el blog de reseñas de Andrés Accorsi

miércoles, 13 de octubre de 2010

13/ 10: WORLD APARTMENT HORROR


Como todos saben (creo) hace unas semanas falleció Satoshi Kon, el legendario director de algunos de los mejores largometrajes animados de todos los tiempos, como Perfect Blue, Paprika o Tokyo Godfathers. Mucho menos conocida y celebrada es su trayectoria como mangaka, principalmente porque tiene muy pocas obras editadas, incluso en su Japón natal.
La más conocida es World Apartment Horror, seguramente porque es una pata más de un ambicioso proyecto de Katsuhiro Otomo. En 1991, el creador de Akira escribió un guión para una película con actores que él mismo dirigió y al mismo tiempo le encargó a Kon que convirtiera ese guión en un manga. Satoshi, que admiraba profundamente a Otomo, se puso a trabajar y el resultado es un manga absolutamente atípico, que apenitas supera las 100 páginas y que se parece mucho más a un álbum europeo que al típico recopilatorio japonés con muchas páginas ya serializadas en alguna antología de esas que venden millones de ejemplares.
WAH nos cuenta qué pasa cuando los yakuza se proponen desalojar a un grupo de okupas que habitan ilegalmente en un edificio viejo, bajo, venido a menos y que, una vez que se convierta en escombros, pasa a valer fortunas, porque en ese terreno se puede edificar una mega-torre llena de departamentos lujosos. Una vez que fracasa el primer enviado (el trastornado Jefe Hide) es el turno de un matón de la B Metropolitana llamado Itta, quien deberá convencer de que se vayan de ahí a un montón de inmigrantes clandestinos que vienen de los distintos países asiáticos (incluido Filipinas) para conseguir trabajo en Tokyo.
O sea que la denuncia social es parte del planteo básico de la obra, que por supuesto incluye comedia (porque Itta es bastante inepto), tiros, espadazos, explosiones, algo de sexo, algo de terror (si te dan asco o miedo las ratas, ni abras el libro) y un elemento fantástico impredecible, que cobra un peso tal vez excesivo en un relato que se proponía realista. Con todo este menjunje de cosas, Otomo logra una historia de gran dinamismo y agilidad, donde todo el tiempo pasan cosas y donde el guión avanza palo y palo, sin desviarse ni empatanarse jamás. Kon, con su dibujo más exagerado y caricaturesco que el de Otomo, logra que nos cause gracia la idiotez de Itta, la violencia de sus jefes, y hasta la sordidez de las condiciones en las que viven los inmigrantes. A pesar de lo heavy de lo que nos están contando, la historia mantiene un clima casi festivo, o por lo menos de bizarreada que impacta más de lo que perturba.
La mejor parte de la obra llega cuando aparece un shaman a exorcizar a Itta, convencido de que está poseído por un demonio que habita hace milenios el predio invadido por los okupas. Ahí el gangster de cuarta vive una experiencia totalmente alucinógena, que Kon ilustra de modo desbocado y sencillamente genial. No tengo idea de cómo habrá filmado Otomo la escena de las alucinaciones de Itta, pero dibujada por Kon es una de las secuencias más grossas que recuerdo haber visto en un manga. Kon, además, no oculta en lo más mínimo su fanatismo por Moebius, que supera al de Otomo. Mete enfoques, gestos y rayitas muy típicos del maestro francés, y se nota que leyó no sólo los laburos fumancheros de ciencia-ficción, sino también lo que hacía Jean Giraud en el Teniente Blueberry.
World Apartment Horror es una gran, gran comedia fuera de control, que habla de la xenofobia, pero que no se queda para nada en la bajada de línea. Del misticismo milenario a las miserias cotidianas, Katsuhiro Otomo y Satoshi Kon nos llevan en una montaña rusa de emociones una más sacada que la otra y nos dejan –además de temas complejos en los que pensar- un festival de risas, asco y violencia y algunas imágenes absolutamente inolvidables. No es merca fácil de conseguir, pero en los ´90 lo editó en nuestro idioma Planeta-DeAgostini, así que con un poco de suerte, aparece en alguna cueva…

3 comentarios:

Cristo Camba dijo...

Hola Andrés, te hago una pregunta: en que comiquerías del centro se consigue el libro de Oesterheld que escribió el grupo de investigaciones de Córdoba?

Andres Accorsi dijo...

Seguro en la de la calle Uruguay. Puede que también en otras, que ahora no recuerdo.

Cristo Camba dijo...

Joya, gracias!