el blog de reseñas de Andrés Accorsi

sábado, 9 de junio de 2012

09/ 06: ¿SUPERHEROES ARGENTINOS? ¿EN SERIO?

Casi todas las semanas, o semana por medio, me llega por mail algún cuestionario de chicos o chicas que estudian algo vinculado a la historieta en alguna universidad: periodismo, edición, marketing, historia del arte, diseño gráfico... lo que sea. Y yo, en la medida de mis posibilidades, respondo todas las preguntas y los oriento para que puedan presentar trabajos interesantes, que les sirvan tanto para sacarse una buena nota como para enriquecerse desde la adquisición de conocimientos. Esta semana respondí dos cuestionarios y uno tenía que ver con los superhéroes argentinos.
Primera pregunta: ¿Cuáles son para vos las principales razones por la que son más reconocidos los superhéroes americanos que los nacionales?
Mi respuesta: Porque son los originales. Los superhéroes son yankis y punto. Hacer superhéroes argentinos es como hacer samurais nigerianos, no tienen nada que ver. Quedó demostrado que los superhéroes no son un género transplantable fuera de EEUU, como sí se logró hacer con el western.
Y ya está. Todo lo demás que contesté, fue al pedo. Con esa respuesta le armé (en realidad, le desarmé) el laburo al flaco que me escribió. ¿Me fui muy al carajo? No sé, ahora que tengo un ratito, lo puedo reflexionar acá, “en voz alta”. Lo del western está bastante claro, no? Digo, todos entendemos que los cowboys sólo pueden existir en los EEUU, y a la vez todos aceptamos que se han hecho magníficas películas e historietas de cowboys fuera de los EEUU. Incluso en Argentina, cuando se publicaban muchas historietas de gauchos (esas de Enrique Rapela, Walter Ciocca, Carlos Roume y tantos otros autores de los que hoy no se acuerda ni el loro), estas seguían bastante de cerca el modelo de las historietas clásicas de cowboys y funcionaban bien, no parecían samurais nigerianos. O sea que, de alguna manera, el género se pudo transplantar a otras culturas e incluso a otras locaciones.
Con los superhéroes pasó todo lo contrario. En el único país donde aparecieron guionistas capaces de escribir bien a los superhéroes yankis fue en Inglaterra. Y siempre que se trató de crear superhéroes locales (no sólo en Argentina, también en Europa, Africa o el resto de Latinoamérica) o bien salieron engendros infumables, o bien salieron historietas dignas, pero de muy escasa repercusión.
Por supuesto, esta última afirmación depende mucho de la definición de “superhéroe” con la que trabajemos. Porque si convenimos en que un superhéroe es un justiciero con superpoderes, tenemos que aceptar que antes de Superman y todos sus clones nosotros tuvimos a Patoruzú, y ahí se nos va todo a la mierda. O sea que se hace imperativo hilar un poquito más fino. Así, en una de esas coincidimos en que Patoruzú no es un superhéroe (por miles de motivos) y entonces, para pensar en superhéroes argentinos ya tendríamos que irnos a Misterix, Super Hijitus, Sónoman, y hasta ahí nomás, porque cuanto más nos venimos hacia el presente, más se vuelven a desdibujar las fronteras de qué es un superhéroe y qué no. No es tan fácil, está claro.
Por otro lado, acá tuvimos superhéroes yankis made in Argentina. Esas copias burdas tipo El Vengador o Supervolador no se esforzaban por adaptar el género a nuestra idiosincracia. Por el contrario, el esfuerzo consistía en convencer a los lectores incautos de que en realidad estaban leyendo a Batman o a Superman!
Seguro que el que mejor la hizo fue Oswal: no sé si alguna vez León Hamilton III mostró el DNI argentino, pero las aventuras de Sónoman estaban claramente ambientadas en Argentina y aún así funcionaban. ¿Por qué? Yo creo que porque, al estar pensadas para una revista infantil, dejaban de lado lo que nos distingue a los argentinos de los yankis: el cinismo, la viveza criolla, la incredulidad. Sin ser boludas, las aventuras de Sónoman son ingenuas. Y ahí está la clave. Cuando los superhéroes yankis dejaron de ser ingenuos, fue más difícil clonarlos, repetir o transplantar sus fórmulas. Los puristas dirán “es que dejaron de ser superhéroes”. Lo cierto es que para cuando en Argentina aparecieron guionistas que entendieron el género, qué es, qué potencial tiene, por qué funciona en EEUU, ya no había una fórmula original clara, obvia, fácil de copiar. Ni la fórmula clásica de DC de los ´40, ni la de Julius Schwartz ni la de Stan Lee se podían aplicar en los ´90, ni a héroes argentos ni a héroes yankis escritos acá. O sí, pero como decía antes, renunciando o bien a la calidad o bien al éxito. ¿Y la fórmula de Chris Claremont? ¿Ya estaba vencida en los ´90? Me parece que no. De hecho, en España la utilizaron Carlos Pacheco y Rafa Marín para Iberia Inc., y tan mal no les fue. Acá, no hubo nadie que lo intentara.
El fenómeno de los superhéroes es bastante cíclico y ahora parece que están de vuelta en la cresta de la ola. ¿Surgirá de entre estas hordas de nuevos fans del género una camada de guionistas que intente con éxito y criterio transplantar el concepto de los superhéroes a Europa, Africa o Latinoamérica? Y lo más importante: ¿Hace falta? La dejo picando...

