el blog de reseñas de Andrés Accorsi

domingo, 5 de mayo de 2013

05/ 05: DORA Vol.2

Hace casi tres años, el 10 de Mayo de 2010, me tocó reseñar el primer tomo de esta serie de Ignacio Minaverry. Recomiendo repasar ese textículo y después volver a este. ¿Ya está? Bien.
Noto muchos cambios entre el tomo anterior y este, y no me parece que sean para mejor. Primero, esta vez Dora no viaja por distintos lugares. Toda la acción transcurre en Bobigny, aquel suburbio de París por el que la protagonista había pasado en uno de los tramos del vol.1, casualmente aquel en el que menos cosas sucedían. Segundo, la trama de espionaje, de los nazis en Argentina y demás, se desactiva por completo. Dora sigue adelante con su archivo sobre el Tercer Reich, pero no investiga, no fisgonea, no se involucra en ninguna actividad relacionada con la captura de ningún criminal nazi. Tercero, a mí me parecía inteligente por parte de Minaverry no resolver el enigma de la sexualidad de Dora, mantenerla en el terreno de la ambigüedad. Y se acabó la ambigüedad: acá la protagonista blanquea abiertamente que nunca le gustaron los varones, mientras dedica no pocas viñetas a retozar con Geneviéve, la chica gitana que está de vuelta de todo.
Eliminada la faceta del espionaje, la saga de Dora se convierte en una especie de versión alternativa de las historietas de Jaime Hernandez, donde las chicas no viven en un barrio latino de Los Angeles, sino en un suburbio de clase media-baja de París, y en vez de estar ambientada a principios de los ´80, se va 20 años antes. Posta, los roles de Dora, Odile y Geneviéve por momentos me recordaron muchísimo a los de Maggie, Penny y Hopey, aunque sin el rock´n roll estridente y cabeza que escuchaban las “locas” de Hoppers. Dentro del contexto del slice of life pachorro y suburbano, Minaverry se mueve con mucha soltura. Define muy bien un contexto sociopolítico espeso (la disyuntiva que divide a los franceses respecto de Argelia y los argelinos), explora el tema de la sexualidad alternativa, se mete con la pobreza, con el aborto, con amores no correspondidos... toda esa faceta presente en el vol.1 de ilusiones, sueños, vitalidad y candor sigue viva en las protagonistas del segundo tomo aunque claro, encauzadas hacia otro lado, porque el tema de la cacería de nazis se reactiva muy tibiamente recién en la segunda mitad del libro, cuando Dora conoce a Beatrice Roubini, un personaje todavía menor, cuyo peso en la trama crecerá –sospecho- en un próximo arco argumental.
Lo mejor que tiene este tomo de Dora es el trabajo de caracterización, la forma en la que Minaverry nos invita a conocer, entender y querer a estas tres chicas y la forma en las que las define de modo cristalino, como seres tridimensionales, perfectamente diferenciables. Olvidate del título de la obra: Dora, Odile y Geneviéve se reparten el protagonismo en partes iguales, cada una con sus mambos, sus recuerdos, sus silencios y sus fantasmas. Tan repartido está el protagonismo que Dora es la última del trío principal en sumar personajes secundarios propios, que interactúen sólo con ella. Las tres tienen sus momentos memorables, sus secuencias definitivas, e incluso sus escenas de sexo (Dora y Geneviéve las comparten), plasmadas de modo muy fino, muy elegante, sin ninguna intención de calentar pijas o humedecer conchas.
Cuando pasa poco, cuando el guión nos invita a contemplar, cuando tienen tanto peso las emociones y –por ende- las expresiones faciales, cuando hay un esfuerzo por hacer sutil y delicado lo que habitualmente es más impactante o incluso más grotesco, se luce inevitablemente el dibujo. Y en este rubro sí, me parece que Minaverry supera el alto standard del tomo anterior: lo veo más suelto, más canchero, más seguro de que lo que vamos a ver en la página es exactamente lo que él imaginó en su mente. De nuevo, tenemos un gran trabajo de fondos, de lenguaje facial y corporal, de detalles increíbles en la ambientación, un manejo formidable del claroscuro, con esporádicos y sutiles toques de color o de masas grises incorporadas con la computadora, un timing perfecto para la elaboración de las secuencias, especialmente las mudas, gran variedad de tipografías manuales... Un placer absoluto, un inagotable catálogo de hallazgos desparramados a lo largo de más de 120 páginas de agradabilísima lectura.
Ahora, a esperar que Minaverry se lance a la publicación de una tercera entrega de Dora (supongo que previa serailización “en fetas” en las páginas de Fierro) y que retome la faceta detectivesca de la serie, que sin duda la enriquecía y le daba mucho más sentido de “esto está yendo hacia algún lado”. No pretendo una de James Bond con minitas, pero sí sacudir un poco la modorra del slice of life y recuperar ese amplio abanico de sensaciones que nos transmitió Minaverry en aquel consagratorio primer tomo.

