el blog de reseñas de Andrés Accorsi

miércoles, 6 de julio de 2011

06/ 07: iZOMBIE Vol.1


Y Vertigo lo hizo de nuevo… No conocía al guionista, ya dije mil veces que no me interesan para nada los zombies, pero le di una oportunidad al primer tomo de esta serie, cebado principalmente por la presencia del glorioso Mike Allred, y la recompensa superó infinitamente mis expectativas. Sí, ya sé… comprar un comic de Vertigo por el dibujante es un disparate sólo comparable con el de haber votado a Macri en 2007 y tener ganas de volverlo a votar. Pero es Mike Allred, man. El Más Grande. El tipo cuya cara aparece en el diccionario cuando buscás la definición de “cool”. A este genio hay que comprarle todo lo produce, hasta las heces.
Y esta vez, la bizarra timba garpó a full. iZombie es una serie exquisita, muy ganchera y muy bien llevada por Chris Roberson, el guionista. En apenas 5 episodios, el tipo te arma un elenco de 12 personajes y todos tienen rasgos y cositas muy interesantes para explorar. La protagonista es Gwen, una chica zombie, pero que si se morfa un cerebro por mes la logra caretear, no se convierte en una estúpida que camina a los tumbos, babea y dice “cereeeebrooos”, como tantos otros de sus congéneres. Pero cuando se come un cerebro se le aparecen en la mente los recuerdos del propietario de la masa encefálica que se acaba de deglutir, lo cual le trae unos cuantos problemas y la impulsa a tratar de resolver misterios o rectificar injusticias que llevaron a la muerte a ese pobre tipo (o mina). No me digas que no está bueno! Encima Roberson explica perfectamente por qué Gwen no funciona como un zombie normal.
Rareza entre las rarezas, Gwen se rodea de una chica fantasma muerta en los años ´40, de un chico que se convierte en hombre-terrier, interactúa con una especie de momia egipcia (que amaga con ser el villano de la historia, pero al final… no te lo voy a contar), se cruza con una cofradía de chicas vampiro y pega onda con un chico que se dedica –mirá vos qué casualidad- a cazar y destruir a vampiros, licántropos, fantasmas y todo tipo de muertos vivos. Todo esto en un clima de cuasi-comedia juvenil, obviamente atravesada por situaciones absolutamente bizarras, fruto de la particular condición de toda esta manga de freaks.
En cinco episodios hay una sóla escena de acción (en el cuarto capítulo), y ninguna de sexo. Pero las revelaciones que se suceden están tan bien dosificadas, y tan bien entrelazadas con una ingeniosa e impredecible construcción de plots a futuro, que la lectura no se hace densa en ningún momento. Por supuesto, ayudan mucho los diálogos, que es otro punto muy fuerte de Roberson, quien también escribió varios números de Superman y de Elric, la gran creación Michael Moorcock.
Y con todos esos logros, el escritor y guionista no logra ni por un segundo eclipsar a la verdadera estrella, que es –obviamente- Mike Allred. En perfecta conjunción con su esposa y colorista Laura, el creador de Madman demuestra una vez más por qué es el mejor dibujante de freaks con onda. Con su trazo preciso, elegante, lleno de expresividad, Allred le aporta carisma y credibilidad a los extraños pobladores de Eugene, Oregon. Y cuando te tiene que estremecer (como en la escena en la que vemos por primera vez a Gwen morfándose un cerebro arrancado a un cadáver que acaba de desenterrar) te estremece a full, no se guarda nada. Como siempre, Allred mete maravillosos detalles en los fondos, en la ropa, hasta en los peinados de los personajes. Y por si faltara algo, su infalible destreza narrativa le permite contar varias historias en paralelo, alternar secuencias de presente, pasado, recuerdos propios y ajenos y arriesgadas composiciones de página como la del paseo por la ciudad de Gwen y Horatio. Realmente es un lujo de aquellos tener a un artista de esta magnitud en una serie mensual, y encima en una que no escribe él mismo, sino que se limita a dibujar (con increíbles pilas) guiones ajenos.
Entre fines de este año y principios del próximo, se terminan Northlanders, DMZ y Scalped. Todo mal. ¿Vertigo se va al descenso? Ni a palos. Con series como Sweet Tooth, The Unwritten y iZombie, el sello tiene argumentos de sobra para seguir en Primera (y peleando varios torneos a la vez) varias temporadas más.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hblando de Zombies, que te parecio Crossed de Garth Ennis? Te gusto Andres?

Andres Accorsi dijo...

Nunca lo leí...

Lucas Fulgi dijo...

Me dieron ganas de leerlo...
Saludos

Simpsonito dijo...

Qué buena serie, la seguí en scans creo que hasta el 5 o 6 y me quede con ganas de más, hasta que dije junto y leo todo de un tirón o no la leo más, y al final no leí más, se me pasó...Cuando me contaron la idea dije "quiero quiero quiero", pero cuando la empecé a leer no podía creer que esto este saliendo en fetas. Ahora que me la recordaste la busco y si la encuentro la compro.