el blog de reseñas de Andrés Accorsi

lunes, 31 de octubre de 2011

31/ 10: DUNGEON MONSTRES Vol.4


Bueno, hoy terminé el tomo de La Mazmorra que estaba leyendo ayer cuando se me ocurrió lo de los traductores…
Como siempre, NBM te habilita dos álbumes franceses en cada tomo y esta vez, hasta respeta el orden. Son los Vol.5 y 6 de la colección francesa Monstres, la que narra historias con los personajes secundarios de las tres sagas centrales. La primera historia es muy grossa. Está ambientada en la época de los primeros tomos de El Amanecer y protagonizada básicamente por Horus, que acá es muy joven. También lo acompañan unos muy jóvenes Jacinto y Alcibíades y el Profesor Cormorant. Entre otros, porque La Nuit du Tombeur (traducida en España como La Noche del Seductor y en EEUU como Night of the Ladykiller) es una obra de protagonismo claramente coral. La trama gira en torno a “la República Mágica” que es como se autodenominan los estudiantes de necromancia y está atravesada por un eje central: Horus es acusado de haber seducido y embarazado a varias chicas de la ciudad. La cosa se complica tanto que hasta es obligado a casarse con la hija de un noble. Pero Horus jamás se transó a ninguna de estas minas y deberá demostrar que es víctima de un complot en su contra, y obviamente desenmascarar al responsable del lujurioso ardid.
Con esto sólo alcanzaría para bancar sin sobresaltos una muy buena trama de misterio con un tinte erótico, pero Lewis Trondheim y Joann Sfar no se aguantan las ganas de que también haya humor, y ahí entra en juego una sub-trama, perfectamente hilvanada con la principal, que es la de Tristan, el hijo cuasi-subnormal de Victor Shambun, el director de la morgue. Por supuesto, esto enriquece la historia y la dota de una magnífica provisión de escenas desopilantes y diálogos memorables. Por si faltara algo, vemos un cachito más del origen de la Mazmorra, porque Jacinto visita a su padre y este le cuenta acerca de los monstruos y criaturas que está encanutando en su fortaleza.
El dibujo corre por cuenta de Vermot-Desroches, un dibujante que (por lo menos en este trabajo) clona milimétricamente a Blutch, que era en ese entonces el dibujante titular de El Amanecer. El único mérito es que clonar a Blutch es muy difícil. Pero por supuesto, uno hubiese querido ver algo más propio y más original.
La segunda historieta es Du Ramdan Chez les Brasseurs, ambientada en los últimos tiempos del Cénit, cuando Jacinto ya está viejo y choto. El protagonista excluyente acá es otro grandote medio subnormal, el mismísimo Grogro. Pero si leíste mucho Groo, no te va a costar nada imaginarte que el protagonista es Groo. Esta vez, Sfar y Trondheim ponen al humor a tirar del carro y va para adelante como un tren bala. Creo que no hay ni una de las 46 páginas que no tenga buenos chistes. Incluso hay guiños a la continuidad: aparece un conejito rojo muy sacado que casi seguro es Marvin el Rojo, uno de los protagonistas de El Crepúsculo. O sea que hasta hay aportes copados por afuera de la aventura 100% en joda, con asquerosidades, machaca y situaciones absurdas.
Esta vez el dibujo está a cargo de Yoann, que se va al carajo, mal. Hasta ahora, en todas las historias de La Mazmorra se imponía el color plano, sin volúmenes. Hasta Carlos Nine se lo tuvo que fumar. Pero Yoann se tira a la pileta y colorea todo con acrílicos, para lograr volúmenes y brillos de esos que veíamos hace 20 años en los mejores trabajos de Simon Bisley (Slaine, Batman/ Judge Dredd). El resultado es majestuoso. Sobre todo porque el tipo le aplica técnicas pictóricas a un dibujo simple, de corte humorístico, y sorprendentemente le queda bárbaro. Así como lo de Vermot-Desroches era predecible y derivativo, lo de Yoann es un salto al vacío absolutamente genial, que hace de esta aventura un hito único en la hiper-saga de La Mazmorra.
Y al final la promesa de que en Septiembre de 2011 volvía La Mazmorra con tomos nuevos a cargo de Trondheim y Sfar terminó por ser un chamuyo, menos constatable en la realidad que las profecías apocalípticas de Lilita Carrió. Un verdadero bajón, porque los que nos hicimos adictos queremos YA nuevas dosis de esta maravillosa droga comiquera.

8 comentarios:

Pablo Zambrano dijo...

Andres, lo ultimo que salio de cenit fue retour en fanfare? xq si la han dejado colgada ahi son unos hdp!

Andres Accorsi dijo...

Sí, Pablo. Ese es el último del Cénit, hasta ahora.

Anónimo dijo...

Andres, te queria preguntar si has leido las sagas de literatura fantastica, Cancion de Hielo y Fuego de Martin, y El nombre del Viento (que su continuacion es El temor de un Hombre sabio) de Rothfuss, y si las leiste que opinas de ellas.
Particularmente me parecen muy buenas las dos, sobre todo por como le dieron de formas diferentes una vuelta de tuerca al genero.
Buenisimo el blog. Saludos.
Pato

Andres Accorsi dijo...

No, pato. Soy bastante ignorante en materia de literatura fantástica. No leí ni siquiera Dune, ni el Señor de los Anillos. El fan de esa literatura es mi hermano Diego.

Alejandro Pablo dijo...

Hola Andrés. Este comic se puede empezar por cualquier lado o hay que seguir el orden cronológico para comprender. Gracias desde ya!

Andres Accorsi dijo...

Monstres se puede empezar de cualquier lado. Se disfruta más si leíste (en orden) los tomos del Amanecer, el Cénit y el Crepúsculo, porque estas historias son complementarias de aquellas.

Mauro Vargas dijo...

El género espada y brujería me embola tanto...hasta que apareció La mazmorra y me voló la cabeza, lejos la historieta de humor y aventuras más copada de los últimos 10 años (o un poco más?)

Anónimo dijo...

El dibujante titular de amancer y el que copia este dibujante es Christophe Blain , no Blutch, que solo dibujo uno, creo de Monstruos.