el blog de reseñas de Andrés Accorsi

jueves, 24 de junio de 2010

24/ 06: LOS TRABAJOS DEL AGUA


Después de la hiper-recomendable antología Traición, LocoRabia reincide en este terreno con un nuevo recopilatorio de historias cortas, esta vez bajo la coordinación de Alberto Abeliza.
Y no, lamentablemente Los Trabajos del Agua no se acerca al gran nivel que vimos en Traición. En principio, porque no hay una consigna. No hay un tema englobador en torno al que giran todas las historias. Pero eso sería lo de menos si hubiera grandes historias. El verdadero problema de Los Trabajos del Agua son los guiones, o en realidad los no-guiones.
Abeliza, que es el autor que más historietas publica en la antología, es un verdadero virtuoso del dibujo, un tipo que te puede dejar horas mirando un dibujo suyo, un vanguardista absoluto, con una concepción totalmente original de lo que es una página de historieta. Pero no tiene nada para contar. Nos colgamos viendo una danza de formas y fondos, muy atractiva en lo formal, pero con cero aporte para quien quiere leer una historieta con algo así como un guión.
La onda de pasarse de vanguardista y terminar ofreciendo un puñado de páginas con hermosos dibujos y nada para contar va mucho más allá de Abeliza. Caio Di Lorenzo, un autor dueño de un humor atípico y de un estilo impactante, acá opta por dibujarse la vida, pero renuncia al chiste, o aunque sea al guiño cómplice al lector que tan bien maneja. Berliac, uno de los grandes de la generación que se está afianzando justo ahora, ilustra un texto de Sofía Berge con sugestivas y potentes imágenes… que no cuentan nada interesante. Gustavo Deveze (otro dibujante del carajo) tampoco se pone las pilas para proponer un relato coherente.
Keki Unpuntito intenta llevar adelante un guión más o menos normal, pero se queda en las buenas intenciones. De los autores que escriben y dibujan, el que mejores resultados obtiene es Martín Suárez Lerra, con su desopilante y cuasi-onírica No Signal. Acá vemos cómo, sin alejarse de la estética under y la temática experimental, se puede crear una historieta sólida, bien contada y con algo para decir.
El único guionista que interviene en la antología es Alejandro Farías, y de sus tres aportes, dos salvan las papas: sus historietas junto a Natalia Medrano y Guillermo Lizarzuay son probablemente las más equilibradas del libro, con dibujos interesantes que sustentan a un guión coherente y bien elaborado. Lo cual no es fácil en el segundo caso, ya que los textos de la historieta están tomados de un poema de Juan Gelman. ¿Se puede hacer una buena historieta de dos páginas a partir de un poema? Y, sí. Farías y Lizarzuay lo hicieron. La tercera aparición de Farías, junto al propio Abeliza, es otra fumariola que no suma ni resta (la típica discusión entre el autor y el personaje) y el resto, o no tiene nada para rescatar, o entra en la regla general de “excelente dibujante sin nada para contar, o sin un manejo idóneo de las posibilidades narrativas del dibujo”.
Los Trabajos del Agua, entonces, se puede mirar como catálogo de autores raros, experimentales, difíciles de encasillar, y visto así, seguro te va a servir para disfrutar de los trabajos de muchos buenos dibujantes no muy conocidos. Pero no le pidas guiones grossos, o historias memorables, ni mucho menos desarrollo de personajes, porque la cosa va claramente para otro lado.

43 comentarios:

Berliac dijo...

El último párrafo debería ser el primero. Decís que no hay consigna (cuando la antología con consigna está más pasado de moda que los pantalones oxford), pero se la encontrás muy bien cuando usás la palabra "no-guiones". "Historietas sin guión", no te parece una consigna suficiente? (consigna tácita, dicho sea de paso, porque Alberto en ningún momento nos exigió nada, cada uno se dio el gusto de hacer lo que le de la gana).

El material escogido, como en toda antología, tiene altibajos, pero el libro en sí no sólo me parece bueno, sino único en el panorama nacional. Historietas "entendibles", con pies y cabeza, sobran en este país, y el 90% me hacen bostezar, por más bien dibujados y con "textos que aporten algo" que sean. Ahora, libros con huevos, donde se busque redefinir no tanto "qué es una buena historieta", sobre lo que hay mucho escrito y muy mal, sino más bien "qué es la historieta y sus posibilidades", sobre lo que tan poco hay escrito en este pais, me parece un aporte válido.

