el blog de reseñas de Andrés Accorsi

jueves, 8 de julio de 2010

08/ 07: CRECY


Cuenta la historia que, durante la Guerra de los 100 Años (que en realidad duró 116), un ejército de infantería británico armado con arcos y flechas triunfó en la batalla de Crécy, al norte de Francia, a pesar de la abrumadora superioridad numérica de los locales, a los que a la vez apoyaban tropas mercenarias italianas. Algo así como el Maracanazo del Mundial de 1950, pero con muchos más muertos. Fue una batalla decisiva, sangrienta como pocas, en la que la táctica de los británicos revolucionó la forma de plantear los combates en terrenos abiertos.
Todo esto nos lo cuenta con su habitual talento y una mala leche pocas veces vista el amigo Warren Ellis, en una breve novela gráfica dibujada por el español Raúlo Cáceres. Ellis acierta en todo: elige para narrar la historia a un soldado inglés que desprecia a sus camaradas escoceses y galeses casi más que a los franceses, y que manda más puteadas de las que te puedas imaginar. Pero además nos habla a nosotros, rompe la cuarta pared para dirigirse a un lector del Siglo XXI y hace referencia a un montón de cosas que un inglés del año 1346 no podría conocer jamás (el futbol, sin ir más lejos). La ucronía es efectiva y bienvenida, como así también la forma en que –a través de William de Stonham- Ellis nos tira muchísima data acerca de la guerra entre Inglaterra y Francia, las técnicas de combate, la vida militar y mil cosas más, sin usar NI UN SOLO bloque de texto, algo rarísimo en un comic histórico.
Como toda historieta de guerra, esta es cruenta, sanguinaria y con mucho énfasis en el sufrimiento de los pobres tipos que van al frente para que otros acumulen poder y gloria. Pero no esperes ver acá el espíritu noble y heroico de Leónidas y sus 300, esos que en el comic de Frank Miller encarnan todos los valores positivos de Occidente. Acá sólo vemos la guerra desde el bando británico, y la verdad es que Ellis nos muestra a los soldados de su país como a una manga de hijos de puta, crueles, xenófobos, vulgares e incapaces del menor gesto de nobleza para con el enemigo. Estos británicos son jodidos de verdad, y si le ganan al opulento ejército francés es gracias a su picardía, su aguante y su ductilidad para adaptarse a una situación que –a priori- pintaba sumamente adversa.
Dibujar historieta de ambientación medieval es algo muy difícil, que sólo le sale bien a algunos autores franco-belgas, ni siquiera a todos. Y dibujar batallas entre miles de soldados (muchos de ellos a caballo) es la pesadilla de cualquier dibujante, de cualquier nacionalidad. Para ponerle el pecho a las balas (o en realidad a las flechas), acá tenemos a un Raúlo Cáceres que pela el mejor trabajo de su carrera. Sin ser perfecto, el trabajo del cordobés plasma con gran efectividad el clima sórdido de la historia y no escatima grandilocuencia ni gore a la hora del combate. Se luce en los detalles de trajes y armas (más que en la anatomía, donde evidencia alguna que otra falencia) y se muestra muy sólido en la narrativa y en el balance de las masas blancas y negras. Se puede pedir un poquito más, pero a autores de mayor trayectoria, no a este muchacho que dibujó Crécy a los 31 años y para una editorial (Avatar) famosa por pagar poco a los dibujantes.
Más allá de la faz gráfica, Crécy es un comic histórico increíblemente inteligente. Si conocés de historia, ya sabés cómo va a terminar, pero realmente es lo que menos importa. Lo principal es cómo te lo cuenta el siempre afiladísimo Warren Ellis. Si te ofenden las puteadas, la violencia o si sos francés, este seguro te va parecer uno de los comics más aberrantes que hayas leído en tu vida. Si no, esto te va a parecer espectacular, divertido, didáctico, original, zarpado y malignamente genial. Así da gusto ver ganar a Inglaterra…

5 comentarios:

Loris Z. dijo...

Hasta te diría que es, junto a Frankenstein's Womb, una de las mejores cosas del Ellis de estos tiempos.

Este comic me gusta muchisimo.

Trescaídas dijo...

Dan ganas de leerlo, che. Abrazo, Andrés.

Anónimo dijo...

" Si conocés de historia, ya sabés cómo va a terminar"

sinó también porque lo spoileaste al comienzo de la reseña juaj ok no

Crecy fue buenisimou, BUENISIMO. Esa cuarta pared rota me hizo cambiar la visión que tenía de los vagabundos que hablan solo. Ahora, cada vez que veo un vagabundo hablando "solo" se que en realidad le esta hablando a unos niños en un futuro algo distante que lo miran a traves de una fuente magica.

DiMaggio

oenlao dijo...

interesant. Me gustan las historietas historicas. Aunque me cansa que estos norteños siempre sean los buenos, me paso eso con la otra...historica que tenia nombre de año.

Belerofonte dijo...

Buenisima es, acabo de leerla. Gracias por la recomendación!