el blog de reseñas de Andrés Accorsi

martes, 22 de mayo de 2012

22/ 05: IRISH COFFEE

Bizarras coincidencias... Esta tarde estuve charlando largo y tendido sobre Cybersix con el maestro Juan Sasturain, para un episodio de Continuará que saldrá al aire el año que viene. Y ahora me toca hablar conmigo mismo sobre Irish Coffee, otra obra de los inolvidables Carlos Trillo y Carlos Meglia.
El imponente libro editado a todo culo por Napoleones Sin Batallas ofrece dos etapas bien marcadas en la historia del personaje. Por un lado, los primeros 12 episodios, los que se vieron en Puertitas, que son los que inician la larga y fructífera colaboración entre Trillo y Meglia, allá por 1988. Y por el otro, un segundo arco inédito en castellano, de cuatro episodios realizados ya a mediados de los ´90, cuando los autores compartían ese multitudinario estudio en el que salían con fritas las páginas de Cybersix. Pero estamos hablando siempre del primer Irish Coffee, del clásico, no del que aparecería más tarde en las páginas de Clarín, metido en una saga ambientada en Argentina, con Menem como villano y demás bizarreadas.
Los primeros 12 episodios muestran a las claras cómo se va ensamblando la dupla. Entre el tercero y el cuarto (o sea, durante el arco contra Ron Collins), el dibujo de Meglia pega un salto cualitativo increíble y de ahí en más, no para nunca de mejorar. Para el final de la saga de Sandy, el dibujo es absolutamente perfecto, mejor incluso que en El Libro de Gabriel, que es justo posterior. Acá es cuando Meglia se enamora de la historieta. Estimulado como nunca antes por los guiones de Trillo, desarrolla ese estilo tan característico, con esos rasgos aniñados, esa dinámica zarpada, esa línea prolija y caótica a la vez y –lo más importante- ese sistema derivado de sus años en el campo de la animación para crear unos fondos devastadores, que se repiten una y mil veces mientras los personajes se desplazan sobre ellos, como en una película o una obra de teatro. El color –agregado para esta edición- es excelente y potencia muchísimo la magia visual que proponía Meglia en la versión original de estas historietas.
Trillo plantea a Irish Coffee como un detective con poderes paranormales, que resuelve casos que involucran a espíritus, fantasmas e incluso a productos de su propio subconsciente. Hay una especie de contradicción muy rica para la serie: por un lado, Irish es un auténtico Guacho Winner, se levanta a las mejores minas y es constantemente requerido por el Inspector Martini para resolver los casos más complejos. Por el otro, muchas de las amenazas que debe combatir... las genera él mismo! Sus recuerdos de la infancia, su torpeza a la hora de mentir, su miedos... todo se le vuelve en contra en algún momento de estos episodios. O sea que nunca lo vemos como al tipo recontra-canchero que se lleva al mundo por delante y soluciona todo de taquito, aunque tiene poderes y carisma como para hacerlo. Irish se comporta más bien como un tipo melancólico, taciturno, al que los poderes le pesan más de lo que lo reconfortan... excepto cuando le toca revolcarse con Sahara Lone en unas escenas de alto voltaje erótico, magníficamente dibujadas por Meglia.
El último arco, el de mediados de los ´90, está dibujado por una legión de asistentes y aún así se la re-banca. Los trucos para repetir los dibujos son medio alevosos, pero como estos siguen fielmente la línea de Meglia, siempre quedan bien. La resolución al misterio es impredecible y emotiva y –por si faltara algo- en estos episodios Trillo suma un nuevo personaje interesante (Mary Bloody) y sitúa la acción en la ciudad de Meridiana, como para abrir el camino hacia un team-up con Cybersix, que no sé si se llegó a concretar.
A diferencia de El Libro de Gabriel, Irish Coffee tuvo tiempo y espacio para evolucionar hasta convertirse en una muy buena serie. Y a diferencia de Cybersix, no se estiró hasta el infinito, sino que estos 16 episodios conforman cinco saguitas (más dos unitarios, los dos primeros) cerradas, sólidas, con espacio para la caracterización, los climas y las vueltas de tuerca poco predecibles al tema del investigador de casos paranormales, tan gastado de Dylan Dog para acá. De última, si los guiones no te hacen decir “Wow! No puedo creer tanta genialidad junta!”, hay varios episodios en los que te lo va a hacer decir el dibujo, sin dudas. Por culpa de Meglia (y del equipo que coloreó estas páginas) esto hay que leerlo con ropa interior de repuesto, de verdad. Mozo, un coffee!

16 comentarios:

elgorrión dijo...

Cuando leí sobre su futura publicación, no podía esperar a tenerlo en mis manos. Pero cuando efectivamente pude sopesarlo, el coloreado me tiró para atrás. Se que se basaron en directivas de Meglia, pero siento que le faltó mucha más producción. Ahora entiendo a los que compraron la discografía de los Beatles en mono, cuando la tenían en estéreo al lado.

rpon dijo...

Uno de los mejores libros editados en la Argentina en los últimos tiempos. Lo único que no me gustó fue el precio, aunque lo pude pagar, se que mucha gente se quedo afuera. Y otra cosa el código en la contratapa que me dejo afuera porque no tengo Blackberry o algún teléfono inteligente de esos. Igual lo esencial está que es una gran historieta.

