el blog de reseñas de Andrés Accorsi

lunes, 27 de febrero de 2012

27/ 02: BARBARA

Hoy no tengo tiempo para leer comics ni para escribir reseñas, porque estoy a full con un montón de cosas, entre ellas un número de Comiqueando que estamos preparando para Abril.
Para zafar, tengo un prólogo que escribí hace poquito para el Vol.2 de Bárbara, la clásica serie de Barreiro y Zanotto que está siendo reeditada en España, en lujosos tomos, por 001 Ediciones. Esto está inédito, todavía no se publicó en España. La portada que acompaña al texto es la del Vol.1. Mañana, otra reseña.

BARBARA, HASTA LA VICTORIA, SIEMPRE
por Andrés Accorsi
Alguna vez Borges escribió que a él se le hacía cuento que empezó Buenos Aires, porque la juzgaba eterna. A Ricardo Barreiro le pasaba algo parecido: se le hacía cuento que Buenos Aires pudiera terminar. Por eso, tras la devastación y la inundación, en esta saga Buenos Aires está ahí –como decimos los porteños- haciendo el aguante.
Disfrazar a Buenos Aires de ciudad post-apocalíptica es uno más de los tantos recursos a los que echa mano Barreiro para hacer un poquito menos obvio el mensaje que quería transmitir. Gestada entre 1979 y 1983 (en plena dictadura militar), Bárbara hablaba con total claridad de los tiempos oscuros por los que atravesaba nuestro país. Y lo hacía de un modo frontal, casi sin disimulos. Increíblemente, los organismos censores de aquella época no detectaban pistas tan elocuentes como que un planeta se llamara Ara-Guevar, o que uno de los líderes de la rebelión se llamara Ernesto.
Bárbara es, además de una ambiciosa epopeya, un gigantesco canto a la rebelión y la resistencia contra los abusos del totalitarismo. A pesar de la durísima coyuntura, la serie albergó por un lado una ideología revolucionaria (que aparece en muchas de las obras de Barreiro), y por el otro un grado de erotismo infrecuente en la historieta argentina (y americana) de aquella época. El episodio titulado “Viajero Estelar” es bastante elocuente en ese sentido. Al habitual festival de las chicas esculturales con escasa vestimenta se suman una viñeta en la que Bárbara se aferra a una especie de pene gigante, y en la siguiente viñeta, cuando Zanotto cambia el plano, las chicas parecen estar sujetas a los pezones de tres senos que flotan en el aire. Las ventajas de trabajar en una publicación como Skorpio, que estaba claramente bajo el radar de los censores...
Para 1979, Juan Zanotto ya era un dibujante absolutamente consagrado en Argentina, y con muchos trabajos realizados para Europa. Barreiro ya no era un novato, pero todavía no había creado ninguna historieta realmente exitosa (su As de Pique obtuvo el merecido reconocimiento en Europa, no tanto en Argentina). En estas páginas, que marcan la primera de varias colaboraciones entre Barreiro y Zanotto, ambos lograron una inmensa conjunción de talento, que puso a Bárbara entre las mejores obras en la vasta trayectoria de ambos maestros.
Bárbara consta de más de 500 páginas, un desafío colosal si pensamos que durante todo el tiempo en que se realizó, los autores vivieron en distintos países. Hay tramos (en especial en el último tercio de la obra) en que los guiones de Barreiro no llegaban a la redacción de Record y Zanotto debía hacerse cargo también de escribir la saga, pero siempre fiel a los lineamientos que habían trazado en forma conjunta. Paradójicamente, las obras posteriores de la dupla serían realizadas con Ricardo ya establecido permanentemente en Buenos Aires, pero no alcanzarían el asombrosos nivel (ni el éxito) de Bárbara.
Los paralelismos con El Eternauta son muchos y bastante evidentes. Una vez más, vemos cómo una invasión alienígena a Buenos Aires puede convertir en héroe a una persona común y corriente y parte del atractivo de Bárbara reside en cómo Barreiro nos muestra el pasaje de la protagonista de nena vulnerable a aguerrida líder de una revuelta interestelar. La gran diferencia está en el final: en El Eternauta los heroicos esfuerzos de Juan Salvo fracasan, mientras que aquí los valores de la solidaridad, la compasión y la valentía ganan una lucha que, en el mundo real, estaba perdida. Lo cual hace que la victoria valga mucho más.

10 comentarios:

GunnY dijo...

algun dia podremos verlo editado aka??

ARIEL dijo...

EN ALGUNAS COMIQUERIAS SE CONSIGUE, YO LA VI EN UNA DE MI PROVINCIA. Y ES LA EDICIÓN ESPAÑOLA DE LA QUE SE HABLA AQUÍ.

Andres Accorsi dijo...

Acá hay reediciones de Bárbara. Son ocho tomitos medio berretas de 1990, creo, editados por Record.
No sé si serán fáciles de conseguir.
Ojalá se vuelva a reeditar esto en Argentina, en libros de buena calidad.

roberto barreiro dijo...

a mi lo que ismepre me hacia ruido de barreiro era su antiheroismo. Creo que sus heroes o pierden o terminan con victorias pirrricas, como barbara justamente triunfando pero siempre con el regusto amargo en la victoria

Liponidas dijo...

Le tengo muchas ganas! Por suerte los tanos de 001 se decidieron a editarla en castellano, junto a Gigamesh el Inmortal (R. Wood y Lucho Olivera), la excelente Savarese (otra vez el maestro Wood y Cacho Mandrafina), Ana (de Solano Lopez y su hijo) y Slot Barr. La edición como bien decís es excelente. Ahora estoy leyendo la de Savarese y no puedo creer como esta magnifica historieta (que pluma el paragua por favor!) no se haya editado en un formato más grande. Ese formato esta bien, pero muchos dibujos se te quedan chicos y no se disfruta bien todo el arte de Mandrafina. Me emocioné tanto! me llevó a los tiempos donde me pasaba horas leyendo y 14 paginas bastaban para narrar una historia completamente autoconclusiva, que leida cronologicamente tenian un hilo conductor.
Me cebé y me voy a comprar las de Bárbara!! Gracias por darme el empujoncito que me faltaba Andres ;)

Anónimo dijo...

Andres, quien dibujo la tapa del numero 1 de Puertitas?

Andres Accorsi dijo...

No me acuerdo, Anónimo. Salió hace más de 20 años!

Matias Art dijo...

Excelente reseña, Zanotto es de los mejores dibujantes argentinos, una pregunta y si me responde Liponidas mejor, ¡donde se consigue Savarese??, muero por tener esa edición, se consigue fácil.
Excelente reseña Andres, un abrazo!!!!!

Liponidas dijo...

Matias, si me preguntás en Argentina, no lo sé, porque fui en octubre y me costó un huevo comprar historieta argentina: en el club del comic no tenian ni idea de Acero Líquido, por ejemplo...en la revisteria, solo venden lo que distribuyen ellos (Nocturno, Angela de la Morte...) encontré algo en Arkham comics, en la calle corrientes, en una galeria. Yo vivo en Barcelona y lo consigo acá... Saludos!

Anónimo dijo...

Puertitas Nº 1 (diciembre de 1989) la portada es de Miguel Genlot.