Es cierto que hay historieta "fumancheras", como les llamás, y soy el primero en pasar página sobre ellas. Pero en varias vi un método, un "experimento", que como a todo experimento le precede una hipótesis. Si los resultados no convencen, principalmente creo que se debe a un fallo de lectura, no se puede esperar descubrir oro mezclando whisky con helado, ahí sólo vas a conseguir dos cosas posibles: o una pasta asquerosa sin ton ni son, o un buen Don Pedro, según el paladar te indique.


Un abrazo, nos vemos el finde que viene!

Andres Accorsi dijo...

Sí, el intento por experimentar se valora. La búsqueda también. Pero lo que subrayo es que la gran mayoría de las veces los hallazgos se quedan en lo visual, o como mucho en lo formal.
Una historieta que trata de innovar en lo formal, ¿se convierte de inmediato en una buena historieta? Y, no sé.
Y para mi gusto, la historieta sin guión es como el futbol sin pelota: un engendro insostenible. Respeto al que opine lo contrario, pero yo a la historieta le exijo guión, o por lo menos un dibujante que entienda que el dibujo sirve para contar historias, por simples o pelotudas que sean.
Acá, de eso vi muy poco. Por eso la rescato como catálogo de buenos dibujantes alternativos, no como una buena antología de historieta.

Anónimo dijo...

Che, algun comic bueno vas a recomendar? porqu e hasta ahora son solo mangas y mangas y...mangas

Gonzalo dijo...

Este libro lo lei en una comiqueria.

Es IMPRESENTABLE. Una soberana cagada mal cagada. Y sabes que? Deberian prender fuego cada copia de este libro de mierda. %100 de acuerdo con Andres.

Y berliac... no podes defender nada si lo vas a defender asi. por eso, cerrando la cola. "historietas sin guion"... uy dios, manera de hundir mas las cosas.

Andres Accorsi dijo...

No veo por qué estás 100% de acuerdo conmigo, si vos pensás que este libro es una mierda y yo no.
¿Yo dije que me pareció una mierda? No. Expliqué por qué no me convenció, pero de ahí a prenderle fuego o a tratarlo de cagada impresentable, me parece que hay años luz.

german cufre dijo...

yo creo que muchos lectores no estan acostumbrados a cosas diferentes, por ejemplo imaginate si llegaran a editar algo de gary panter aca, van a los saldos de una (y yo aprovecharia, claro esta), o si se llegara a editar tambien en este pais un tomo que saco muy lindo fantagraphics llamado abstract comics y justamente trata de lo que indica el titulo, y si quieren algo con personajes ,guion y titulos que seria un total fracaso aca en argentina frank de jim woodring simplemente no lo entenderian o lo tildarian para jipis o esas cosas que a tanto lector cabeza le gusta tildar y etiquetar(esto no viene al caso, pero me acuerdo: cuando editaron freaks de woodring y solano lopez, sobre el ilustrador se explayaron bastante y sobre woodring escribieron que era un conocido autor del under y algun otro regloncito mas, pero bueno aca me fui un poco por las ramas.)
y sobre que muchos lectores no estan acostumbrados, no hablo solo por el libro de alberto (a mi me gusta mucho y fue un honor haber participado, y obvio que tambien le encuentro altibajos, pero aun un libro brillante y arriesgado y bueno, es predecible que subnormales como gonzalo salten como imbeciles insultando, si , un laburo arriesgado el de abeliza, por eso lo admiro tanto y lo que esta haciendo ahora me vuela aun mas la peluca.

yo que se, los trabajos me trajo a la hermosa epoca de el lapiz japones, que lindos esos libros...
en fin,gonza mejor anda al tropitango, es mas lo tuyo.

Gonzalo dijo...

si al menos estuvieras en la lista de los que zafan de andres, german, me sentiria insultado.

Anónimo dijo...

la verdad eso me tiene sin cuidado, la nota de andres me parecio buena, fue imparcial( bah, maso,jajaj), fue una opiñion , la respeto como lector , aunque no la comparta.
vos gonzalo: haces algo productivo aparte de decir cosas como :
"cerrando la cola" mmm...
nunca fue la idea ofender a nadie, ya que no me intereza gastar energias en eso.

en fin.

suerte!

german cufre dijo...

a veces el futbol sin pelota puede ser fascinante (al menos para mi):


http://abstractcomics.blogspot.com


pd: el del comentario anterior fui yo.

saludos!!!

