el blog de reseñas de Andrés Accorsi

jueves, 27 de diciembre de 2012

27/ 12: CONVERSACIONES EN LA CIUDAD DE CARTON

Hoy se enciende la alerta de trolls, porque mi recorrida por la historieta latinoamericana me lleva a leer una obra... de autores peruanos!
Ganadora de un reciente premio de Novela Gráfica organizado por la librería/ editorial Contracultura (la única que genera con alguna constancia obras de nuevos autores peruanos), Conversaciones... tiene varios problemas. Es solemne, es críptica, no intenta nada parecido a una curva dramática y a la hora de combinar textos y dibujos, lo hace con la destreza de un pingüino empetrolado. Tiene a su favor un ancho de espadas, que es el dibujo de Miguel Det y Agueda Noriega, muy, muy trabajado, muy logrado, aunque poco eficaz a la hora de contar la historia. Bah, el problema es que “la historia” no es tal. Una vez que dejás de babear con los dibujos, llega la hora de tratar de leer la historieta, y ahí la cosa se hace cuesta arriba.
Si bien no me animo a etiquetarla como “biografía”, Conversaciones... hilvana, o intenta hilvanar, varias secuencias de la vida de un poeta peruano, Rafael de la Fuente Benavides, más conocido como Martín Adán. Las secuencias y anécdotas aparecen en orden no cronológico, mechadas con data no muy explícita sobre la situación política en el país (Martín Adán vivió entre 1908 y 1985, o sea que sobran los momentos interesantes para reflejar) y salpicadas con textos extraídos de los propios poemas de Adán, famosos por su hermetismo, su complejidad y su profundidad metafísica. Estamos por batir en la coctelera lava volcánica, nitroglicerina, uranio enriquecido, viagra vencido y pis de Fing-Fang-Foom. De acá puede salir cualquier cosa, y seguro lo que salga va a ser... delicado.
Sumémosle a la alquimia el hecho de que Adán era alcohólico y que, a medida en que sus desventuras económicas superaron a su éxito literario, pasó más y más años de su vida en hospicios y hospitales de escasos recursos. El guión de Det trata de meter todo esto en menos de 60 páginas, y además de nombrar a todos los compañeros de colegio de Rafael que luego fueron nombres importantes de la cultura y la política de Perú, a todos los otros poetas y escritores conocidos con los que se juntaba a escabiar, a todas las minas a las que les tiró los galgos... A las pocas páginas, ya tenés en la cabeza una ensalada de datos que si no sos especialista en cultura y política peruanas del Siglo XX, estás en el horno con papas, batatas y unas rodajitas de cebolla.
Y eso no es lo más heavy. Lo más heavy llega en esas secuencias en las que los personajes que aparecen en las viñetas (casi siempre en primer plano) llevan adelante un diálogo, mientras que por arriba, los bloques de texto narran otra cosa, sólo a veces referida a la situación de los personajes. Otras veces, Det reparte entre los bloques de texto pedacitos de poemas de Martín Adán, que van continuando sin demasiada lógica de una viñeta a otra, siempre por encima (pero nunca en sintonía con) lo que los personajes hacen o dicen. Okey, estamos hablando de un poeta vanguardista, complicado, extraño... pero ¿hacía falta complicarnos tanto la vida a los que queríamos leer la historieta?
Y al final, después de los versos, los amores, las frustraciones, los secretos y las mamúas de Rafael (o Martín), quedan los dibujos, que es donde se ve de modo incontrastable el talento de los autores del comic. Por ahí no les sobra originalidad: hay Robert Crumb, hay Rick Geary, hay Jesús Cossio (el Joe Sacco peruano) y hay muchísimos dibujos creados en base a fotos. Aún así, con estos recursos y una cantidad de horas de laburo que sospecho infinitas, Det y Noriega lograron darle a Conversaciones... una faz gráfica realmente notable. Los quiero ver en una próxima obra, más abierta, más accesible, menos pretenciosa.
El año que viene, más historieta latinoamericana reciente acá en el blog. Caiga quien caiga.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Que es en la terminologia moderna un troll?

Andres Accorsi dijo...

Un tarado que se mete en los foros a bardear y que parece disfrutar cuando lo bardean. Acá tenemos uno con domicilio en Lima, por eso las altas probablidades de que aparezca cuando se reseña un comic que transcurre en su ciudad.

Anónimo dijo...

Hablando de gente que bardea, leiste la que le tiro Stan Lee a Dan Slott?

Andres Accorsi dijo...

No, pero me dio curiosidad, así que ahora lo busco...

Andres Accorsi dijo...

Nah, es una boludez... No se puede hacer una bola de kilombo en base a eso. El viejito tira chistes como ese todo el tiempo.

Guido Cuadros F.A. dijo...

