el blog de reseñas de Andrés Accorsi

martes, 14 de febrero de 2012

14/ 02: ALFREDO GRONDONA WHITE

Qué loco cómo nos olvidamos tan rápido de Grondona White. En los ´70 y ´80 este tipo era un grosso de aquellos, un referente ineludible en materia de historieta humorística. En los ´90, cuando dejé de consumir Hum® y SexHum® lo perdí de vista y hoy tengo la sensación de que Grondona White ya no labura como humorista gráfico, ni nada parecido. Ojalá me equivoque.
Lo cierto es que en este tomo La Duendes recupera muchas de sus historietas. No sé si las mejores (no está, por ejemplo, Adolfo Cruz Gamarra Hitler, aquel hito de la primera SuperHum®), pero unas cuantas muy buenas, y además un montón de chistes de una sóla viñeta. Bah, en realidad son casi todos chistes de una sóla viñeta: la mayoría del tomo reproduce esos “ensayos” de Grondona White en los que el maestro tocaba un tema genérico, relacionado con las costumbres y modas de la Argentina de su tiempo, y lo desmenuzaba en varias viñetas, cada una con un chiste dibujado y un texto complementario por afuera de la viñeta, que solía ser sumamente gracioso. Hoy que está de moda el stand-up comedy, no estaría nada mal convertir en monólogos todas esas observaciones filosas y agudas que hacía Grondona White sobre pequeñas boludeces de la vida cotidiana. Parece mentira, pero varias están escritas hace 30 años y aún así mantienen intacta su gracia y su mala leche.
O sea que, entre estos “ensayos” y los chistes, hay poco lugar para historietas con narrativa. Tenemos, en este rubro, 7 u 8 historias cortitas de los Bespi y una sin diálogos, la sorprendente La Estufa de Aladino. En estas poquitas páginas queda clarísimo que, además de un observador agudo y certero, Grondona White es un narrador nato, un tipo al que no le cuesta para nada poner su dibujo al servicio del relato, como hiciera durante tantos años en los que nos contó las maravillosas turradas del Dr. Piccafeces.
El dibujo de Grondona White es increíble. Todo su repertorio gráfico se limita a una línea negra, siempre del mismo grosor, sobre el fondo blanco. Casi no usa manchas negras, o sea que sus páginas son mayoritariamente blancas. Ese trazo siempre igual, hace magia. Tiene nervio, tiene vuelo, capta detalles con asombrosa precisión, logra expresiones de enorme realismo o de enorme impacto cómico tanto en caras como en cuerpos. Cuando no dibuja seres humanos, la línea de Grondona White se parece a la de otro monstruo de trazo nervioso y repleto de detalles: el maestro Sergio Aragonés. Pero el fuerte de Grondona White son, precisamente, los seres humanos. Ahí es donde está su clave, en su forma de retratar a sus congéneres, en un estilo demasiado estilizado para ser un típico humorista gráfico (Tabaré, ponele) y demasiado caricaturesco para ser el enésimo clon de Alex Raymond, por mencionar al autor que motivó a Grondona White a convertirse en dibujante.
La edición por parte de La Duendes tiene varias fallas, principalmente en el diseño gráfico, que se ve feo y anticuado. Hay una página (la 73) a la que le falta un pedazo del arte, pero la das vuelta y en la 74... aparece esa misma página, ahora completa! Pero bueno, es lo que hay. Por lo menos se acordaron de rescatar del olvido a este prócer y de republicar unos cuantos trabajos suyos que –repito- no perdieron ni filo ni vigencia.
Si te querés reir un rato, Grondona White sigue siendo –como en los ´70 y ´80- una excelente opción.

7 comentarios:

JuanManuel Tumburus dijo...

Tengo 30 y todavia recuerdo con mi hermana chistes que leía en la Humi (la segunda etapa, avanzados los '80)de los Bespi. Un genio.

rpon dijo...

Y si la edición deja bastante que desear. Pero es genial que se recuperen a estos capos semi-olvidados y que puedan ser reconocidos en vida, como debe ser..

roberto barreiro dijo...

que ubneo rescatar a un tipo como grondona white que no merece el olvido... que parece el karma del 90% de los dibujantes y humoristas graficos argnetinos...

Matias Art dijo...

Un grosso de verdad Grondona White, un humorista de los que hoy en dia no hay, muy buena reseña, abrazo!!!!!

Anónimo dijo...

Nada que ver con el tema ,pero tango una duda que quizás me puedas aclarar. Porque DC publica ciertos TPB en papel de la peor calidad? no le he encontrado respuesta a esto , porqu algunos se publican en papel muy bueno , y no guarda relación con el precio TPB de 20 dolares o más caen en la categoría del papel hígenico o no se de que depende.

Andres Accorsi dijo...

Supongo que de la disponibilidad de papel en el momento de mandar a imprenta los libros...
En EEUU los libros no salen "cuando se puede", sino que las editoriales tienenla obligación de entregárselos a los distribuidores en fechas pautadas con mucha anticipación. Yo supongo que al tener que cumplir esta fecha de entrega sí o sí, muchas veces no pueden elegir el papel y terminan usando el que el imprentero tiene a mano.
Ojo, por ahí me equivoco y hay otros factores. Pero a mí se me ocurre ese...

FedeMZA dijo...

NOOOOO que grosso, yo tengo 7 u 8 SexHumor de los 80' que eran de mi viejo y son un cago de risa!, ojala empiecen con esto y vayan recopilando todas esas historietas de sexo que eran geniales como "historias en el telo" de Tabare o "Joven Argentino" de REP. ojala que lo pueda conseguir.... porque es esto o seguir leyendo a los muertos que publica la FIERRO nueva.