Andres Accorsi dijo...

Germán Cufre está en la antología, sí. Y es uno de los buenos dibujantes que conocí gracias a ella. Pero no lo destaqué, porque sus aportes entran en las generales de la ley: buenos dibujantes sin nada para contar.
Y sí, coincido en que en Argentina habría muy poco público para Gary Panter. Por ahí un poco más para Jim Woodring...
La historieta abstracta es un lujo que se pueden dar mercados mucho más afianzados que el nuestro, me parece...

Gonzalo dijo...

opinion con Ñ y interesa con Z, que grande este pibe cufre.

german cufre dijo...

gracias andres sobre lo del dibujo, admito que soy un autor en plena formacion (recibi algunas invitaciones antes y dije que no,justamente por eso, por lo de contar) esta vez acepte, porque justamente, estaba haciendo una busqueda estetica y el proyecto de alberto me servia perfecto como para mostrar un poco lo que estaba haciendo, el unico comic con texto que hice, justamente queria que una cosa no tenga que ver con la otra, pero aun asi, que el dibujo intente ser atractivo y que el texto llame la atencion.
y sobre los mercados, yo que se, hay mucha gente desconocida grosa aca ,yo creo que tarde o temprano van a salir cosas que sorprendan, no solo hablo de comic abstracto y demases experimentos, soy bastante optimista en el tema.

mis favoritos del libro :
papel matamoscas.
del rostro a los años
y todo lo de alberto, ya la primera pagina , diferencia y resto me parecio genial, ese tipo se lee con las sensaciones, les recomiendo lo nuevo que esta haciendo llamado clinica de pequeños animales.

german cufre dijo...

gonza, tambien escribo sin acentos, pongo los nombres sin mayusculas y tengo muchisisisimos errores de tipeo, eso no me hace mas o menos inteligente.

chau!

Anónimo dijo...

Hay german, asi que ahora sos experto en comic no mainstreman, que grande..... recomendame algo de algun autor checoslovaco que dibuje con la boca,,,, o algo de un enano ruso que pinte con las pestañas, a ver si meanimo a comprarlo....

El fascista corrompido---

Anónimo dijo...

Loco vayan a la peluqueria a pelearse. Sus comentarios estorban para ver los que SI vale la pena leer.
Tornado

german cufre dijo...

jajajaj, me encanto esta ultima!
mira te canto la posta?
soy fanatico de un manga que se llama
alita (gunnm), y me encanta la obra de tezuka, leo un poco de todo, me compro la fierro y la comic .ar por un comic (altavista de calvi y dugong y manati de quique), sea de donde sea ,europeo, de superheroes (ahi me desactualice bastante, lo ultimo que me encanto fue uno que se llama strickeback), del under, experimental o no, si me gusta lo consumo, diversidad muchachos!

ese creo que es el problema de mercado que dice andres, que hay mucho lector cuadrado y malaleche.
ahi tenes la respuesta andres : me acuerdo cuando intentaron editar bone acá, cuanto duro, tres numeros como mucho?
seguro que cuando lo veian decian : esto es para maricas, en fin...



aunque sea sr fascista ponga su nombre.


saludos!

Andres Accorsi dijo...

A mí Abeliza me encantó, es un Víctor Moscoso argento, un tipo muy, muy talentoso. Mi problema es que elige no narrar. Y si bien desde lo formal y desde lo visual me parece grosso, a algo que se vende como una historieta le tengo que pedir que cuente algo, por pequeño que sea.

german cufre dijo...

uff, maldita internet!
siempre mas y mas cosas se conocen , ubicaba la tapa del mani de la zap, pero no sabia quien era el artista, que groso victor moscoso, y si la verdad que tenes razon, en el equivalente...
el tema con alberto es que narra de una manera muy intima, pero lo que esta haciendo actualmente es mas "entendible", a mi gusto cierra perfecto, pero eso es porque lo conozco.

sobre el problema ,lo puedo comparar con dos peliculas que me parecen dos joyas : enemigo mio que tiene una hermosa historia y eraserhead que es un cuelgue, pero las dos no dejan de ser peliculas brillantes.