Det es un buen dibujante (ni eximio, ni genio, ni nada de eso, no exageres, no quieras quedar bien), un buen dibujante y punto. Que si algún día quiere hacer algo memorable debe trabajar con un guionista, porque no sabe escribir ni -peor aún- narrar en la lógica del arte secuencial. Como dices, las imágenes van por un lado, el texto va por otro, (y a veces entrecortado) no hay fluidez ni armonía, una técnica totalmente amateur, por no decir otra cosa. Y como dices, ¿quién va a entender esa acumulación, esa paquetazo de datos que están ahí por el simple hecho de estar ahí, de darle un aire ¿intelectual, culturoso? a la obra? nadie, imposible disfrutar de este cómic, salvo que te pongas como meta simplemente ver los dibujitos.

Det y Cossío se han dedicado a hacer simplemente lo que les asegure las ventas de ciertos sectores de la lectoría peruana, y esto es hacer ADAPTACIONES de ''best-sellers'' de libros peruanos de otros autores, como el informe de la CVR (Cossío) y ''La casa de cartón'' del poeta Martín Adán (Det), que acá en Perú te lo suelen hacer leer en el colegio, por ejemplo. Así las ventas del cómic son más seguras. DET ya prepara otra adaptación de un libro de otro escritor peruano, y bueno por algún sitio debe intentar ganarse los frejoles. Pero como ves, su narrativa es pésima, trabada, densa (pero densa no por compleja, sino por mal desarrollada). Hasta da pena ver como trata de meter el texto como sea en la página, con los clásicos puntos suspensivos que terminan en un cuadro y continúan en el siguiente.

Eso simplemente, un buen dibujante y nada más. El Arte Virus de Eduardo Yaguas que te quise regalar, es una obra mucho más interesante que ésta u otras que publica Contracultura (que no es ninguna editorial, es una librería que saca 50 o 100 ejemplares de cada título y punto, no hace contrato con los autores, paga al menudeo, te engaña con el tiraje etc.). Una historia 100% propia, original, y bien narrada, pero bueno no la quisiste leer porque estaba en grapa y no en tapa blanda... y te la quise regalar precisamente para que la reseñes, porque me parece más valiosa que un paqueetazo indigerible como esta obra que sí reseñaste.

Bueno pues... ahí están, servidos los que querían leer al supuesto ''troll''. Saludos.

PD: jajajaja, me hiciste cagar de la risa con eso de que Cossío es el Joe Sacco peruano, no te pases. Jesús Cossío es una mala copia de Joe Sacco, una versión caricaturizada, sin originalidad ni talento, no te equivoques.

Guido Cuadros F.A. dijo...

Ah, y otra cosa, ese título debe ser uno de los peores títulos de la historia del cómic o la literatura: ''Conversaciones en la Ciudad de Cartón'' ¿qué imagen se le forma a uno en la mente con una mazamorra de título como ese?

Es más, siempre con el ''gancho marquetero y vendedor'' (que tan bien saben usar estos autores supuestamente ''subtes'') DET quiso unir el nombre de dos libros peruanos famosos: ''Conversación en la Catedral'' de Vargas Llosa, y ''la Casa de Cartón'' de Martín Adán. Al final le salió un título Frankenstein que no sugiere absolutamente nada como imagen.

Fíjense: ''Conversación en la Catedral'' ¿qué bonito, qué sugerente no? bien, ''La casa de cartón'', vale, también sugiere mucho, crea fácilmente imágenes mentales, pero...

¿''Conversaciones en la ciudad de cartón''? ¡Qué mala mierda de título!

Guido Cuadros F.A. dijo...

Por último, (pues no pienso entrar en debates ni en discusiones si se me alude en futuros comentarios) para que veas lo atorrantes que son estos tipos (Corzo, Det, Cossio, etc.), que no te sorprenda que te comiencen a llegar mails desde Lima exigiéndote -sí, exigiéndote- que borres mis comentarios (incluso que te rectifiques en tu crítica, que no es para nada positiva). Te lo aseguro, pero bueno ya dependerá de ti el demostrar que eres independiente y respetas la libertad de expresión. PUNTO FINAL.

Anónimo dijo...

BLA BLA BLA BLA "revista que te quize regalar y no aceptaste" BLA BLA BLA BLA

Pablo Zambrano dijo...

el comic será una poronga pero qué linda tapa

Andres Accorsi dijo...

No, man, no es una poronga. Es difícil de leer porque la narrativa es un kilombo y el guión se pasa de pretencioso. Pero para ser una poronga tendría que ser bastante peor.

Anónimo dijo...

Este peruano mugriento (perdón por el pleonasmo) no tiene vida fuera de tu blog? Che, Guido, andá a limpiar algún parabrisas a Miraflores como hace la mayoría de los cholos como vos!

Anónimo dijo...

Que Accorsi es independiente ya quedo demostrado al dejar tus comentarios, Guidito, sos insoportable...esta claro que este además de troll es masoquista, entra aca para que lo puteen a esta altura...

Pablo Zambrano dijo...

cuando accorsi muera, en su funeral va a aparecer un anciano guido cuadros y se va a poner junto al ataud a dar un largo y emotivo discurso dentro del cual se incluirá la frase "...y en el 2012 este hijo de puta no me aceptó unas revistas que le quise regalar..."