el blog de reseñas de Andrés Accorsi

miércoles, 27 de marzo de 2013

27/ 03: THE ADVENTURES OF VENUS

Allá por fines de los ´90, en el paréntesis entre la primera y la segunda etapa de Love & Rockets, al maestro Gilbert “Beto” Hernández se le ocurrió coordinar una antología de historietas aptas para todo público en la que la estrella sería Venus Martínez, la hija pre-adolescente de Petra y- por consiguiente- nieta de Luba y sobrina de Fritz. Las historietas que componen este tomo salieron en esos ocho números de Measles (que así se llamaba la revista) mezcladas con breves historias de Jaime Hernández, Rick Altergott, Peter Bagge, Jim Woodring y Lewis Trondheim, entre otros habituales colaboradores de Fantagraphics. Y como es costumbre en esa editorial, para la reedición en libro Beto agregó una historieta nueva, inédita hasta hace muy poquito. O sea que si hacés guita los numeritos de Measles para comprarte el libro te perdés las historietas de los artistas invitados y si te quedás con las revistas te perdés la historia extra de Venus. Para hacerla más bizarra, la reedición no es en formato comic-book, sino que cada página de este libro (en formato tipo Macanudo de Ediciones de la Flor, con innecesarias tapas duras) equivale a media página de las aparecidas en Measles, ahora publicadas un cachito más grandes.
Disparates editoriales aparte, el libro está bueno para ver a Beto hacer cosas que rara vez hace en sus otras obras, esas llenas de tragedias, sordidez y delirios dignos de David Lynch. Las historias de Venus, además de cortitas, son clarísimas en todos los sentidos. En el de su fácil comprensión (están perfectamente pensadas para nenas de 10 años) y en su grafismo, en el que Beto se controla muchísimo para meter muy pocas masas negras, dosis moderadas de rayitas finitas de pincel, y muchos espacios blancos. Aún así, con menos elementos de los habituales en cada viñeta y con una grilla fija de cuatro cuadros por página, el ídolo se las ingenia para presentar páginas bien equilibradas, composiciones de cuadro hermosas (sobre todo en las viñetas con las que abre cada historieta) y una narrativa sin fisuras, que fluye a la perfección. Sólo la anteúltima historieta, que narra un sueño muy raro de Venus, se pasa un poquito de crípitica y pela imágenes de esas que nos encantan a los que leemos a Beto hace mil años, pero que deben resultarle bastante alienígenas a los lectores ocasionales, sobre todo si son chicos.
El resto, es tranqui, familiar, divertido. A la musculosa Petra y a la tetona Fritz no se las empoma nadie, ningún chico padece enfermedades degenerativas y no hay bajada de línea sobre la explotación de los pobres, la miseria y la injusticia. Los conflictos son chiquitos, pequeñas escenas de celos entre Venus y su amiguita-rival Glinda González, algún coqueteo de ambas con los chicos más lindos de la clase. Lo más intenso, donde aparece un mínimo atisbo de violencia, es un partido de futbol en el que Venus y Glinda juegan para equipos distintos. Y después, todo es mucho más suave, repleto de situaciones de comedia, con secuencias que nos invitan a pasear por los sueños, fantasías y travesuras de una típica nena de 10 años, hasta llegar a un episodio (casi indignante para los fans del Beto Hernández áspero, perverso y malalechístico) en el que Venus aprende que la Navidad tiene un montón de cosas más importantes que la nieve.
O sea que si a vos lo que te gusta de este autor son sus climas más oscuros, ese halo de perversión medio freak, o esa forma cruda y frontal de mostrar el sufrimiento de los que menos tienen, esto no creo que te cause demasiada gracia. Si te hiciste muy adicto a Fritz y Petra, acá las vas a ver en roles que se parecen poco a los que juegan en otros trabajos de Beto. Y si sos incondicional de este genio, lo vas a ver muy enchufado, cebado por la posibilidad de crear una atmósfera distinta, con toques de humor limpito y efectivo, y con un dibujo con poquísimo que envidiarle al de sus mejores obras. Papita rara, fina, y con la que además de divertirte un rato, podés llegar a traer al lado oscuro de la Fuerza a nenes y nenas que no tienen idea de lo infinitamente grosso que es Beto Hernández.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

De los Hermanos Hernández lei dos cosas: Grip (que no me gustó) y Speak of the Devil (que me gustó pero no me volvio loco), tengo ganas de leer algo mas, pero no se por donde entrar, todos esos libros de Locas, Luba, El Palomar, etc, se pueden leer en cualquier orden o sino seguis uno fuiste?