Iván R. dijo...

la edicion argetnina de bone esta muy buena
carlos trillo lo tradujo no?
yo tengo 2 numeros nada mas

Kioskerman dijo...

Germán: Hola!
Pero Woodring está muy sostenido en guión clásico, con introducción-nudo-cierre. ¿O no? A mi me parece que sí. Panter seguro que no (sobre todo Dal Tokyo, me parece)

No comparto la crítica de Andrés sobre este libro (al que le escribí el prólogo) porque no comparto la visión particular del comic que tiene Andrés en esta reseña. Solo por eso. Porque si compartiera su visión, entendería perfectamente su apreciación del libro.

Para mi no se le puede exigir nada al comic. Ni guión, ni nada. Porque exigirle cosas concretas sería encerrarlo en una sola cosa.

No creo tampoco que algo "fumanchero" sea necesariamente inaccesible. Aunque no estoy muy seguro de si eso fue una afirmación general o una observación particular.

Yo asocio más esta antología a la poesía y no con desarrollo clásico de guión. O con los sueños.

Por ejemplo, la historieta de Berliac...me importa más lo que me hace sentir que el argumento. La belleza de las imágenes y la forma en que el autor corta las palabras (creando un ritmo muy interesante) A mi eso me ha movilizado.

Inclusive creo que esa historieta es la mejor que he leído de ese autor.

Comparto también con Berliac que hace falta coraje para editar algo experimental, algo que lleva consigo el riesgo de que "tal vez no guste". Creo que algo a destacar de la antología que coordinó Alberto.

Y si lo vamos a relacionar con el fútbol, podríamos pensar, tal vez, en la nueva pelota rápida, con la que tanto rompe Niembro. Y qué podría llegar a suceder cuando esa pelota sea dominada. Cosas nuevas tal vez.

abrazos,
Pablo

german cufre dijo...

hola pablo!
es que nunca dije eso sobre lo de woodring, sino que al ser algo distinto no tendria exito comercial aca.

y comparto sobre lo que pusiste sobre lo de exigirle al comic.

Kioskerman dijo...

Germán: Lo que hay es mucho cinismo también. No creo que a esta gente, que te está bardeando, le importe mucho lo que expresás con sinceridad. Porque la sinceridad los incomoda.

Kioskerman dijo...

Lo de Woodring: Entendí otra cosa. Disculpas.

german cufre dijo...

gracias pablo, igual ya se, es una lastima que pierdan energias bardeando,pero bueno es entretenido contestar mientras me tomo un cafesito esperando partir al funesto trabajo...

abrazo fuerte che!

Kioskerman dijo...

Perdón, todo estas ideas que se plantean acá me hacen acordar un poco a la división que se generó en el Asociación, luego de que Menu empezó a publicar comics poco sostenidos en guiones tradicionales (no sé si existe el término "guión tradicional", pero se entiende más o menos)

También...La editorial Buenaventura, de Alvin Buenaventura, que publicaba "art-comics", comics experimentales, cerro hace poco porque se fundió. El autor Frank Santoro salió a decir que eso refleja la muerte del "art-comic" en USA.

Otra es Stripburger, de comic experimental, donde le publicaron a Berliac la historia que aparece en "Los trabajos".

¿Alguien leyó Driven by Lemons de Joshua Cotter? Creo que es otro libro interesante, experimental al mango, para analizar.

¿Monologues for the Coming Plague" de Anders Nilsen? No pude terminarlo.

Mi comic preferido, de todos los tiempos, es The End de Anders Nilsen. Nilsen narra sus sentimiento tras muerte de su prometida (luego de 5 años de relación) usando formas abstractas donde irían las imágenes.

Gonzalo dijo...

Yo quiero ser sincero y espero que mi senciridad no te incomode: SOS UN PELOTUDO, HOLMBERGA!

Andres Accorsi dijo...

Qué grosso que haya tantos comments!
Record absoluto!
Tengo que leer más seguido comics que no me convenzan! ;)
Iván, de la edición argentina de Bone hay sólo dos o tres números y sí, la tradujo Trillo, pero del italiano. O sea que si el traductor que redactó la versión italiana se mandó algún moco respecto del original, lo verás también en la edición argenta. Un consejo: comprátelo en inglés.
Muy buen debate, muchachos, gracias por pasar y leer(se).

Gonzalo dijo...

donde dice senciridad debe decir: SINCERIDAD.

Berliac dijo...

