el blog de reseñas de Andrés Accorsi

domingo, 24 de octubre de 2010

24/ 10: SCALPED Vol.3


Sí, sí, me vuelvo a entregar a las garras de este vicio perjudicial para la salud y maravilloso para la vista y la mente llamado Scalped.
Después de la inolvidable noche de inauguración del casino (que vimos desde seis ópticas distintas en el libro anterior) se viene necesariamente un tomo más tranqui, más de pre-temporada. En este caso, todo se centra en la investigación del asesinato de Gina Bad Horse, la madre de Dash, nuestro “héroe”, quien en su juventud fuera muy amiga del hoy cacique Red Crow para luego convertirse en una activista a favor de las tradiciones indígenas y en contra de las espurias movidas de su antiguo amigo y ocasional amante. Y acá los roles se terminan de invertir. Al supuesto “bueno” el asesinato de su madre le chupa un huevo, la mitad del otro y el 62% de la poronga. Mientras que al “malo” se lo ve genuinamente dispuesto a remover cielo y tierra con tal de que la muerte de Gina no quede impune. ¿Qué hay detrás de todo esto y quién mató a la mamá de Dash? Hay que esperar hasta el próximo tomo para averiguarlo...
¿Cómo se sostiene un tomo de más de 130 páginas centrado en la investigación de un crimen que no llega a resolverse? El asombroso Jason Aaron tiene algunas respuestas bastante convincentes: 1) el primer episodio es un originalísimo recuento de lo sucedido hasta ahora, el famoso número jump-in para enganchar nuevos lectores, dibujado como los dioses por John Paul Leon. 2) el último episodio (dibujado por Davide Furnó) le da infinita chapa a un personaje hasta ahora muuuy secundario, el oficial Falls Down, quien se acerca peligrosamente a la verdad sobre la muerte de Gina. 3) A lo largo de los otros cuatro episodios, hay una segunda línea argumental que tiene que ver con el asesinato de una prostituta y las consecuencias: Dash, a cargo de la investigación, se va a encariñar con uno de los hijos de la puta muerta, y por supuesto eso sólo puede terminar muy mal, porque Aaron no se va a perder la oportunidad de recordarnos que esta es la serie más sórdida y jodida de todos los tiempos. 4) La línea central, la de Red Crow jugado a todo o nada por descubrir al asesino de Gina, se enriquece con algunas secuencias de diálogos muy extensas pero terriblemente grossas, y con la entrada en escena de Mr. Brass, un enviado de la familia mafiosa china asociada a casi todas las matufias ilegales del cacique, que –sospecho- de a poco va a ir cobrando más peso en la trama. Entre todos estos elementos, los seis episodios que contiene el TPB se pueblan de una cantidad más que suficiente de escenas memorables, violentas, desgarradoras, difíciles de digerir. Prácticamente no aparecen Carol y Catcher (que pisaban fuerte en los tomos anteriores) y pierde un poquito de protagonismo Diesel, que la vez pasada la rompió. Cada vez más, Red Crow se convierte en el eje en torno al cual gira absolutamente todo lo demás.
R. M. Guéra, el serbio a cargo del arco principal del libro, sigue prendido fuego y lo suyo ya no se puede creer. El tipo se encarga de que la violencia duela y pegue fuerte. El único bajón es el color, a cargo de Giulia Brusco, que por momentos desentona mal con los climas que plantean tanto Aaron como sus dibujantes. Pero Scalped no baja de la pila de las series fundamentales. El coordinador, Will Dennis, con el que conversé bastante estos días en Rosario, dice que la revista vende poco (los libros no) pero que difícilmente se cancele la serie gracias a la gran repercusión que logra entre los críticos y los artistas. Sumate vos también a los que la ovacionan de pie (y la compran), así tenemos Scalped para rato.

4 comentarios:

Iván R. dijo...

lo ultimo manga q compre fue gamma, el hombre de hierro
muy bueno, un tomo por $5 en una libreria de usados

Iván R. dijo...

y goodbye, de tatsumi

Emilio dijo...

Me hiciste acordar lo buena que es esta serie, la tenia olvidada tengo los 5 primeros TP y leí solamente 3 la verdad me justa mas Aaron acá que en The Other Side en esa me pareció medio estirada le sobro un numero al final ya se hace muy repetitivo en un momento ya quería que deje de bajar línea y de decirme que tan locos estaban ya me había quedado claro en los primeros números, pero bueno, ahora nos toca esto que la verdad me saco el sombrero no te da respiro, mi pregunta es, sabes algo de los 16 números que hizo para Wolverine - Weapon X junto con Ron Garney o solo necesitaba agrandar la casa.
Y otra vamos a ver por el blog Fantastic Four de Millar y Hitch
Saludos

Andres Accorsi dijo...

No leí nada delo que hizo Aaron en Wolverine. Pero no lo descarto, por ahí hay algo interesante...
Fantastic Four de Millar y Hitch está entre las cosas que quiero conseguir, pero no creo que lo encuentre barato (y menos que lo pueda leer) de acá al 31 de Diciembre, así que no lo prometo.