Andres Accorsi dijo...

Yo recomiendo leerlos en orden. Y no mezclar Beto con Jaime.
¿No te gustó Grip? Yo llevo años rastréandola para leerla.

Daniela (anacrónica) dijo...

A grip la leí en cbr, no pude encontrarla en papel. a mi me pareció un espectaáculo, pornografía absurda, sacadísima, con ciencia ficción, bizarreadas totales, uso de algunos personajes de las series importantes, pero de una forma que no interviene los arcos argumentales de las otras historietas (te da ligeramente la sensación de mundo paralelo)

Sucubo dijo...

Andres: No por ser rompebolas pero Petra no es hija de Luba sino su hermanstra. Después que Maria desaparece en Río Veneno tiene dos hijas mas, Fritz y Petra. Venus es la sobrina y el un personaje que narra muchas de las historias principales, sobre todo en Luba en América y las subsiguientes que se desarrollan fuera de Palomar

Anónimo dijo...

Grip la tengo pero en la edición de Norma (hace un tiempito casi te la regalaban en Entelequia centro), el dibujo es muy bueno, pero el guión no me gustó nada, no tiene pies ni cabeza, me parecio una mala película de Lynch, y Speak...me parecio justamente una buena película de Lynch, pero como conte antes tampoco me partio la cabeza...Tengo para leer Yeah!, pero esa descarto que me va a gustar porque el guión es de Bagge, que me parece un genio...


Nacho.

Sucubo dijo...

Anomino: Me parece que el orden cronologico sería el siguiente (si me olvido de algo por favor corrijan)
El Beto (La historia de Luba)
Rio Veneno
Palomar 1 y 2
Luba en America
El libro de Ofelia
Tres Hermanas
De estos tres hay un recopilatorio de Cúpula bajo en nombre de LUBA
El Jaime (La historia de Maggie Chascarrilo)
Locas 1,2,3
Penny Century
Los fantasmas de Hoppers
La educación de Hopey Glass
El retorno de las tri girls (Yo en verdad no lei todavía)
Por afuera quedan un monton de material como las peliculas de Fritz pero la historia principal esta en esos libros
Si lees ingles, hay tomos de phantagrafics que reunen todo el material y no te acceden analmente como los de cupula

Anónimo dijo...

Sucubo:

gracias por la info!
pregunta de ignorante, y la serie original de Love and Rockets de los ´80 (esa que recomendaba Alan Moore) donde entra en la cronología?

Nacho.

Sucubo dijo...

Creo que principal estarien en los libros de Palomar y la serie Locas. Ojo que Palomar se acerca mas a Garcia Marquez o un Rulfo mas simpatico que las obras posteriores mas cercanas la melodrama mexicano del Indio Fernandez pasado de pepa (sobre todo Rio Veneno). A Locas tenele paciencia porque los primeros numeros (te diría el primer tomo) tiene unos elementos de ciencia ficción que no convencen del todo, pero después se va para arriba como pedo de buzo

Andres Accorsi dijo...

Buena data, Sucubo! ¿Así que Petra no es hija de Luba? Me debo estar haciendo un bolonki infernal, una mezcla rara de personajes e historias... Algún día me voy a sentar a releer todo Beto Hernández...

Sucubo dijo...

Por lo que lei (y con esto ya parezco el Badia de Love and Rockets) Petra nació de Birdland, la historieta porno del Beto para Phantagraphics. Era una tapa de Fritz que al parecer no salió como quería y ahi nomas le creció una hermana a las dos tetonas.
PD: Yo en enero me relei de un tiron la saga de Luba, todo regado con unos cuantos Jose Cuervo en plan función privada, experiencia que recomiendo fervientemente.

Raw Fish / Strokkster dijo...

Se comienza por 'Maggie the Mechanic' a toda la locura de los Hernández, no?

Andres Accorsi dijo...

Maggie es el personaje central de Jaime. Nada que ver con lo de Beto.
Nunca queda lo suficientemente claro que cada uno de los hermanos Hernández tiene su propio universo, sus propios personajes y sus propias sagas, y que si bien compartieron durante mil años las páginas de la revista Love & Lockets, NO SON LO MISMO, ni se parecen, ni se cruzan JAMAS.