En mi ensayo "El cómic abstracto" (que Alberto leyó hace años y según me contó le animó a editar este libro) dije: "Decir que el cómic sólo debe responder al propósito de contar historias equivale a decir que el único fin de la pintura es representar la naturaleza".

En un extremo tenemos a un tipo como Gonzalo, fanático de las pinturas de jarrones con fruta o esas esculturas de atléticos cuerpos masculinos que tanto le gustaban a Himmler. En el otro tenemos a un tipo, ponele, que le vuela la cabeza el cuadrado negro sobre fondo blanco de Malevich. ningún entendimiento es posible.

La historieta tiene sólo 100 años, y por cuestiones que muy bien expresó Andrés en uno de sus mejores artículos (aquel sobre el rol de la crítica), está en pañales con respecto a otras artes.

A mí lo único que me ocupa es la nota en cuestión, no si a la gente le gusta o no el libro, eso viene DESPUÉS de la reseña, no antes. Con una pizza enfrente, la opinión de Andrés es lo único que me importaría, y lo discutiría mientras llega la otra de fugazza rellena. Pero acá, el gusto de alguien francamente me es indiferente. Prefiero la descripción, la reseña.

Y personalmente creo que a la nota le falta situar el libro en un contexto que le sea más "justo". El libro no está sólo, hay más como él (en sus intenciones, calidad aparte) ya sean en el extranjero, como los que menciona Kioskerman, o acá, con el Lápiz japonés como mejor ejemplo. Y ahí sí: "No esperes el nivel de un Anders Nilsen", o "El libro le rompe el traste a El lápiz japonés", tooodas las opiniones que se quieran. Pero falla el contexto, se le entrega un disco de Pink Floyd a un cub de fans de Arjona y se les pregunta qué les parece, así más vale que va a salir mal parado.

Con un "si te gusta tal o tal cosa, esto también te va a gustar" alcanzaba. Afortunadamente los comentarios más inteligentes, los de Andrés incluidos, se están encargando de ello.

P.D: suenen el cuerno bien fuerte, llegaron los Trolls.

Gonzalo dijo...

que grande, Micky vainilla citandose asi mismo. que grande!!! asi gana cualquiera....

pd: encima la cita es pelotudisima.

Andres Accorsi dijo...

Sí, es cierto que a este libro se lo puede considerar un continuador de algunas cosas ya esbozadas en el Lápiz Japonés. Pero en el Lápiz había material más variado. De modo que si querías leer historietas con guión, había y muchas, y muy buenas. Y si lo comprabas más como objeto artístico y te querías colgar viendo laburos de grandes dibujantes sin nada par contar, también estaba bueno. En ese sentido era más abarcativo.
En cuanto a la historieta no-narrativa, yo no la descarto ni la considero una aberración. Simplemente me parece árida, difícil, no sólo de leer, sino principalmente de vender. Con lo cual, de encontrar un espacio, lo va a hacer en las márgenes de los mercados más grandes, y va a ser siempre un espacio intencionalmente pequeño, reñido en su concepción con el laburo de los que nos esforzamos por difundir este medio y sumar nuevos lectores a sus huestes.
Por ahí me equivoco y de acá a 20 años hay comic abstracto hasta en la Shonen Jump. Pero la verdad, le veo escasas posibilidades, más allá de las virtudes de los artistas que incursionen en esa corriente.

Berliac dijo...

No, reñido por qué? Los que difundimos el medio difundimos eso, el medio, independientemente si el producto que hoy difundimos tira (y vende) 150.000 ejemplares o 500. Cuántos tiraba El lápiz japonés, es decir, a cuántos lectores apuntaba? Y aún así es un referente ineludible no sólo de la vertiente que representa, sino del medio en general. O la RAW, ponele. Publicaciones que, al contrario de lo que lee Gonzalo, exigen al lector un mínimo de intelecto más allá del necesario para leer esas revistas hechas por gente que ya nadie recuerda.

Cómo decía Breccia, uno como hacedor no se puede poner a pensar cuánta gente lo va a leer a uno, uno hace y lo hace bien encima, aunque Gonzalo se revuelque por el suelo y sueñe despierto con quemar libros y todas esos divagues a los que la histeria por abstinencia sexual lo condujo.

Esos espacios "intencionalmente pequeños" trabajan por acumulación, creo. Todos juntos, y muy a la larga, terminan formando una "tradición".

