el blog de reseñas de Andrés Accorsi

miércoles, 5 de enero de 2011

05/ 01: GREEN ARROW Vol.4


No tengo la menor idea de por qué The Archer´s Quest se reeditó como Vol.4 de esta serie, si arranca justo un número después de la saga que se recopiló en el Vol.2, pero bueno, por ahí la gente de DC no sabe contar y cree que después del 2 viene el 4. Sigue siendo un error menos grosero que poner a Bob Harras de Jefe de Coordinadores…
Pero vamos a la historia, que está buena sobre todo porque parte de una premisa muy original. Los héroes toman conciencia de que se van a morir y entonces cada uno le encomienda a un amigo que, tras su muerte, haga desaparecer pistas que podrían sacar a la luz la identidad secreta del occiso y poner en riesgo a sus seres queridos. Hal Jordan se hizo cargo de las pertenencias de Barry Allen y a Oliver Queen le tocó hacer desaparecer las pertenencias de Jordan. Ahora Ollie volvió de la muerte (un tiempito antes que los otros dos, que también están vivos de nuevo) y nos revela que puso a cargo de la tarea de ocultar sus huellas nada menos que a The Shade, un inmortal que coquetea tanto con héroes como con villanos. A Shade se le escaparon un par de cositas, y Ollie se va a dedicar a rescatarlas junto a su compañero de siempre, Roy “Arsenal” Harper.
Con esta consigna, el guionista Brad Meltzer (el de la polémica Identity Crisis) nos va a llevar en un viaje por la historia de Ollie en el que lo más importante no es la aventura, ni las peleas (de hecho hay una sóla en 130 páginas), sino reflexionar acerca de los afectos y las lealtades en la vida del arquero esmeralda. Lo central acá son las relaciones: con Roy, con Black Canary, con Hal, con el resto de la JLA, con el propio Shade y con Connor, el hijo de Ollie que tomó la identidad de Green Arrow cuando su padre murió. Lógicamente, al prescindir prácticamente de la machaca, la saga cobra otro ritmo, más pausado, más reflexivo. No está esa sensación de peligro constante, esa adrenalina vertiginosa del típico relato superheroico. Por el contrario, hay diálogos muy bien escritos y muy reveladores. El mejor de todos es un soliloquio de Ollie que “oimos” gracias a un bloque de texto: “Hal me gastaba porque nunca tuve una buena galería de villanos. Pero eso es porque mi mejor enemigo siempre fui yo mismo”. Y esto cae justo cuando Ollie se quiebra y (nos) revela un secreto muy jodido y muy impactante, que obviamente no te puedo spoilear.
Eso es lo bueno. Lo malo es que esto le da a Meltzer la excusa perfecta para escribir una oda al geek, una cátedra de Universo DC que deja afuera al que no se sabe de memoria toda la historia de la JLA, sus enemigos, sus sidekicks, etc. Todos los héroes se llaman por sus nombres de pila (Hal, Barry, Ray, Clark, Dinah, etc.) y mencionan al pasar hechos del pasado que no se explican como para que los entienda el que no sabe de qué están hablando. También aparecen en roles menores un par de villanos a los que ni se los nombra (Ace y Warp) y con un poquito más de protagonismo, Cat-Man (Thomas Blake) en su última aparición como villano tercerón y patético, un par de años antes de ser reformulado (y cobrar mucha chapa) en Villains United. El final que le da Meltzer a Cat-Man está tan bueno que me hubiese gustado que quedara así, y que el rol de Blake en Villains United y Secret Six lo ocupara otro personaje.
Pero no puedo cerrar la reseña sin hablar bien del maestro Phil Hester, gran dibujante y mejor narrador, acá un poco constreñido por la gran proliferación de diálogos y escenas tranqui, pero siempre recontra-solvente para dibujar bien lo que le pidan. Un capo.
Y ahora sí, llegamos hasta acá. The Archer´s Quest se parece poco al típico comic de superhéroes, porque se toma todo el tiempo del mundo para que los personajes reflexionen, piensen y repiensen lo que hicieron y lo que dejaron de hacer, y cómo eso afecta las vidas de sus amigos y sus seres queridos. He visto partidas de dominó entre septuagenarios más épicas que esta saga, pero como rareza, como enfoque novedoso sobre un tema muy gastado (la muerte y resurrección de los superhéroes), la recomiendo a full.

4 comentarios:

Patricio dijo...

Feliz año Andrés y te fellicito por el blog del año pasado y el que estás haciendo ahora.

Sobre está reseña tengo una duda esto a nivel argumental está mas cerca de Identity Crisis( que me encantó pero cuyo final no me convenció) , o Last Will and Tetament, el One Shot que hizo Metler para la Crisis final y que encontré aburridísimo?
Punto Final para las resurreciones: generalmente las desapruebo la de Barry Allen me pareció una idiotez. Cual es tu opinión?

Andres Accorsi dijo...

Nunca leí Last Will and Testament, así que no te puedo responder a lo primero.
En cuanto a las resurrecciones, suelen ser una gran falta de respeto. La de Ollie (pergeñada por Kevin Smith) también, aunque dio pie a una buena historia (Quiver).

Belerofonte dijo...

Listo, leído The Archer Quest y me encantó. Posta que es muy emocionante por momentos.
Che Andrés, vengo leyendo The Walking Dead e Invencible y son buenos posta, no entran en tus posibles reseñas?

Abrazote!

Andres Accorsi dijo...

Nunca me enganché con ninguna de las dos... Pero The Walking Dead por ahí la leo en algún momento. Me la recomendaron bastante.