35 comentarios:

fmlobito dijo...

Mas que dejarla picando habilitaste un paso Riquelmeano. Tema que tiene tela para cortar, sin lugar a dudas. A mi humilde entender, muy bien señalado por vos, la falta de éxito del superhéroe argentino está en la estrategia inútil de trasladar el calco de la fórmula yanqui. Error garrafal, son sociedades, ergo, formas de pensar distintas! Y creo que podemos conectar con el tema de la falta de chicas comiqueras. De los intentos de de superhéroes locales, cuantos se hicieron tratando de enganchar nenes y nenas por igual? me juego por un cero rotundo! Vos analizaste sobre los cánones de representación tan poco atractivos para las minas, y siempre ví ese esquema tristemente imitado aquí. Si hay algo que me llamó la atención en estos días es como pegó Loki (post peli Avengers) en las chicas que normalmente no solo no leen revistas de superhéroes, sinó que hasta las defenestran. Se sienten mucho mas atraídas, cuando no, por el manga. Ojalá que este boom superheroíco sepa ser descifrado para inaugurar una nueva forma de pensar los comics de aventuras superpoderosa en un nuevo lenguaje, seductor para ambos sexos y con elementos regionales bien traducidos.

NNcomic dijo...

El caballero rojo no es un buen ejemplo?

NNcomic dijo...

Me olvidaba ..."El oJo Blindado"?

Andres Accorsi dijo...

¿Buenos ejemplos de qué?

idealistaluis dijo...

Con cuerdo con Andrés en que la mayoría de las veces se ha intentado copiar el modelo USA. Yo como guionista (ESTIGMA), y el como editor (Caballero Rojo, homenajes a tapas y sagas inclusive), lo hemos hecho.
Existe otro camino para hacer superhéroes?
No quiero ni discutir si el Eternauta lo es o no lo es.
Oesterheld escribía superhéroes como los americanos.
Tampoco pegó el manga argentino.
Solo sabemos hacer historieta a la "europea"? es decir, historieta argentina que gusta a los europeos y que terminan "copiando" el modelo?
cual es "el" genero argentino? Columba? Fierro?
no se, creo que son épocas, momentos... creo que hoy jacer un supergrupo de superheroes aprovechando el exito de Avengers, sin la rosca que estos tienen por detrás, es una locura.
si creo que con apoyo editorial, de ventas, de repercusión y de críticas puede haber superheroes argentinos.
hay que ver si hay guionistas dispuestos a escribirlos y enamorar a la gente.
No sé si dije algo claro al final... pero como me vengo haciendo esa pregunta desde que leo cómics, algo quise contestar.
sds

Andres Accorsi dijo...

Estigma, Ojo Blindado, Caballero Rojo... todos ejemplos de intentos de apropiación del género que no tuvieron éxito. En distinto grado y por distintos motivos, pero todos fracasaron.
Yo creo que no hay un "género argentino", como no hay géneros europeos, tampoco. Cualquier género que se explora en Latinoamérica o en Europa se puede explorar en cualquier otro lugar.
Pero Japón y EEUU, al estar culturalmente más aislados del mundo, cultivaron géneros que pareciera imposible transplantar a otras latitudes.