En todo caso estará reñido con el concepto de "industria del cómic", pero no con el cómic. La cosa es recíproca: este tipo de obras dan la espalda a la industria porque la industria le volvió la espalda a ellas, amparándose en el principio de comercialidad que la industria misma, y no el autor ni los lectores, impuso.

Un saludo.

Andres Accorsi dijo...

No, yo no digo que los intentos experimentales estén reñidos con el comic. Digo que van para el lado contrario que la difusión. Uno como difusor quiere que esto llegue a más gente y el producto experimental, al revés, quiere dejar afuera a un montón de gente. Por ahí no se lo propone, pero lo consigue igual.
Ahí se terminan mis objeciones. El resto, todo bien.
Igual a mí me gustan los tipos que, sin patear el tablero ni ir radicalmente en contra de las reglas del mercado, logran crear obras con una fuerte impronta autoral. Muchas de las cuales, encima, a la larga terminan vendiendo bien.
Yo no estoy pidiendo sumisión a la dictadura del best-seller ni creo que esté mal cagarse en lo mainstream y buscar por otro lado. Digo que el comic abstracto es hermético y, como tal, deja afuera a posibles lectores de modo 100% conciente e intencional, cosa que en un mercado chico y endeble como este, no me parece oportuno, ni por parte de los autores ni por parte de los editores.

Anónimo dijo...

Gonzalo es MARTINCHO MALCOGIDO (martin_comix) el mas grande troll de la ARGENTINE.

Kioskerman dijo...

Es cierto que el comic abstracto, seguramente, quede en los márgenes, por lo menos en lo que a ventas concierne.
Es difícil. Yo lo veo más como una punta a la que le queda mucho terreno por explorar. Por eso decía lo de la pelota rápida.

A mi me interesa como Alberto, muchas veces, combina las abstracciones con poema. No "ilustra" los textos, sino que más bien trata de representar las emociones.

Me acuerdo de una entrevista a Hergé (republicada en el Comics Journal), donde decía que lo que más le interesaba del arte moderno era la pintura abstracta. Siempre me pareció interesante que justo él se viera inclinado hacia eso.

También me acuerdo una entrevista buenísima a Burroughs en el Paris Review (se puede leer online) donde intenta una predicción. Dice que el lenguaje del futuro va a ser un lenguaje sin palabras, que tal vez nos comunicaremos con colores. Quién sabe si el comic abstracto no está ya empezando a recorrer ese camino.

Me parece que Driven by lemons es hoy un punto medio. Hiper hermético, sí. Pero a partir de ahí hay algo.Lo mismo con The End. Es comic abstracto en ambos casos, pero también autobiografía cruda y confesional.

También me interesa mucho La Noche, comic que fue reseñado acá, y que, creo, es uno de los mejores ejemplos de usos del color como generador de emociones.

Saludos.

el_bru dijo...

Buenísima la discusión (salvo por los exabruptos).
¡Y además conocí a los comics abstractos!
El librito lo ví por ahí, me lo voy a comprar y veo.
Se me ocurre ésto: ¿cuándo hay hermetismo? o mejor: ¿desde qué perspectiva hay hermetismo en una historieta? Por ahí es un costado para atacar a estas "historietas inasibles". O sea, si pienso que hay un hermetismo estoy dando por sentado la existencia de un sentido "oculto" (el hermetismo lo que haría es esconderlo más y ostentar el ocultamiento). ¿Y si no hay sentido oculto? ¿Y si no hay sentido?

Martín D. dijo...

Muy buena la reseña Andrés. No tuve la suerte de leer el comic pero la verdad me interesó mucho.-

Me pareció muy inteligente el comentario de Pablo, yo opino que no se debe abordar ninguna obra de arte con prejuicios(tarea difícil por nuestro condicionamiento como argentinos), y menos juzgarla por su rentabilidad económica (no olvidemos la cantidad de pintores que murieron sin ganar un solo fortdolar) pero creo que el autor de la reseña quiso dar una clase de consejo-opinión para los autores que pretenden abrirse camino en un mercado complicado y delicado.

Un gran saludo desde NQN

Marcos dijo...

Como siempre llego tarde a la discusión. De todas formas voy a hacer mi aporte por si aún hay alguien en línea.

