el blog de reseñas de Andrés Accorsi

jueves, 12 de marzo de 2015

12/ 03: CRONONAUTAS

Sigo leyendo material que sólo a mí me interesa y generando reseñas que no motivan la más mínima respuesta de nadie, pero bueno… es un blog, no un programa de tele del prime-time.
Esta vez cruzo el charquito para leer una historieta de autores uruguayos, movida por una idea muy atractiva: una aventura de palo y palo, con peripecias, peleas y chistes, que tiene que ver con los viajes en el tiempo y que le sirve al guionista Magnus (a quien ya vimos en alguna antología) para tirar data acerca de las distintas épocas históricas que visitan los protagonistas. Crononautas está apuntada a un lector joven, menor de 13 años, y logra bajar esta info de modo para nada acartonado, muy bien integrado al concepto de la aventura.
La aventura en sí es ingeniosa, tiene algunos elementos muy trillados y otros muy originales, y está muy bien condimentada con chistes que me causaron bastante gracia. Por ahí lo único criticable es que en 48 páginas pasan demasiadas cosas, y no le queda margen a Magnus para profundizar en las personalidades de los protagonistas ni en las motivaciones de los villanos. En la tercera viñeta en la que aparece Walter, ya se está cagando a trompadas con los villanos. Y eso ilustra claramente el hecho de que el guión no nos da tiempo para familiarizarnos con los héroes de Crononautas, para identificarnos con ellos, o coparnos con su forma de ser. Con el correr de la aventura, aparecerán algunas pinceladas más para dotarlos de más carnadura, pero sin dudas es el rubro más débil de un guión muy ganchero, con un ritmo que –no tengo dudas- debe ser hipnótico para un borrego de 10 años.
Por supuesto, mucho más que los guiones a los chicos los ceban los dibujos y ahí es donde Crononautas acumula más problemas que logros. La faz gráfica está repartida entre Carlos Lemos (que comparte nombre pero no identidad con el guionista brazuca al que vimos hace no mucho en Ronda Noturna) y Taibox, pero no tengo muy claro qué hizo cada uno. Lo cierto es que, de punta a punta, el dibujo me resultó flojísimo, muy derivativo, con errores de principiante en la anatomía, en la narrativa, en la composición, criterios muy endebles para determinar cuando dibujar y cuándo omitir los fondos, muchos problemas en las caras (sobre todo en los tramos de los mayas y los egipcios)… en fin. Se nota mucho (como diría Chiche Niembro) la diferencia de jerarquía entre la portada de un profesional con todas las letras como Diego Jourdan y 48 páginas de historieta dibujadas y coloreadas medio a los tumbos por artistas que claramente no están a la altura. Por suerte no son tantos los momentos en los que las pifias de Taibox y Lemos te desenganchan del ritmo del relato y no hay que hacer esfuerzos sobrehumanos para llegar hasta el final.
Más allá de estos problemas, que se podrían corregir tranquilamente en un segundo libro si Magnus se rodea de dibujantes más capacitados, lo que mejor hace Crononautas es ocultar su faceta didáctica, enseñar sin que se note. Eso es muy difícil y muy meritorio. Por eso y porque la aventura es muy dinámica, y porque los toques de humor funcionan muy bien, banco a los Crononautas y espero que eventualmente salga a la luz una segunda entrega de esta serie made-in-Uruguay.

4 comentarios:

Diego Prósperi dijo...

Holas, a mí estas reseñas de historietas de por estos lares me interesan. Muchas de cómics yanquis siempre las paso de largo, porque tales cómics me parecen fríos en un punto, pero no como Chris Ware, porque ni siquiera tienen elegancia, melancolía o creatividad y me parece que Chris Ware sí. A veces veo los comentarios en Comiqueando on line sobre DC y parecen cosas de palo y a la bolsa, producción masiva equiparable a programa de televisión prime time.
En cambio, si bien hay fanzines que hay que leerlos "con un antiácido" (tal el caso de algunos contenidos de Setrocómic), me llama más el amateurismo y sus incontables pifias. Quizá por hacerme el avant-gardé destacando una frescura que no es tal, quizá por mi mero mal gusto para con las cosas. No parece ser ésta pretensión (las pifias, el mal gusto) la de Crononautas (al juzgar por tu reseña, que es lo único que sé de esta obra). Si la llego a encontrar la compraré.
Quiero decir, supongo que no me parece un requisito imprescindible que los fondos u escenarios aparezcan y desaparezcan en momentos álgidos para el lector más avezado, o que la anatomía intente mediante proporciones creíbles e invariables hacernos creer que no asistimos a unos dibujos de monitos intraviñetales.

En fin, no jodo más; perdón por mi extensión en lo accesorio. ¡Saludos!

Pablo Zambrano dijo...

yo las leo siempre, casi nunca comento porque generalemnte las leo de mi celular antediluviano que no me permite ingresar a los comentarios.
No te sientas mal ;-)

Diego Prósperi dijo...

Bueno, es que a mí me ponen muy triste estas cosas. Suelo sufrir mucho porque quiero ser vegano y en este país son todos unos morfa chobis futboleros, y también porque mi casa tiene goteras y cuando llueve se me mojan todas las historietas. :(

Pero bueno, alguna vez, intercambiamos algunos comentarios sobre fanzines chotitos y ombliguísticos. Alusiones veladas para las masas, pero una fiesta para unos pocos. No sé si llegué a exponerla entonces y no sé si ahora sea el momento. No será Crononautas, pero los fondos no aparecen cuando debieran, hay inoportunos cambios de dibujante y las proporciones anatómicas brillan por su inconstancia.

MaGnUs von Tesla dijo...

Andrés, te agradezco la reseña, y como guionista, atiendo las críticas sobre lo apurado de algunas cosas, sobre todo lo de las motivaccciones de los villanos. Es la segunda novela gráfica que escribo, y la primera que fue concebida desde el primer momento como novela, y espero ir mejorando para proximas entregas... Crononautas II está planeado.

También agradezco lo que mencionas sobre que la faceta didactica es sutil, porque fue una de las cosas que me propuse con el guión, acompañando la historieta también con los textos masacote del final sobre las cosas históricas usadas en el libro. Lo mismo agradezco que la aventura te haya parecio dinámica, y que el humor funciona bien... quiere decir que las influencias que estaba tratando de canalizar (Tintín, Patoaventuras, Doctor Who, Star Wars, Indiana Jones, BTTF, etc) lograron su cometido.

Del dibujo, solo puedo decir que los tiempos no fueron calculados muy bien, y que hubo cosas que lamentablemente hubo que apurar, y que serán corregidas también para siguientes entregas. Nuevamente, se agradece la reseña, y que banques a Crononautas... y que adivines que es obviamente una serie.

Sobre lo que hizo cada artista... al final del libro, antes de las "escenas postcreditos", está todo detallado: Lemos hizo el arte de los capítulos 1 y 3, y el epílogo, y Taibox dibujó los capitulos 2 y 4, la contratapa, y coloreó todo el comic, menos la tapa. Diego Jourdan hizo la tapa, la Profesotra Gabriela Iraola fue nuestra asesora histórica, y servidor hizo el guión, rotulado, edición, y diseño del libro.

Por último, el libro tiene distribución en Argentina, asi que lo pueden conseguir allá, y también aca en Montevideo, pero también está (por las bases del Fondo estatal que nos dio el dinero para el libro) disponible para descarga gratuita en crononautas.cf.

Y gracias a Diego por el interés en el libro tambien.