el blog de reseñas de Andrés Accorsi

martes, 5 de octubre de 2010

05/ 10: EL HIPNOTIZADOR


Bueno, por fin una a la que no le pude poner ni un sólo “pero”. Esto, amigo viñetófilo, es Historieta Perfecta en su estado más puro. Es un 10, lo va a ser siempre, acá, en Europa, en EEUU, en cualquier lugar del universo donde se publique. Posta, no hay muchas historietas de esta calidad.
La primera historia es la más flojita. Y ya a partir de la segunda, la serie despega en un montón de direcciones distintas. Por un lado, aparece un conflicto central, que atraviesa la obra de punta a punta y que se ve reflejado en todos los episodios: Arenas, el Hipnotizador, no puede dormir hace años. Y por otro lado, empieza a aparecer el realismo mágico, que es una constante en la obra literaria de Pablo De Santis: un coleccionista de días felices abre el juego y luego vendrán otros conceptos dignos de Ben Katchor, como la casa de los sueños verdaderos. Ambos elementos contribuyen a definir el clima de la serie, que podría haber sido bizarro y estridente, pero es melancólico, introspectivo e imbuído de enorme sensibilidad, aún cuando el protagonista es un tipo inexpresivo, que no exterioriza sus emociones.
Tal vez lo mejor que tiene El Hipnotizador sea el formato. De Santis se las ingenia para que esta trama central avance en todos los episodios hasta llegar al clivaje final, pero a la vez cada uno de estos episodios cuenta una historia. En seis u ocho páginas, hay un relato que se abre, se desarrolla y se cierra con categoría, que deja contento al que leyó únicamente ese episodio (cosa que a veces sucede cuando las historietas aparecen en publicaciones periódicas) y a la vez le sube el cebamiento a niveles cósmicos al que se enganchó desde el principio y sigue la serie capítulo a capítulo. Eso, que debería ser la regla, casi siempre es la excepción. Pero De Santis lo logra con una solvencia monumental, como si realmente fuera muy fácil.
El truco funciona por muchos motivos, pero uno de los más atractivos son los personajes secundarios, Salinero y Anita, e incluso el villano, al que conocemos en el episodio del “origen”, pero al que recién vemos cara a cara (Y qué cara! Nada menos que la de Domingo Cavallo!) con Arenas en el episodio final. Las relaciones entre estos personajes y el protagonista están perfectamente orquestadas y cada uno interviene en los momentos justos para hacer aportes grandes o pequeños, según los requerimientos de cada una de las tramas “menores”, que son las que se resuelven en los distintos capítulos. Y por supuesto, el propio Arenas tiene un trasfondo y una impronta absolutamente hipnóticas (cuac!) y se nota que está recontra-trabajado por los autores para convertirse en un personaje memorable.
Todavía no nombré al dibujante, lo cual me hace merecedor de ignominiosos tormentos: esta es LA obra de Juan Sáenz Valiente, un dibujante que en poco tiempo pasó de joven promesa a referente ineludible. Entre su otra obra conocida (Sarna) y El Hipnotizador, Sáenz Valiente pega un salto abismal, y si en Sarna era buenísimo, acá ya es obscenamente genial. Sáenz Valiente no hace gala de su virtuosismo, no cancherea con lo bien que dibuja, y sin embargo no podés parar de maravillarte con sus dibujos, cuadro a cuadro, de punta a punta del libro. La narrativa está perfecta, las expresiones faciales, la arquitectura medio torcida (otra oportunidad para mencionar a Katchor), ese clima melanco, de edificios y gente que vio mejores épocas hace ya muchos años, los detalles increíbles en la ropa, en los muebles, la paleta de colores apagada, como gastada… No alcanzarían seis reseñas para mencionar la cantidad de recursos gráficos y narrativos a los que apela Sáenz Valiente para que esta historieta brille tanto en su faceta visual como en su asombroso y originalísimo guión.
No hay palabras para recomendar lo suficiente El Hipnotizador. Si lo habías descubierto en Fierro, seguro ya te tiraste de cabeza. Si no, cazá el libro, miralo fijo, concentrate y vas a sentir un trance extraño y hermoso. Cerrá los ojos, pagá lo que te pidan, llevate el libro y hacé fuerza para romper el influjo. Posta, se complica. Este es un sueño del que nadie en su sano juicio querría despertar.

10 comentarios:

Bender B. Rodríguez dijo...

A todo lo que vos ya dijiste, no se puede agregar mucho más. Sencillamente está buenísimo. Creo que estamos frente a uno de "Los imprescindibles" del comic argento de los últimos años.
¿A qué me refiero? Después de lo que fueron los 90s y la primera mitad de esta década que termina, florecieron (y siguen floreciendo) las editoriales y libros nuevamente en nuestro país.
Y yo creo que algunos ya son imprescindibles, rumbo a ser clásicos. Pero no sólo por la obra en sí (obvio que el contenido es fundamental) sino además como objeto libro.
No busco el terreno dudoso de la canonización; más bien trazar una especie de corpus para una biblioteca contemporánea del comic argentino. Como cuando en la Comicú hicieron la lista de los 100 comics de la década.
Cada obra tendrá sus méritos, otras serán olvidables y (sobre todo) cada uno tiene su gusto personal.

Creo que El Hipnotizador es un buen ejemplo, así como Dora o El Gran Lienzo (que me rompió la cabeza). No sé qué pensarás al respecto. Hablo de la obra en sí misma así como del envase, digamos.

Saludo!

Andres Accorsi dijo...

Seguro. La edición de El Hipnotizador es hermosa, con nada que envidiarle a la francesa. No sé si la historieta es mejor por estar mejor editada, pero que suma unos puntos a la hora de seducir nuevos lectores, no lo dudo en lo más mínimo.

Redskull dijo...

Uhhh, yo lo lei en la fierro, y me tiraria de cabeza...si tuviera plata T_T. Los dos capitulos que tengo de la fierro estan grosisimos. Una preguntas, hay una posibilidad de que el sindrome de gustavino, lo editen en un tpb???

Andres Accorsi dijo...

Salió el año pasado, Redskull. Se consigue a $ 55 en cualquier librería.

Redskull dijo...

d´oh gracias.consiguiendo los dos cuando salga de la pobresa :D

Anónimo dijo...

excelente historia de De Santis y magistral el trabajo de Sáenz Valiente, coincido en todo lo que decís en la reseña sobre el dibujo...
El libro tiene una excelente edición y a un precio accesible, no se puede pedir más.
saludos,

Ana

Anónimo dijo...

Una joyita, efectivamente. Se disfruta de punta a punta. Abrazo! Colo

Leandro Gillig. dijo...

El hipnotizador es una joya, una cosa increible y disfrutable al maximo.

Anónimo dijo...

Que gran historieta, recuerdo que fue una de las que me mantuvo mas atento en la Fierro. Nunca daban ningun dato que revelara porque Arenas no podia dormir mas alla de detalles sueltos, pero en vez de eso cada entrega traia una magia con una nueva historia que maravillaba absolutamente, aunque yo seguia esperando las revelaciones. Y cuando llegaron, si no me equivoco, las historias seguian sucediendose, e incluso llegue a pensar que nunca se solucionaria el problema, pero al final lo hizo, y con la misma magia que me mantuvo todo ese tiempo.
Aunque seria genial tenerla en libro, creo que no seria lo mismo haberla leido de corrida a la primera, que por entregas, no se, es mi opinion.

Error Macross

Aide Hernández dijo...

Ahora esta historia será llevada a la televisión con HBO, O hipnotizador se estrenara próximamente el 23 de agosto, espero que respeten la esencia del comic