NNcomic dijo...

Por favor Andres evaluemos la obra no su repercución, bien sabemos que en este ispa no pasa demasiado con la historieta por mas que le queramos dar manija, el mercado aca es muy restringido, quien puede cuestionar la calidad del OJo blindado, por favor daría mi mano izquierda (soy surdo) para dibujar la mitad que ese pibe y el guion no desentonaba. Okey no era el "dark knight", pero era altamente coherente o por lo menos iba mas alla que la media del meinstream yanky...que se yo, perdon por la falta de vuelo literario acabo de volver de "salir" y la chneider todavia juega un rol decisivo en mi cabeza, pero creo que hay que ser justos con algunas cuestiones (hic!) Abrazos...

Patricio dijo...

Concuerdo con tu nota casi por completo. Vaya uno a saber porque la fórmula de los super-heores no ha sido exitosa en otros países. Yopienso que la excepción, con las diferencias lógicas es el caso de Japón. Astroboy, Kamen Rider y hasta Goku para mi no difieren mayormente de los super -héroes.

Joe Lucas dijo...

"el mercado acá es muy restringido" punto

CucarachaEnojada dijo...

Creo que el problema es que,si un Argentino pela superpowers,seria un supervillano.

O algo muy parecido al Chapulín Colorado.

Azraelito dijo...

No le deseo la muerte a nadie pero capitán mengano parece un chiste de Pat Mills y Kevin Oneill en una viñeta de Marshall Law.

Andres Accorsi dijo...

NN, yo no opiné de la calidad de Ojo Blindado. Habría que ser muy pelotudo para hablar mal de un dibujante tan completo como Waccio Zkater. De los guiones me cuesta opinar porque como la historieta fue un fracaso, nunca se publicó ni una saga completa.
En cuanto a lo que plantea Patricio, no es para nada disparatado pensar a Goku, Kamen Raider o incluso a los Caballeros del Zodíaco como superhéroes. Depende -como dije antes- de cuánto nos animemos a ampliar la definición de "superhéroe".

NNcomic dijo...

Me llamo Martin, si pensamos al superheroe como un justiciero con habilidades extraordinarias, quedarian afuera personajes como el Punisher, (Batman, Iron man y otros son extraordinarios pero por metodos artificiales) tendriamos que tener en cuenta el contexto en el cual se mueven y el contexto en el cual nos movemos nosotros. La idiosincracia de los yankys y la nuestra...
Me parece que a la hora de emprender una obra (si queremos jugar con el genero) tenemos que repensarnos a nosotros como sociedad y hablar de las cosas que nos pasan a los argentinos...Si no hay un mensaje o una idea clara que transmitir, me parece que el genero de superheroes trasladado a nuestro pais puede caer en un mero artificio...

Pablo Zambrano dijo...

De por sí los superheroes (tradicionales, a lo golden y silver age) no han funcionado, no solo en argentina, sino en ninguna otra parte del mundo. Cybersix pegó un monton en europa, pero al final funciona mas como novela noir, aunque el personaje tenga un monton de guiños a batman.
Y kamen rider y sus sucedaneos tienen seguro una inspiracion en los superheroes pero al final funcionan de forma muy propia.
Incluso acá los mas exitosos funcaban de forma muy diferente a los yankis: Misterix terminó siendo mucho mas un detective (y que yo sepa no tuvo mucho supervillano ni elementos sci-fi) e hijitus es puro humor absurdo, y en ambos casos el tema de la identidad secreta era totalmente irrelevante.

Capitán Manu dijo...

Una vuelta le preguntan a Sábato que porqué el policial o novela detectivesca no funcionó en Argentina y el tipo contesta que tenemos una cultura que rechaza las instituciones y la idea de una Ley que lo rige todo y a la cual hay que amoldarse. Mucho más difícil que el lector se ponga del lado del héroe (el detective) en la búsqueda de que las cosas se solucionen de manera de que el Estado quede intacto.
El superhéroe, al gual que el detective, es un tipo ultra conservador que busca que las cosas sigan como están, que el Sistema se sostenga: Superman atrapa al ladrón y le derrite la navaja y te devuelve la billetera pero ni en pedo usa sus poderes para cambiar la cosa y que ya no haya pibes excluídos que necesiten salir a afanar con una navaja.

