el blog de reseñas de Andrés Accorsi

jueves, 14 de octubre de 2010

14/ 10: FORT: PROPHET OF THE UNEXPLAINED


Mmmno, no es un comic de Ricardo Fort. Todavía no hay y esperemos que no haya nunca. Esta mini de Dark Horse luego recopilada en libro se centra en Charles Fort, un señor que vivió entre 1874 y 1932, autor del famoso TheBook of the Damned, y que se dedicaba a investigar fenómenos paranormales, cosas que la ciencia de su época no lograba explicar o simplemente se negaba a estudiar.
No conozco otras obras del guionista Peter Lenkov, pero tampoco me calienta demasiado. Si me compré el libro fue porque a) estaba barato y b a la z) porque el dibujante es el ídolo/genio/prócer/maestro/capo británico Frazer Irving, uno de los mejores dibujantes que hay hoy a nivel mundial. Este es un Irving raro, no se parece al Irving ya afianzado en su estilo, ese que despunta cuando cae a DC, en la mini de Klarion y demás laburitos menores, hasta llegar a sus impresionantes números de Batman & Robin. En primer lugar es raro porque la historieta no sólo se publica en blanco y negro, sino que está pensada en blanco y negro. Entonces Irving apela a un arsenal de recursos totalmente distinto, que nos lo muestran como un experto en el manejo del claroscuro. Acá se notan claras las influencias de otros dos grandes del blanco y negro: Berni Wrightson y el alemán Andreas, casualmente dos tipos que tienen varias historietas ambientadas a fines del Siglo XIX, que es donde transcurre esta historia. Pero lo de Irving no se queda en clonar estilos ajenos, para nada. Su forma de elegir los enfoques, su trabajo con las líneas cinéticas y su puesta en página no le deben nada a nadie. Y son todos recursos que hacen que la saga de Fort tenga un ritmo mucho más frenético y acelerado que el de los comics de Andreas o Wrightson. Realmente el trabajo de Irving se disfruta a full, aunque se parezca poco a su producción más actual, que está muy pensada para ser coloreada.
El guión del ignoto señor Lenkov no está nada mal. Durante los últimos días del Siglo XIX (Diciembre de 1899), New York se ve paralizada por una ola de extraños asesinatos y Charles Fort, el investigador de lo inexplicable (al que todos toman por loco), esperará que caiga la noche para dejar su aburrido trabajo en una biblioteca pública y mandarse a recorrer las calles en busca de pistas para resolver el misterio, sin más armas que su curiosidad, su valentía y un par de amigos solidarios, que le siguen la corriente. Así va a llegar a una verdad impactante y escabrosa, que por supuesto habrá que ocultar porque es demasiado heavy como para permitir que trascienda a nivel masivo. Y además, habrá que ganarle a… eso que asesina gente, y no va a ser nada fácil. No quiero contar detalles del argumento para no spoilear, pero la verdad es que está bien llevado y los elementos fantásticos no desentonan para nada en lo que pretende ser una aventura histórica más o menos realista.
Lenkov le saca muy buen jugo a la ambientación elegida. Se nota que estudió a fondo la New York de hace 110 años. Incluso uno de los aliados de Fort es un pendejito de unos 10 años, que no es otro que H.P. Lovecraft, quien en 1900 tenía esa edad y vivía en esa ciudad. Por supuesto, las cosas que va a vivir de niño (como sidekick no-oficial de Fort) le van a disparar algunas de las ideas que años más tarde lo van a hacer famoso. Los sistemas cloacales bastante nuevos, una estatua de la Libertad casi recién inaugurada, un Harry Houdini que recién empezaba a hacerse conocido, un Teddy Roosevelt que era intendente de la ciudad y ya tenía aspiraciones presidenciales (como otro intendente conservador y garca que nos queda un poco más cerca), son todos elementos con los que Lenkov hace jueguito para la tribuna. A algunos los explota más, a otros menos, pero todo el tiempo deja en claro que se sabe de memoria el período en el que ambientó la historia, que es además el período en el que vivió Fort.
A Irving el tema de recrear la New York del 1900 le copa un poquito menos, y aprovecha que casi toda la saga transcurre de noche para dibujar pocos fondos. Pero no jode para nada, hasta le queda bien. Fort: Prophet of the Unexplained no es una joya imprescindible ni mucho menos, pero sí una historieta original, muy bien narrada, dibujada por un monstruo prendido fuego y que –leída con fines de entretenimiento- se disfruta de punta a punta y hasta te aporta datos grossos sobre una época en la que no se suelen ambientar muchos comics. Lo único inexplicable es que no haya secuelas.

3 comentarios:

Belerofonte dijo...

Che, se me dispararon algunas alarmas. "El alienista" de Caleb Carr es una estupenda novela donde un psicologo hace de investigador persiguiendo a un asesino en serie en la New York de 1899... y Teddy Roosvelt tb es un secundario...

Jack dijo...

Te juró que cuando vi el titulo del post en el RSS también pense en un comic de "Rickie" Fort xD...

No habia comentado antes pero realmente felicitaciones por el blog, Andrés, esta genial!

Ah, y otro laburo groso de Irving en blanco y negro es la adaptación de Frankestein (chan, igual que Wrightson xD), no me acuerdo la editorial pero Azra lo tenia :p

Saludos!

Andres Accorsi dijo...

Sí, tengo la de Frankenstein. Pero es un laburo hecho a color, que se editó en blanco y negro (en grises, todo empastado) porque la editorial se quiso ahorrar unos mangos. Ahí no hay claroscuro, hay color "traducido" a blanco, negro y grises. Aún así es un laburo MONUMENTAL de Irving.
Y no, nunca leí El Alienista...