el blog de reseñas de Andrés Accorsi

sábado, 23 de noviembre de 2013

23/ 11: HELLBLAZER: THE DEVIL´S TRENCH COAT

Anteúltimo recopilatorio de la serie más larga y más emblemática de Vertigo, que durante 25 años nos detonara la cabeza mes a mes. Este TPB reúne ocho episodios escritos por el maestro Peter Milligan y clava en el número 291, a sólo nueve del final. Esta vez no hay unitarios dibujados por Simon Bisley (al que disfrutamos sólo en las portadas) porque a) son dos arcos argumentales de cuatro episodios cada uno, muy enganchados, sin margen para meter un unitario en el medio y b) en simultáneo con estos números salió un Annual íntegramente dibujado por Bisley, que se recopila en el próximo tomo.
El primer arco no está mal, pero no es la gloria, ni mucho menos. Como el título lo sugiere, se centra en el sobretodo de John Constantine, la pilcha vieja y maloliente, enchastrada de magia oscura y fluídos aún más oscuros durante décadas de uso intensivo por parte de nuestro hechicero urbano favorito. El sobretodo, alejado de John, cobra vida, mata gente, manipula a incautos… cualquiera. Un giro sumamente inverosímil, porque además, uno que sigue a Hellblazer, asumió desde siempre que no se trataba de UN SOLO sobretodo, sino de varios muy parecidos entre sí, como las capas de Batman o las gorras de Corto Maltés. De hecho, contás la cantidad de veces que (a lo largo de 290 números) Constantine terminó con el breto hecho mierda, destrozado en jirones, que todo el planteo de Milligan pierde sustento.
Por suerte la saga no se queda en eso, sino que avanza muchísimo en un complejo entramado de relaciones entre John, Piffy, Gemma (la sobrina de John) y Terry Greaves (el capo mafia padre de Piffy). Este microclima venía levantando temperatura hace ya dos tomos (desde Bloody Carnations, reseñado el 03/05/12) y en este TPB va a explotar. Para el segundo arco de cuatro números, Milligan sube la apuesta y además de impactarnos con los volantazos que le pega al elenco protagónico, tenemos una saga tensa, filosa, al límite, con John de nuevo descendido al Infierno, no a jugar el clásico con IndeBendiente, sino contra un demonio un poquito más heavy, el siempre asombroso First of the Fallen. Este segundo tramo tiene mucho más sentido, más onda, mejores diálogos, más revelaciones increíbles y miles de guiños a los lectores de larga data: Milligan parece dispuesto a hacerse cargo de TODO lo que vivió John de la mano de los guionistas anteriores y eso sólo ya representa un desafío colosal. Bancárselo, encima, es un logro titánico para el inglés.
Por el lado del dibujo, Giuseppe Camuncoli dibuja casi todos los episodios a un nivel altísimo. De a poquito mete un grafismo más extremo, como si se diera cuenta un poco tarde de que se trata de un comic de terror bien al límite, y empiezan a aparecer trazos más extremos, más oscuros… casi como si dibujara Danijel Zezelj, pero entintado con una técnica totalmente distinta a la del croata. Lo mejor de Camuncoli está en la narrativa y en las expresiones faciales, donde capta detalles muy sutiles y muy adecuados para todas esas páginas en las que los personajes charlan entre sí y se psicopatean. Los suplentes son bastante crotos, no merecen siquiera ser mencionados. Entiendo que poner a Bisley a dibujar un cachito de una saga que estaba a cargo de Camuncoli puede resultar muy arriesgado, y también estoy seguro de que en Vertigo tendrían que poder contar con dibujantes mejores para cubrir los baches en las series regulares.
Para el final del tomo, Milligan le pone un cierre definitivo a un plot, el del gemelo demoníaco de Constantine, que viene de arrastre desde la época de… Paul Jenkins, creo, y al de la muerte de los padres de Gemma, que también venía colgado hacía años. Y deja pavimentada la ruta hacia un final que promete ser memorable. Sólo con el tamaño de ese último TPB (con un Annual y nueve números de la ongoing) se me frunce un poquito el orto… Lo dejo para el 2014, sólo por lo duro que va a ser despedirme de este amigo (garca y peligroso como pocos, pero amigo al fin) que me acompaña desde 1988.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo del gemelo viene de la epoca de Delano...o te referis a esa saga donde pone toda la mala leche en otro cuerpo y lo manda al infierno? (esa si es de Jenkins).

Raw Fish / Strokkster dijo...

Para mí que vengo descubriendo a John desde hace unos meses con las nuevas ediciones para pobres que vienen sacando en USA desde el 2011, leer esta reseña es como mirar 50 años en el futuro, si bien no entiendo nada de los plots o personajes secundarios, no deja de ser híper interesante solo en términos especulativos.

Suerte!

Andres Accorsi dijo...

Me refería a lo segundo, Anónimo.

Anónimo dijo...

A mi esto me ha parecido de lo mejor que se ha hecho en hellblazer, milligan sabe como como hacer comics brutales que causen impacto, lo de la gabardina es verdad de que es inverosimil, en un numero anterior de bisley al final aparece con la gabardina hecha mierda, tal vez tiene el poder de regenerarse

¿Que podrias recomendar para llenar el vacio que deja hellblazer?

Saludos

Andres Accorsi dijo...

¿Locke & Key?

Anónimo dijo...

ese ya lo conozco, es excelente

¿algunos otros titulos?

Raw Fish / Strokkster dijo...

Perdón que me meta, pero si pedís recomendaciones de comics de horror y ya leíste L&K, te recomiendo Rachel Rising de Terry Moore, van 22 issues y cada uno es una clase de historieta.

Si te interesa probar en digital y no lo encontras, avisa y te paso links.

Anónimo dijo...

gracias compadre por tu recomendacion, de ese autor lei strangers in paradise que me parecio buenisimo, asi que veamos que puede hacer con el genero de horror, te agradeceria que me des los link

Raw Fish / Strokkster dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

bajado, gracias