Los Trabajos del Agua es un compendio de historieta más cercana a la plástica y a la poesía que a la historieta narrativa, esto está explícito por Alberto en la contratapa del libro y es, si se quiere, el hilo conductor del libro. Con esta premisa, poner un tema unificador significaba negar la propia naturaleza de lo que se quería publicar.

Cito a Caio Di Lorenzo cuando digo que el arte experimental puede resultar hermético y excluyente, pero sirve mucho para renovar a las demás artes. Siempre algo "decanta" hacia el arte más popular y ayuda a mejorarlo. Eso es un valor muy grande y creo que Los Trabajos cumple con esta idea.

Los Trabajos del Agua recopila un tipo de historieta que vimos mucho quienes asistimos a los encuentros de historietistas de todo el país. Un tipo de historieta muy recurrente en pequeños fanzines fotocopiados, que buscaban más el goce estético que la transmisión de una historia. Creo que el concepto de "poesía" es muy importante aquí. Quien busca una historia en una poesía está perdido. Quien busca una historia en una historieta de Alberto también. Y tenía que existir un libro que recopilara este tipo de historietas.

Estoy muy contento con la reseña de Andrés y con la discusión que suscitó. El arte siempre debería generar estos debates, si es que aporta algo nuevo, si transgrede, si renueva. Si todos estamos de acuerdo, significa que es más de lo mismo. Aprecio muchísimo que Andrés sea un tipo a quien recurrir si querés una opinión sincera sobre algo y me da placer descubrir que algunas de las cosas que remarca como falencias del libro son, para otros (me incluyo), cuestiones valiosas. Quiere decir que ahí está lo innovador, la estructura que se rompe.

Como editor me pregunto mucho sobre cuál es el equilibrio entre lo "bueno" y lo que "se vende". Tal vez sólo podamos encontrar ese equilibrio en el gusto personal. No lo se aún. Sí sé que, cuando Alberto lleve a cabo su proyecto de 46 páginas de viñetas con imágenes de lluvia, lo quiero editar!!!

Muchísimas gracias a Andrés por su reseña, una de las más valiosas; y gracias a todos los que opinaron. Y a los que compraron el libro todavía más!!!

Un abrazo.

Marcos

Marcos dijo...

Como siempre llego tarde a la discusión. De todas formas voy a hacer mi aporte por si aún hay alguien en línea.

Los Trabajos del Agua es un compendio de historieta más cercana a la plástica y a la poesía que a la historieta narrativa, esto está explícito por Alberto en la contratapa del libro y es, si se quiere, el hilo conductor del libro. Con esta premisa, poner un tema unificador significaba negar la propia naturaleza de lo que se quería publicar.

Cito a Caio Di Lorenzo cuando digo que el arte experimental puede resultar hermético y excluyente, pero sirve mucho para renovar a las demás artes. Siempre algo "decanta" hacia el arte más popular y ayuda a mejorarlo. Eso es un valor muy grande y creo que Los Trabajos cumple con esta idea.

Los Trabajos del Agua recopila un tipo de historieta que vimos mucho quienes asistimos a los encuentros de historietistas de todo el país. Un tipo de historieta muy recurrente en pequeños fanzines fotocopiados, que buscaban más el goce estético que la transmisión de una historia. Creo que el concepto de "poesía" es muy importante aquí. Quien busca una historia en una poesía está perdido. Quien busca una historia en una historieta de Alberto también. Y tenía que existir un libro que recopilara este tipo de historietas.

Estoy muy contento con la reseña de Andrés y con la discusión que suscitó. El arte siempre debería generar estos debates, si es que aporta algo nuevo, si transgrede, si renueva. Si todos estamos de acuerdo, significa que es más de lo mismo. Aprecio muchísimo que Andrés sea un tipo a quien recurrir si querés una opinión sincera sobre algo y me da placer descubrir que algunas de las cosas que remarca como falencias del libro son, para otros (me incluyo), cuestiones valiosas. Quiere decir que ahí está lo innovador, la estructura que se rompe.

Como editor me pregunto mucho sobre cuál es el equilibrio entre lo "bueno" y lo que "se vende". Tal vez sólo podamos encontrar ese equilibrio en el gusto personal. No lo se aún. Sí sé que, cuando Alberto lleve a cabo su proyecto de 46 páginas de viñetas con imágenes de lluvia, lo quiero editar!!!

Muchísimas gracias a Andrés por su reseña, una de las más valiosas; y gracias a todos los que opinaron. Y a los que compraron el libro todavía más!!!

