el blog de reseñas de Andrés Accorsi

miércoles, 7 de abril de 2010

07/ 04: PEPE SANCHEZ: EL REGRESO DEL QUE TE JEDI


Sigo encontrando obras rescatadas del bache, es decir, realizadas por los autores argentinos para Europa en la etapa post-1995, en la que acá ya no había dónde publicar esos trabajos, porque ya no existían ni Fierro ni Skorpio ni Puertitas, y Columba sólo reeditaba material viejo. Esta saga es de 1997, cuando Robin Wood ya no quería saber más nada con Pepe Sánchez, pero a pedido de la Eura de Italia, Carlos Vogt producía nuevos episodios con guiones propios.
Obviamente, luego de haber dibujado centenares de guiones de Robin, tanto de Pepe Sánchez como de Mojado, Mi Novia y Yo y otras series menores, Vogt tenía totalmente incorporado el ritmo narrativo y el estilo del humor tan particular que caracterizó a Pepe Sánchez desde sus inicios a mediados de los ´70. En esta saga, la ausencia de Wood se siente, pero no tanto. Lo más raro, lógicamente, es la extensión. Si bien cada uno de los cinco episodios tiene su remate, están todos integrados en un relato mucho más extenso que los que pergeñaba Robin. Las referencias a películas y series de TV están, pero no son tantas como en la etapa clásica, y además, al no tener que pasar por el filtro de la censura que ejercía Columba, hay algunos chistes un poquito más subidos de tono. O sea que, por lo menos a rasgos generales, las diferencias no son tantas ni tan marcadas.
El principal problema tal vez sea que Vogt es menos cómico que Wood. O por lo menos esta saga de Pepe no es tan graciosa como las que solían crear juntos. O en una de esas, lo que propone Vogt es demasiado fiel a un estilo de humor que nos causaba muchísima gracia hace 30 años y bastante menos gracia hoy. Lo cierto es que un personaje que habitualmente me arrancaba carcajadas, acá me sacó alguna risita tibia y un puñado de sonrisas, no mucho más.
Y eso que le puse onda, porque el dibujo de Vogt me gusta muchísimo. Excepto en los planos más amplios, esos donde los personajes se ven de cuerpo entero y de lejos, todo lo demás está perfecto. Vogt maneja como los grandes el lenguaje corporal y las expresiones faciales, tiene un gran dominio del timing, tanto para la acción como para la comedia, su narrativa es cristalina y cuidada, capaz de salir airosa de páginas con muchas viñetas y de secuencias donde sólo hay cabecitas que hablan, y además todo es absolutamente personal y reconocible. ¿Tiene historietas mejor dibujadas que esta? Ni hablar, seguramente habrá decenas de trabajos del maestro por encima de esta saga. Sin ir más lejos, Abbeyard de Scotland Yard, que es bastante posterior, le pasa el trapo con total facilidad. Pero, salvo esas viñetas de planos amplios que mencionaba (en las que las figuras humanas se ven torpes, como apenas bocetadas), no hay nada en este libro que no sea placentero a la vista.
Y bueno, así como Moonraker resultó una de las pelis más flojas de James Bond, nuestro torpe super-agente hincha de Chacarita también tuvo sagas mil veces mejores que esta. Uno a priori suponía que no sería demasiado complicado para Vogt revisitar los tópicos de la space opera desde una comedia costumbrista protagonizada por el más inepto de los espías, pero la verdad es que, incluso leída con onda, El Regreso del que te Jedi deja gusto a poco. Por ahí es que la temática no es la más afín al estilo del autor, tampoco es casualidad que en más de 50 años de carrera no la haya vuelto a tocar… no sé, no le termino de encontrar la explicación. Igual, si sos fan a muerte de Pepe Sánchez, sabés que toda excusa es buena para reencontrarte con el ídolo, y que mientras esté involucrado uno de los creadores, está garantizada la fidelidad a la fórmula que lo consagró y lo convirtió en uno de los personajes más populares de la historia de la historieta argentina.

8 comentarios:

brunowayne dijo...

Andrés, pregunto de curioso nomás: desde que empezaste con estas reseñas, leíste muy poco comic argentino. ¿Es deliverado, casualidad? Adieu!

Logan San dijo...

Leí este tomo, sabiendo de antemano que sería como leer uno de los tomos de Asterix sin Goscinny, y me pasó exactamente lo mismo que con dicha experiencia: me saca alguna que otra risa, pero siento todo el tiempo que "falta algo", que algo de la Magia de las historias anteriores se perdió, quedó en el camino, no sé...