9 comentarios:

LP dijo...

Para romper el 0, tengo los dos tomitos de Minaverry y la verdad me encanto la historia, ya la había leído en fetas en la fierro pero no es lo mismo que tenerla toda juntita y fumarla de una.
Coincido que la historia del libro uno con la trama Nazi es un poco mas atrapante, pero igual lo que mas me atrae de Minaverry es el dibujo, esperemos que salga la tercera parte, en la fierro todavía no apareció nada.

Anónimo dijo...

Che Andres. Como va ? Te queria preguntar si vale la pena comprar el tp numero 1 de Powers que saco Panini hace un par de años (¿Quien mato a Retro Girl?) a $ 160. Salio en varios Kiosco de revistas de Capital, y me llama mucho la atencion, pero no quiero ensartarme.
Si me podes orientar, te estare agradecido. Te Mando un saludo enorme y espero tu respuesta.



Camaleon descolorido.

Andres Accorsi dijo...

Creo que ya sabés lo que te voy a responder... Compralo en inglés. Lo vas a disfrutar más y te va a salir más barato.
Y sí, Powers es una muy buena serie. Yo la estoy por retomar, después de muchos años (creo que más de 10) de tenerla en el freezer.

Anónimo dijo...

Hola Andres. En ingles no la consigo completa, solo numero sueltos y los mas recientes. Por eso le tenia ganas a este libro, queme parecio re monono para poner despues en la biblioteca. Por eso la pregunta de que si desenbolsaba $ 160, que no me parece mucho, pero tiene que estar justificado el material.

Camaleon descoloreado.

Anónimo dijo...

Hola Andres. En ingles no la consigo completa, solo numero sueltos y los mas recientes. Por eso le tenia ganas a este libro, queme parecio re monono para poner despues en la biblioteca. Por eso la pregunta de que si desenbolsaba $ 160, que no me parece mucho, pero tiene que estar justificado el material.

Camaleon descoloreado.

Andres Accorsi dijo...

¿Probaste acá?
http://www.amazon.com/Powers-Vol-Killed-Retro-Girl/dp/0785156712/ref=sr_1_12?ie=UTF8&qid=1367949248&sr=8-12&keywords=Powers+Bendis

Anónimo dijo...

Tengo entendido que Minaverry, se canso de Dora y que no tiene intenciones de retomarla al corto plazo...

Cristopher.

P.C. dijo...

Llego tarde, pero al muchacho que pregunta por Powers le aviso que la misma edición que cobran 160 en los kioscos está a 120 en Yenny.
Ojalá llegue a leer esto antes de gatillar 40 mangos de más.

Anónimo dijo...

Es verdad que esta parte tal vez perdio en complejidad, pero a mi entender nos presenta muy bien la personalidad de los personajes y sus caracteristicas y en eso se la juega mas y resulta atrapante de todas formas, y el dibujo espectacular, como no, mejor a mi entender que en la parte anterior.

Error Macross.