el blog de reseñas de Andrés Accorsi

viernes, 14 de enero de 2011

14/ 01: PRINCESS AI: RUMORES DEL OTRO LADO


Al final, el querido y nunca bien ponderado Pablo “Muñones” Muñoz no era un grasa, sino un vanguardista y –como suele suceder en estos casos- el tiempo le dio la razón. Durante años, batalló desde la editorial Deux por publicar mangas chotos, por cancelar las series en cualquier lado y sin previo aviso, por hacerte comer esperas de hasta 18 meses entre un tomo y otro de una colección, y demás atrocidades que le ganaron el odio de lectores, comerciantes, distribuidores y licenciatarios. Pero con tiempo, esfuerzo y persistencia, Muñones demostró que su forma de hacer las cosas era la única viable. Así fue como –tarde pero seguro- los otros editores de manga, Ivrea y LARP, entendieron que ese era el ejemplo a seguir: durante 2010 se abocaron a “muñonizarse”, a seguir la prédica del maestro, y hoy la cantidad de mangas que aparecen cada mes en los kioscos argentinos es irrisoria comparada con lo que se editaba en 2009. Y eso por no hablar de la calidad…
Todo esto para explicar qué hago yo leyendo la sarta de pelotudeces que acabo de leer. Sólo una elevada abstinencia de manga, al límite de la insanía, puede llevar a alguien que terminó la escuela primaria a leer este tomo de Tokyopop, editado en nuestro país por Deux.
A ver: se supone que esto le va a interesar al fan del manga. ¿Por qué? Si no es manga! Son comics hechos por autores yankis, coreanos y de otros países, para una editorial estadounidense. Incluso casi todas las historias de la antología están pensadas en sentido de lectura occidental. ¿Qué tiene que ver esto con el manga? Ni idea. También se supone que la serie fue creada por Courtney Love, la gorda puta, borracha y drogadicta cuyo único mérito es haberse acostado con Kurt Cobain. Pero no lo escribe ella! Y se supone también que a los personajes los diseñó Ai Yazawa (la grossa de Nana y Paradise Kiss), pero tampoco lo dibuja ella! Y por si faltara algo para irse al descenso directo, esto NO ES la saga de Princess Ai, sino un tomo de historias complementarias, anécdotas accesorias, relatos alternativos o aventuras protagonizadas por los personajes secundarios. Pero la saga en sí no avanza ni un milímetro. El “atractivo” son las reflexiones de varios personajes acerca de lo que pasó en la trilogía original.
Para esto se rejuntó a un montón de autores de estilos pseudo-ponjas de los que habitualmente publican en Tokypop. Por supuesto está Misaho Kujiradou, una de las autoras del “manga” original. Pero no descolla en lo más mínimo; por el contrario, se mezcla en el lodazal de la berretada que se traga a la gran mayoría de los autores de la antología. Vamos a salvar a Kim Mi-Kyung, mangaka coreana bien dotada para dibujar shojo clásico, y por supuesto apoyada en un guión ridículo y descerebrado. Y a una historieta completa que se deja leer entera, a lo largo de sus 24 páginas. Sin ser una joya, La Leyenda de Hawk-Ai (de Steve Buccellato) es una reinterpretación ingeniosa de la saga de Ai, con hábiles triquiñuelas para mantener la atención del lector que ya sabe a dónde va la historia y un buen balance entre dramatismo y chistes pelotudos. El dibujo es apenas tolerable (parece un clásico dibujante de Archie tratando de copiar los yeites de los mangakas) y la narrativa es impecable, nada que ver con los matetes infumables de la mayoría de los muertos (y muertas) de frío que pueblan estas páginas.
Si te hiciste muuuuuy fan de Princess Ai, en una de esas, te cierra esta cosa sosa, reiterativa, con princesas que cantan pop, galanes guitarristas, cazatalentos corruptos y un gay estereotipado al borde de lo ofensivo. En ese caso, entrale con guantes de amianto, porque varios de los dibujantes son realmente radioactivos. Y si no te hiciste muuuuuy fan de Princess Ai, sumate al club de los que creemos que haber talado árboles para imprimir esta bosta debería ser considerado un crimen de lesa humanidad. Ni olvido ni perdón.

7 comentarios:

The Chosen One dijo...

1- Quién diría?? Muñoz en la vanguardia! JA!
2- No puedo creer que hayas leído esto. Eso es amor al blog y no cagada.
3- Burn after reading.

Emilio Ladetto dijo...

La verdad, como haces para leer algo que ya sabes antemano que es muy malo, o sos de esos que no te permitís opinar antes de leer o ver?

Andres Accorsi dijo...

Lo mío hoy por hoy es olfato. Huelo el comic y ya tengo una idea de si me va a gustar o no. Le emboco en un... 65-70% de los casos, más o menos. Pero puesto a leer, me aguanto el olor a bóñiga y le meto para adelante.
Cuando se trata de una antología, por berreta que parezca, casi siempre hay algo medianamente rescatable, un par de dibujantes buenos, algún guión con alguna idea piola... Acá hay poco de eso.

Redskull dijo...

Cuanto odio, me encantan este tipos de criticas :D. Con todo el embole.

Horacio de Rio Gallegos dijo...

"...sumate al club de los que creemos que haber talado árboles para imprimir esta bosta debería ser considerado un crimen de lesa humanidad."

Jajaja. ¡¡¡Qué maestro del insulto, qué artista de la defenestración!!!

Leandro dijo...

Sigo hace bocha tu trabajo, Andrés, pero recién hace poco estoy cebado con tu blog. De a poco lo estoy leyendo todo. Ya sé, en cualquier momento me internan en el Santa Lucía por desintegración de retinas.
Hace unos meses Muñoz fue invitado para dar una charla para alumnos de la carrera de Edición en la UBA, y si mal no recuerdo fue presentado como si fuera una nueva luminaria de la edición de historietas. Posta.
Me extraña que sólo hayas escrito una sola reseña de Moore (me toco un huevo por las dudas). Haceme la gauchada de recomendarme o no "Alan Moore´s the courtyard".
Gracias.

Anónimo dijo...

Leiste Ring Circus, qué te pareció?