Me late que también nos pasa, tanto a vos como a mí, que ya caemos a leer esto con ese preconcepto, ¿No? Con algo de "prejuicio" de antemano, y eso nos juega en contra. Es como cuando lees algo que te lo han recomendado por todos lados y del cual has leído críticas maravillosas, cuando finalmente tenes ese encuentro con esa obra... te termina gustando, pero no a ese nivel.

Igual, es altamente disfrutable, e incluso hasta podría decir que es un corte abrupto para el tipo de humor gráfico que en general disfrutamos hoy en día, lleno de chistes escatológicos, relaciones zoofílicas y perversidades varias... No lo digo solo por Sala, que me encanta, sino en términos generales. Esto es una dosis de humor blanco que viene bien para ver que se puede hacer reir de otra forma... y no necesitas recurrir a dibujitos de un nene de 4 años con duendes re locos y una vaca que habla (sí, ya todos sabemos a quien odio, Podeti tiene una cruzada contra el Mundo y yo una contra Liniers. xD)

Saludos.

Andres Accorsi dijo...

Si puse bien los tags, llevo reseñadas nueve obras de comic nacional. Sobre noventa y pico, es casi el 10%. No es mucho, es verdad... Pero se vienen más. Yo leo prácticamente todo lo que se edita de autores argentinos, así que supongo que en los días que quedan hasta fin de año ese porcentaje va a crecer.

Capitán Manu dijo...

Me gusta ver reseñadas obras no sólo argentinas sino que de ediciones que se puedan conseguir a precios módicos en librerias o kioscos. Está buenísimo ver reseñas de obras que no son muy populares (todo lo que nombraste de Victor Santos es un ejemplo) para difundirlos, pero noto que, casi siempre, alguno de nostros te pregunta "¿Y cómo lo consigo?".

Está bueno ver obras que uno tenga o que pueda comprar yendo al kiosco de la esquina.

Y creo que lo que dice Logan San se refiere no a una crítica hacia una historieta absurda y escatolica sino a una saturación que tiene el mercado argentino hoy. Coincido, compañero.

Logan San dijo...

Si, ojo, ¿eh? Nunca jamás de los jamáces me voy a quejar por un mercado saturado de Historietas, que no se malinterprete, si a mí no me da el cuero para poder adquirir todo lo que quisiera leer, problema mío, pero eso sería una señal de buena salud para el Medio, que es lo que mas deséo.

Pienso, eso sí, que hay una tendencia en relación con el humor y como se lo trata gráficamente, que no me molesta ni mucho menos, pero es bueno ver que algunos se pueden abrir de la misma e ir para otros lados, y seguir siendo efectivos en conseguir una risa. Igual, no se si este es un caso, esta historieta data de fines de los '90, tiene mas de 10 años... no es representativa de la historieta argentina actual.

Saludos.

Anónimo dijo...

yo creo q deberias de tener un poquito mas de respeto por los grandes nombres de historieta nacional, Andres, esa q tanto difiere dela basura pseudointelectual Americana o Europeidoamericanizada con la cual arruinas la conexion sinapsal y media q aun infructuosamente se esfuerza en generar alguna concepcion critica, de por si obsoleta y q apunta unicamente al apruebe lameglandes de tus pares, esos mediocres q generan cantidades industriales de bromas baratas tomando como punto de partida este mismo, q les gustaria tanto como a vos se sabe q te gusta tenerlo enterrado en su c u l o r o to. En fin, unicamente hacerte saber esto era el proposito unico de estas lineas, debido a lo cual me despido, t r a g a l e ch e!

Anónimo dijo...

QUE LINDOS RECUERDOS ME TRAE ESTA HISTORIETA DE ESTE PERSONAJE LLENO DE HUMOR!! YO LE PEDIA LAS REVISTAS A MI VIEJO ANTES DE DORMIR Y ME ACOSTABA SIEMPRE CON UNA SONRRISA!!NO SE DE QUE HABLAN CON TANTA FILOSOFIA BARATA , SOLO SE QUE ES UN BUEN EJENPLO QUE DEBERIAMOS TOMAR Y TRATAR DE HACER HUMOR DEL SIMPLE , EL QUE TODOS ENTIENDAN, QUE SEA BIEN DE ACA! ASASDO ,FENET Y SALAMIN CON QUESO!GOMERA Y FUTBOL! VOLVER BARRIO, QUE LOS PIBES SEAN PIBES!DESDE YA MUCHAS GRACIAS ANDRES POR TRAERME RECUERDOS TAN LINDOS DE MI INFANSIA.

guillermo alt dijo...

es un capo no como los super agentes que eran unos pajarones y eso por ser educado