Capaz eso que dijo Sábato aplique un poco, no?

NNcomic dijo...

Gran respuesta Manu...adhiero...

Andres Accorsi dijo...

No coincido para nada con Sábato. Acá se han escrito grandes novelas policiales y detectivescas. Lean a Sasturain, a Ricardo Piglia, a De Santis, a Guillermo Martínez... Tenemos muy grossos exponentes de ese género.

Sucubo dijo...

Creo que el problema es cultural. La idea del super héroe implica en última instancia la transposición de la idea del hombre providencial, capaz de modificar mediante su voluntad la realidad circundante, restableciendo un orden justo mediante la violencia (en la mayor parte de las veces contenida). Si te lo pensás un momento no parece extraño que tipos como batman se den en mismo país que el objetivismo.
En ese sentido, la cultura argentina tiende a poner en tela de juicio ese tipo de posturas. Los grandes individualistas no son, en general, héroes sino personajes marginales como los protagonistas de Arlt o Sábato. No restablecen un orden y ni siquiera lo cambian. En el mejor de los casos, lo resisten con mayor o menor éxito.
Por otro lado, hay una carga histórica grande. La idea de un linterna verde argento impidiendo un robo a un banco, en el pais del corralito y el vaciamiento financiero aparece como poco creible.

José Eloy Santillán Glen dijo...

Me parace que se han ido por las ramas, la discusión pasa por los nichos de mercado, seamos realistas, el mercado para la historieta local es muy chico, sea o no sea de superheroes, por lo menos cuando entro a una comiquería casi todo lo que hay son americanos y manga, mercados con producciones enormes y con grandes capitales a cuestas para llevar los personajes a otros medios (peliculas, series animadas, etc, y con gran gama de calidades técnicas).
Ellos ya lograron que les aprobemos concesiones, "ok, si yo digo que a un tipo tiene poderes lumínicos porque lo picó un bichito de luz radioactivo te vas a cagar de risa, pero que trepe las paredes porque lo pico una araña está todo bien"
Si queres hacer al hombre bichito de luz, hoy en día, sin todo el "aparato" detrás, no lo vas a lograr, porque al nicho de mercado que mas consume esas historias tipo "mainstream" no le va a interesar y se va a reir de tu idea.
El nicho de mercado que consume cosas menos mainstream es mas fácil que se enganche en otro tipos de historias (que puede ser un caudal respetable en algunos casos, pero en ningún caso un Exito como el otro).
Resumen, a la gente (hablo en general, gracias al cielo hay excepciones y creo que la mayoría de los que siguen el blog son de esas excepciones) que consume cosas locales, no le interesan conocer superheroes "copiados o importados", y al que lee superheroes no le importa una producción local.

Anónimo dijo...

Es como pasa en muchos casos, logra funcionar cuando después de muchos intentos fallidos aparece uno que logra hacerlo bien adaptándolo a la idiosincrasia local y le abre el terreno al resto. No es fácil, de hecho, es muy difícil, pero tampoco imposible.
Deivid

NNcomic dijo...

A falta de una buena definicion, me parece que “El Hombre Primordial” de Mantella es uno de los ultimos grandes ejemplos de como hacer comic de Superheroes en nuestro pais...el tema es que despues no le damos bola...

FiX dijo...

Andrés, vos decis exito y fracaso en cuanto a que? a ventas? a critica?
CAZADOR fue exito de ventas, fracaso de criticas
CYBERSIX fue exito de criticas y fracaso de ventas (en Argentina)
Cazador, personaje del que soy fan, fue un exito, justamente porque era una parodia del genero superheroico combinado con costumbrismo y satira politica; y en Argentina la satira y la parodia suelen ser exitos.
Recordando a Trillo me ponia a pensar que Cybersix aca no pego porque, tal vez, el personaje era demasiado oscuro y serio, cuando los personajes mas populares de él fueron generalemente, los que se tomaban mas en sorna el genero (el Loco Chavez -periodista aventurero lejos de ser Tintin-; el Sr Lopez -que era loser hasta en sus fantasias-; etc.)
A esto, ademas, hay que sumar el hecho que quien haga una historeita de superheroes argentinos, se la dara para consumir a lectores de superheroes en general que ya vienen con el paladar sensible para cliches del genero.

