja el nivel respecto de Snyder, pero por ahora lo de los "Kingdoms" me recuerda a como Millar iba subiendo la apuesta en su paso por el verdoso... habrá que ver como lo termina. Igual, todavía no llego quien renueve del todo al personaje... por otro lado, ¿a esta altura, se puede hacer algo novedoso con Swampy? Lo digo con todo el amor del mundo por el personaje.

Anónimo dijo...

Alguno está leyendo Wytches (de Snyder)? Está muy bueno, es como que se guardaran la inspiración para sus proyectos independientes...igual a mi tampoco me desagrado su Swamp Thing.

Obi Bujannie dijo...

Wytches pinta muy MUY bien. Snyder lo mejor que esta haciendo en el mainstream DC es Batman que a mi particularmente ME ENCANTA, aunque Batman no sea gloriosa al nivel de su etapa en Detective, la dupla con Capullo eleva a muy buenos guiones a otro nivel (su Superman si no me gustó, en realidad Superman después de lo que hizo Morrison como que no queda mucho más que decir, inclusive su Action Comics no llega a la excelencia del All Star Superman).

Anónimo dijo...

Si, estamos de acuerdo, ni siquiera su último Batman me gustó ni cerca del All Star Supeman...