Anónimo dijo...

Osea que esa saga contra contra el peor de los villanos patilludos no esta recopilada aca?

Andres Accorsi dijo...

No, porque es otra versión de Irish Coffee. Un Irish Coffee de Tierra-2, si querés...

José A. García dijo...

Particularmente tampoco me gustó el cómo está coloreado. Es muy básico, serán directivas de Meglia, pero no es el color de Meglia como lo hizo para Infinity City, por ejemplo. Muy plano, poco expresivo. Y, además, en ninguna parte del libro se dice quién lo hizo, al igual que en 'el libro de gabriel', nos quedamos con esa duda.

Y el precio... ¿No hubiera sido mejor sacarlo en tapa blanda y a un precio más accesible para que la obra de los Carlos tuviera una difusión un poco mayor que el escaso mercadillo de historietas habitual?

Muy buenos dibujos, eso sí, Meglia es insuperable.

Saludos

J.

P.C. dijo...

Todavía no lo ví por acá (Neuquén), y los comentarios sobre el color me tiran un poco para atrás. Ya que hay varios comentando lo del precio, ¿a cuánto está?

Andres Accorsi dijo...

El libro cuesta $ 200. Son unas 160 páginas a color, con tapas duras y formato grande.
Yo a los coloristas los banco a muerte. Hicieron un trabajo espectacular.
Y la única forma de que llegue a Neuquén es rompiendo las bolas para que las comiquerías lo encarguen a las distribuidoras... o pedirlo a alguna comiquería virtual de las que trabajan sólo en la web.

Anónimo dijo...

andres banca a muerte a esos coloristas mediocres porque el libro sale $200. el tipo tiene que vender.

Arcadio dijo...

La labor de edicion para los libros de Meglia de Napoleones es muy mala. En todas la linea clara, pristina de Meglia se ve pixelada y con ruido. Pesimo trabajo del scanner y del que se encargo de trabajar con las paginas digitalizadas. En algunas viñetas se nota menos y en otras mas, pero el trazo nunca es limpio como deberia ser. Para un libro mal editado, 200$ es un disparate...

Anónimo dijo...

El color de Irish Coffee no podria ser jamas como el de infinite city, el color de Irish tiene una onda vintage que le queda buenisimo. Y fue idea de su guionista, Trillo.
Son +200 paginas, y algunas partes del material original no existe mas, lo que justifica algun pixel de mas aqui y alla.
El color de El Libro de Gabriel lo termino Carolina Azadte (que pertenecia a su equipo de coloristas), y casi la mitad del libro fue coloreado por el mismo Meglia.

Andres Accorsi dijo...

El día que yo opine a favor de un libro "porque lo tengo que vender" les pido por favor que no entren nunca más a este blog.
A mí me chupa un huevo quién distribuye los libros que leo. No voy a mentir para vender cuatro ejemplares más, ni de los libros de $ 200 ni de los de $ 20.
Además, de Irish Coffee ya se vendieron muchísimos.
Si reivindico a los coloristas de este libro es porque su laburo me gustó mucho de verdad.

P.C. dijo...

Uh, 200 mangos está fuera de mi alcance por ahora, más allá de la calidad que tenga. Y lamentablemente acá en Neuquén no queda ninguna comiquería, lo que se consigue es lo que llega a las librerías, o a veces a los quioscos. El problema con comprar por internet desde acá es que te fajan con el envío y casi todo pasa a ser incomprable para mí, pero así y todo me la rebusco para comprarme algo de vez en cuando.
Gracias por la información, y yo todavía pienso seguir leyendo el blog porque no me parece que los artículos estén afectados por intereses comerciales, pero eso quizás es porque soy del interior y no me sé todo el puterío que hay allá (no estoy seguro de si es una ventaja o desventaja).

José A. García dijo...

El artbook que editaron, creo que fue lo primero de Meglia que editaron, tenía muy buena calidad. Por mi parte hubiera esperado un par de cosas más, pero aún así es interesante para ver la evolución del estilo Meglia.

El libro de Gabriel no lo compré porque no me gustó la edición.

Y el libro de irish Cofee, la verdad no me gustó como quedó coloreado, no critico a quien lo hizo, sino el resultado final. Que son dos cosas diferentes.

Espero, también, que algún día se edite todo Cibersix para poder leerlo en español y no verme obligado a aprender italiano...

Saludos

J.

Pablo Zambrano dijo...

a mi tampoco me copó el coloreado :-S

Anónimo dijo...

si me jode la linea pixelada.
tengo (salvo la historia inedita) toda la etapa puertitas encuadernada en un librito humilde pero que amo como a pocos.
compre este libro contentisimo, y si bien es de puta madre la edicion, la digitalizacion es una cagada, las lineas pixeladas son una patada en los collons.

Enzo Nicolini dijo...

Hola. Pude ver la edición recientemente en la FIC Santiago y me quedé con las ganas de comprarlo. ¿Dónde lo encuentro? ¿Se puede encargar desde fuera de Argentina?