FiX dijo...

Por otro lado, pensando en los primeros superheroes, Batman y Superman, algo me hace pensar que ni sus creadores pensaron que podia pegar el concepto y por eso los alejan de la realidad trasladando sus acciones a ciudades ficticias (Gotham, Metropolis, etc.) y pasa un tiempo donde el exito se consolida donde los guionistas se juegan en meter tipos en calzas correteando por ciudades reales.
Que ocurra la accion en un lugar "como tu ciudad o como la mia, pero distinta" me parece que es algo fundamental. Colocar la accion directamente en una ciudad como Buenos Aires o Rosario es mucho mas dificil, el lector tiene muy presente como es esa ciudad

Sucubo dijo...

FiX: No estoy muy seguro lo de las ciudades inventadas. La Sombra, quizas el antecedente pulp mas cercano a Batman es de New York. Por otro lado, siempre esta la solución de una historieta hecha aca y ambientada en EE UU como Alack Sinner o Blacksad, que demostraron que el detective noir podía garpar hecho por no yankies (cosa que por ahi ya lo habia probado Boris Vian 30 o 40 años antes pero no en historieta)
La pregunta también pasa por entender si hay un mercado para bancar un producto industrial como el de los superheroes. Quizas no ahora, pero cuando lo hubo (pienso, por ejemplo, en la época de Columba o Patoruzú) forma de comercialización era totalmente distinta a la de DC o Marvel. Pasa lo mismo en Europa donde el comic se distribuye mas en albumes que en revistas. No se si no habría que adaptar también la forma del relato en función de eso

NN dijo...

Siendo que leí mi nombre por ahí, me pareció pertinente pasar a comentar, porque en la larga lista de ejemplos que mencionan se pasan por alto uno, que a mi entender –nada prodigioso- es el más logrado de cuantos he leído.
Para mí, lo más cercano que se ha estado de generar un super-héroe vernáculo fue la genial creación de la no menos genial dupla Guillermo Grillo- Edu Molina (bueno Tato Dabat había sido responsable del guión en el comienzo, pero Grillo fue quien terminó dándole carácter a su personaje).
Me refiero, por supuesto a “Animal Urbano”. Seguramente haya que definir qué es un “super-héroe”, pero mientras tanto me tomo la licencia de emplear el término –que tal vez no pueda definirlo del todo ni de hacerle justicia- para designarlo.
Un super-héroe argentino no podría ser de otro modo: una génesis violenta y una actitud acorde a la realidad en la que se desenvuelve. Subsiste en la marginalidad y los suyos son los desvalidos. Jamás evitaría que robaran un diamante de un museo, pero impedirá la violación de una mujer por parte de la policía –en su mundo se evidencia quiénes son los “villanos”, aparte de algún ladrón de poca monta-. En su haber sobresalen diversos episodios: interponerse ante un golpe de estado, salvar a unos niños de una red de trata, rescatar a una prostituta, evitar la masacre de docentes en huelga cortando un puente, etc. Enfrentado al poder político, perseguido por el judicial, invisibilizado por los medios, viviendo en los márgenes ¿Existe algún ejemplo más acabado del héroe argentino, que enfrente las condiciones de existencia de esta realidad –es decir, lo que permite usar dicho gentilicio-?

Salud.

José A. García dijo...

¿Y Babetool? ¿Aplica para el rótulo de superhéroe pensado en argentina?

Saludos

J.

Andres Accorsi dijo...

¿Babetool, superheróina? Nah, no jodamos...
¿Vieron lo que es la sincronicidad? Justo estábamos charlando el tema de los superhéroes argentinos y el capítulo de hoy de Continuará se trataba de eso, con mucho énfasis en Sónoman y Cazador.

José A. García dijo...

Ok, ¿y por qué no? Tiene algunos poderes, habilidades como las de un batman, un toque de misticismo, personajes secundarios que la acompañan, y se publicó una historia completa hace unos años.

J.

Pablo Zambrano dijo...

babetool es puro manga, y casi todas las referencias que tiene son a cosas ponjas: alita, akira, final fantasy, apleseed y demas sci-fi ponja ochento-noventosa

José A. García dijo...