Un abrazo.

Marcos

Marcos dijo...

Como siempre llego tarde a la discusión. De todas formas voy a hacer mi aporte por si aún hay alguien en línea.

Los Trabajos del Agua es un compendio de historieta más cercana a la plástica y a la poesía que a la historieta narrativa, esto está explícito por Alberto en la contratapa del libro y es, si se quiere, el hilo conductor del libro. Con esta premisa, poner un tema unificador significaba negar la propia naturaleza de lo que se quería publicar.

Cito a Caio Di Lorenzo cuando digo que el arte experimental puede resultar hermético y excluyente, pero sirve mucho para renovar a las demás artes. Siempre algo "decanta" hacia el arte más popular y ayuda a mejorarlo. Eso es un valor muy grande y creo que Los Trabajos cumple con esta idea.

Los Trabajos del Agua recopila un tipo de historieta que vimos mucho quienes asistimos a los encuentros de historietistas de todo el país. Un tipo de historieta muy recurrente en pequeños fanzines fotocopiados, que buscaban más el goce estético que la transmisión de una historia. Creo que el concepto de "poesía" es muy importante aquí. Quien busca una historia en una poesía está perdido. Quien busca una historia en una historieta de Alberto también. Y tenía que existir un libro que recopilara este tipo de historietas.

...

Marcos dijo...

Perdón, me tiró un error el mensaje por su longitud y creí que tenía que volver a publicarlo en partes, por eso la repetición.
Saludos!

Checha dijo...

Buenas...
Me acerco muy humildemente a la discusión, no tanto por tener algo qué decir sobre el mundo de la historieta, sino por haber participado del libro.
Alberto me contactó para participar sabiendo que yo no soy (ni cerca) una dibujante de historietas... eso me pareció lo más atractivo de participar. Alberto quería ver cómo se abordaba una historieta sin tener una estructura en la cabeza. Al menos así se entendió. Y creo es el resultado que se ve. Después, si hay cortedad de estilo, de narración, nosequé... tanto me da. Para mí alberto propuso un libro anárquico y muy fiel a lo que él hace... mirar para adentro. Ese fue el ejercicio que me contagió a hacer a mi... que de hecho no reparé un segundo a ver si lo que le había entregado estaba bien o mal estilísticamente (que probablemente para un colgado de la historieta apestó).

Fue interesante ver qué cantidad de cosas podés hacer cuando no tenés ninguna diagramación en la cabeza (una página sin guión, una con guión robado, otra hecha sobre un soporte diferente como puede ser una serie de estampitas, qué se yo...)
Eso es Alberto... y eso es el libro creo yo.

Lamentablemente no ví el libro porque alberto no vino a Uruguay entonces no ví muchos de los otros laburos. La propuesta me hace acordar mucho, eso sí, a una revista de comics que se publicó en Uruguay mucho tiempo llamada "Guacho. Historietas tontas". Una demostración de que algo que es (en el caso de guacho) totalmente incomprensible y demente... puede salir a luz porque los que lo regentean son unos copados que creen en lo que vienen haciendo. Estoy hablando de un mercado como Uruguay, así que háganse una idea.

Sentarse adelante de una hoja en blanco a ver qué va saliendo y tomarse eso tan en serio como para publicarlo, ¿no es valentía? ¿no es rebeldía?

Qué importa si vende. Para eso tiene alberto un trabajo aparte. Para dar estos batacazos supongo.

Saludos.

Martin Suarez Lerra dijo...

Hola, me sumo a los comentarios de la gente. Publique en los trabajos del agua. Y me pareció interesante la reseña de la gente en general.
Conozco al genial Alberto ( que para los locales no es Alberto sino el gran Abeliza) y quiero explicarlo de alguna manera mas sencilla para la gente q lee comics y escucha música de todo tipo.
Alguien podría explicar a jhon zorn…no loco es jhon zorn …alguien podria explicar los gritos inexplicables de mike patton o existen diversos mike patton?, el tipo es único, comparar su estilo en una historieta es algo jodido.
Los trabajos del agua es un trabajo en general que no es común, y no es común por que son pocos los editores en argentina y los historietistas que quieran arriesgarse, eso me parece lo valioso de este trabajo y si nos hundimos con los trabajos del agua vamos a estar contentos de morir ahogados jajaja.