el blog de reseñas de Andrés Accorsi

sábado, 29 de diciembre de 2012

29/ 12: DAGO Vol.31

¿Adiviná qué estaba haciendo ayer yo cuando se prendió fuego la internet con la confirmación de que se vuelve a publicar Dago en Argentina a través de Comic.ar? Adivinaste: leyendo Dago en italiano. Por supuesto, este libro de la Eura de 1999, no tiene nada que ver con lo que se va a editar acá: tapa dura, fomato europeo, todo color, apenas 60 páginas de historieta y no me acuerdo cuánto lo pagué, pero seguro fueron más de $ 45. En lo único que se parece es que son historietas escritas por Robin Wood y dibujadas por Carlos Gómez, de las que originalmente se producen de a 12 páginas semanales para los contenittores (antologías) de la ex-Eura, hoy Aurea. Pero veamos qué hay adentro...
Este tomo ofrece cinco episodios de Dago, a los que se les nota mucho la obligación de durar sí o sí 12 páginas. Así, hay ideas que podrían haberse desarrollado un poco más si hubiese más páginas disponibles y otras que no daban ni en pedo para 12 páginas y hubiesen resultado más contundentes en 6 o en 8.
La primera historia narra el final de la batalla de Pavia, en la que el Rey Francisco de Francia pierde por goleada y cuya última acción antes de entregarse al enemigo es encomendarle una misión más a Dago, quien estaba a su servicio. Esto podría haber durado dos o tres páginas menos. Lo cierto es que Dago vuelve a los caminos de Francia y en los cuatro episodios restantes Wood cambia el género bélico por la road movie, para mostarnos breves (y a veces poco trascendentes) aventuras que vive el veneciano en los lugares donde para a comer y descansar.
El segundo episodio es una típica historia de Robin Wood: una trama de corrupción, lujuria y venalidad, a la que Dago desarticulará en favor de los más débiles, a los que sólo le quedaba un poquito de dignidad. “¿Quién ese ese hombre que hizo tanto por nosotros sin pedir nada a cambio?”, se preguntan la bella joven y su anciano padre. Se ve que nunca leyeron historietas de Columba... Al inexplicable altruismo de Dago hay que sumarle también la sangre fría y la mala leche: el castigo que desencadena contra los villanos de esta historia es sencillamente escalofriante.
La tercera historia es flojita, apenas una intriga palaciega menor en la que –de nuevo- Dago interviene para hacer justicia. La cuarta es parecida a las dos anteriores: un encuentro fortuito, un noble cruel y despiadado que abusa de su poder, un hombre valiente preso de un antiguo juramento y un final trágico y desolador. Acá el rol de Dago es tan chiquito que podría no estar. Y la quinta historia, que también se inicia con un encuentro casual, amaga con ser la enésima anécdota menor de Dago en el camino, pero sobre el final resulta ser canónica porque acá es donde el ex-jenízaro negro se gana la amistad y los favores de la reina de Francia, un elemento que tendrá mucho peso en historias futuras.
El dibujo de Gómez acá todavía no llegó a su punto más alto, que es el que vimos en sus trabajos posteriores. De hecho, todavía no se ve su verdadero estilo, sino que persisten los vestigios de la época en la que le pedían expresamente que copiara a Alberto Salinas, el dibujante original de Dago. Lo que más llama la atención son las pocas viñetas por página, pero claro, estas historietas están hechas para revistas bastante más chiquitas que este álbum, en las que muchas viñetas más resultarían en un caos ilegible (como pasa casi siempre que en las revistas de Aurea reeditan material franco-belga). Estos episodios de Dago tienen todos los vicios de las historietas pensadas para los contenittores semanales: pocos cuadros por página, muchos primeros planos y pocos fondos, como para que el dibujante pueda entregar 12 páginas por semana. Con todas esas limitaciones (y con un colorista bastante del montón que no aparece acreditado), igual se ve en el dibujo de Gómez la mano de un tipo sumamente dotado para el dibujo académico-realista, con gran ojo para los detalles, gran cuidado para la reconstrucción histórica y muchas ideas para tratar de darle dinamismo y fuerza a historias que a veces (como en el primer episodio) se diluyen entre cabezas que hablan. Lo que va a publicar Comic.ar es unos años posterior y (lo acabo de hojear porque lo tengo en italiano) se ve mucho mejor.
Si sos fan de Robin, o de Gómez, o de este personaje con menos emociones que los campeonatos españoles en los que el Barça le lleva 18 puntos al que va segundo, ya tenés un motivo más para esperar con ansias que llegue el 2013.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

ES VERDAD QUE EN ESA ÉPOCA GÓMEZ AÚN NO DESPLEGABA TODO SU TALENTO. Y LO QUE PUBLICARÁ COMIC.AR ESTÁ MUCHO MEJOR. POR FÍN DAGO EN ARGENTINA! OJALÁ SE VENDA BIEN PARA QUE SE LLEGUEN A EDITAR MAS COSAS DE ESTE GRAN PERSONAJE.
ARIEL

rodrigo dijo...

Gente del blog ( y andres por supuesto) ¿que se sabe de lo que se va a publicar de Dago? Es decir se puede leer sin saber nada?
Espero que no sea como el pijazo de Cybersix..

Raw Fish / Strokkster dijo...

Esa info seria útil para mi también, que jamás he leído nada de Robin.

Andres Accorsi dijo...

La edición argentina arranca con la saga del Saqueo a Roma, que Columba dejó inconclusa hace mil años y que está considerada (por los tanos) como el punto más alto de la etapa de Wood-Gómez.
Sospecho que el primer tomo incluirá algún texto introductorio para la gente que en su puta vida había leído historietas de Dago...

NN dijo...

Yo quiero un tomo de "Savarese".

Reznor dijo...

Lo de Miracleman fue un verso de la Marvel, no Andres? Felicidades y aguante el blog que ya va para el terce año. Increible!

Andres Accorsi dijo...

Y, no se sabe... Es obvio que ya pasó demasiado tiempo desde que se anunció el proyecto, pero en una de esas algún día se concreta.
El blog termina mañana su tercera temporada y el martes arranca la cuarta.

roberto dijo...

¿quien editara dago , Papa?

Andres Accorsi dijo...

Comic.ar.