Y cuál es el problema? Si ya se dijo que se puede considerar a mangas como Saint Seiya como superheroes, lo mismo con Alita. O, llegado el caso, con CiberSix...

J.

GunnY dijo...

yo le deje mi voto al cazador... es un superheroes de una moral cuestionable. pero heroes al fin ajjaja

Deimon dijo...

Perdón, llego tarde pero tengo que decirlo: no es tan complicado, el género de superheroes es muy facilmente reconocible. No jodamos!
Es cuestión de enumerar los elementos arquetípicos del género para determinar si tal o cual cómic entra en la categoría "super heroes" o no.

Cazador no entra, como bien dijeron por ahí es una parodia. Cibersix, Ojo blindado, Caballero rojo entran perfectamente (tenemos la doble identidad, los trajes llamativos, los villanos, etc). Animal Urbano es más polémico, pero podemos darle el OK (si asumimos que es una especie de Hulk criollo).

Y otra aclaración: medir el "éxito" o el "fracaso" es una cuestión subjetiva, aparte de ser muy relativo por lo volátil e irregular del mercado comiquero nacional.

slds
Deimon

PD: Caballero Rojo es y será un éxito dentro del género "SuperHeroes en Argentina". Cumple con todos los requisitos para ser catalogado como cómic de superheores, su calidad es innegable. Supo adaptar todos los elementos del género a una historia bien argentina.
Con ambientaciones, personajes y situaciones bien autóctonos. Desde el vamos, el protagonista retoma un emblema nacional por excelencia (toda la mitología de titanes en el ring).
Se sostuvo su publicación a lo largo de los años (en forma irregular, sí), que supo aprovechar ampliando su universo ficcional y donde vimos pasar por sus páginas artistas muy diversos.
¡Que alguien me explique cúal es el "fracaso"!

Anónimo dijo...

El eternauta no es un superheroe? la cosa no es que no se sepa hacer un super heroe latino o en este caso, argentino, la cosa es el constesto, por eso creo que el eternauta es el mejor ejemplo, y decime si no es una de las historietas mas leidas del comic nacional? Es que refleja algo mas acorde a nosotros, nada de super rayos ni poderes, algo mas acorde, yo creo que la clave esta en como lo contas.
Por otro lado, lei por ahi que las mujeres no leen sobre superheroes o que van a al manga, a mi defensa solo dire que compro de todo, nacional, japones, yanqui, europeo, coreano, chino, siempre y cuando tenga un buen dibujo y la historia pinte buena.
Yo a mi humilde entender, creo que la historieta yanqui (quizas no tanto) pero si la latina y nacional, es muy pero muy machista, como originalmente el mercado era acaparado mas por los hombre que por las mujeres, las editoriales se publicaban mas para el publico masculino que para el femenino, ni se molestaban en tratar de atraer a ese target, en cambio el manga, tiene de todo y una gran variedad de generos, algo que en las hitorietas yanquis no pasa, ya que se repite, ni que decir de la argentina. Recuerdo haber comprado un o dos numeros de la nueva revista fierro, y me disulusiono,es que estoy cansada de ver minas en pelotas y hasta en la historieta, me parece que iba mas para el publico masculino. No se, es lo que pienso. Y de Loki me gusto la armadura, me hace recordar a un caballero del zodiaco, jajajajaja.

Anónimo dijo...

De esto se puede hablar kilos sin llegar a ninguna clase de respuesta clara, los superheroes argentinos a mi entender tal vez no logran el exito en cuestion ventas porque creo que el lector de superheroes promedio conoce a los personajes por otros medios y en general no ve con buenos ojos algo que no provenga de las gigantescas Marvel y DC, mientras que el lector promedio de historieta nacional piensa que probablemente encuentre algo que se suba a las tetas del Mainstream de EEUU. Si todos fueramos Cogas creo que le iria bien, porque no creo que sea algo que no se pueda hacer, incluso en serio y no en joda (aunque creo que algo de parodia al genero siempre va a tener porque creo que asi se manejaria un superheroe aca).
Aguante el Capitan Mengano.

Error Macross

Anónimo dijo...

y PEPE SANCHEZ que es no es de castelar partido de moron pcia de buenos aires argentina