el blog de reseñas de Andrés Accorsi

domingo, 19 de diciembre de 2010

19/ 12: ASTONISHING X-MEN Vol.1


El otro día hablabámos de lo grosso que fue el aporte de Grant Morrison a los X-Men, todo lo que abrió, lo que renovó, lo que replanteó. Pero también todo lo que cerró. Y la fuerza, la magnitud, la clase que le dio a cada cierre. Con lo cual el laburo de suceder a Morrison al frente de la serie era de altísimo perfil y a la vez de altísimo riesgo, algo así como dirigir a Boca cuando se fue Carlos Bianchi. Marvel hizo una piola: convirtió a New X-Men en otra cosa y lanzó una nueva serie, Astonishing X-Men, que va a ser secuela de lo de Morrison, pero al empezar de un nuevo número uno, no se va a notar tanto. Te das cuenta por el equipo de héroes, que excepto por el cambio de Kitty Pryde por Jean Grey, es exactamente el mismo que jugaba de titular en la Era Morrison. No está el Profe, okey, pero intuyo que va a volver pronto. Y cerca del final del tomo reaparece Colossus, al que habíamos visto morir tres o cuatro años antes y supuestamente no iba a resucitar jamás, o por lo menos no mientras Joe Quesada fuera el capo de la editorial.
La explicación de cómo carajo está vivo Colossus es patética, como si a nadie le importara, como si fuera un mero detalle burocrático para ir a lo realmente interesante, que es tenerlo al grandote ruso de nuevo en las filas de los X-Men. Hoy es así. ¿Hacemos mierda cualquier interés dramático (o incluso cualquier valor especulativo) que pudiera tener la saguita en la que murió Colossus? No calienta. Lo grosso es lo que está por pasar, no lo que pasó hace años (y es obra de otro equipo creativo). Tenés una serie pensada para ser mega-hot, tenés la responsabilidad de continuar (de alguna manera) lo que hizo Morrison, y bueno, se te perdona escaparte para adelante…
Astonishing X-Men –me lo estaba guardando- tiene como guionista a Joss Whedon, el creador de Buffy The Vampire Hunter, serie de TV icónica de fines de los ´90, famosa por su alto contenido comiquero. De hecho, cuando la serie bajó del aire continuó en comics escritos por el propio Whedon. Yo jamás habia visto Buffy (ni Angel, ni ninguno de los spin-offs) ni había leído otros comics de Whedon. Pero me convenció. El tipo obviamente hizo los deberes. Se nota que leyó mucho (y bien) la Era Chris Claremont, la más gloriosa en la historia de los mutantes, que conoce de memoria a los personajes y que además tiene unos diálogos magistrales. Whedon conserva cierto sabor morrisoneano en el planteo de la serie, y a la vez se esfuerza por recuperar cierta impronta claremonteana sin que huela a retro, ni a refrito, ni a naftalina, lo cual es grosso.
Por supuesto, esto está escrito en el Siglo XXI, o sea que en comparación con la etapa de Claremont, acá pasa poco. En los ´80, todo este tomo podría haber sido tranquilamente una novela gráfica de –como mucho- 64 páginas. Pero Whedon la rema con clase, con muy buen desarrollo de personajes y –ya lo dije- con diálogos excelentes. Hay muchas escenas brillantes, pero me quedo con la de Nick Fury y Cyclops en el helicarrier de SHIELD, una cátedra de mala leche, cinismo y erudición geek.
Y por el lado del dibujo, tenemos al “Facha” John Cassaday prendido fuego, sin ratearse ningún número, mezquinando un poquito los fondos, es cierto, pero con muchísimas pilas en todo lo demás. A Cassaday le sienta muy bien la narrativa descomprimida, tranqui, pausada, que propone el guión de Whedon, pero cuando estalla la machaca, sabe poner cuarta y salir a matar con secuencias llenas de vértigo, acción y grandilocuencia. La temporada de Cassaday en Astonishing X-Men nos salió carísima a los fans de Planetary, porque la serie se fue virtualmente al limbo durante años, mientras el Facha le ponía todo a los mutantes y a Je Suis Legion, su imprescindible saga para el mercado francés. Pero todo bien. En su momento lo puteamos más que a Macri y ahora, con Astonishing, Je Suis Legion y el tomo final de Planetary en la biblioteca, es hora de hacer las paces y de ovacionarlo por la gran calidad que nos brindó en cada uno de estos trabajos.
Astonishing X-Men arrancó linda, atractiva, bien planteada y muy bien dibujada. Antes de fin de año, prometo entrarle al Vol.2.

10 comentarios:

Emilio Ladetto dijo...

Me encanta esta etapa, después de la sarpada etapa de Morrison un poco de heroísmo no viene mal de vez en cuando, y aparte le da mucho bola a mis dos mutantes preferidos Scott y Kitty, ya tengo los 4 de Astonishing y me falta el de Planetary que no lo consigo, y lo de Yo Soy Legión no se si me le animare algún día vale la pena?

Andres Accorsi dijo...

Recontra vale la pena. Guión y dibujos de la mega-San Puta.
Y si tu mutante favorito es Scott, tenés problemas más graves de los que suponías... ;)

fmlobito dijo...

Yo soy muy fan del snobismo Morrisoniano de Emma (mi favorita desde hace años) y Hank. Y si bien disfruté muchísimo el regreso de la "fastball special" no se...yo todavía le banco los trapos a Quentin Quire y su grandilocuencia por pollerudo...lo extraño...
Lo que me gusta y hace mucha gracia de la etapa whedon es como convirtió los dialogos de cultura cool vanguardista de Morrison a dialogos enciclopedicamente nerd/pop como Kitty preguntadndo "¿me perdí la parte del sombrero seleccionador". Igual hay más durante la serie, pero no queremos cagar las sorpresas!

Anónimo dijo...

Aguante Scott Summers carajo..... y Hank McCoy..... y Havoc....


El Chavez

D.L. dijo...

hmm. lo de los guiones estoy de acuerdo, muy cuidadas las caracterizaciones y los dialogos (y dicen que bendis dialoga bien) pero lo del dibujo hmmm realmente se puede decir que cassaday se tiro a ladrón. en vez de leer esta serie hay que jugar a "donde esta el fondo?" es impresionante en veinte números habrá hecho dos fondos en total!! eso sin contar el uso del photoshop como cuando mete en en nº de los 4F una foto de nueva york.
y si en una conversación me mete un fondo rojo (Y además tengo a la mejor colorista del mercado) todo bien pero si un alien le pega a wolverine una piña en el estomago y no tengo una guia de espacio y lugar para saber si se esta cayendo para atrás o retorciendose en el suelo me da bronca.
madre mía los byrne y perez quedaron muuuy atrás.

Patricio dijo...

La serie es fresca y divertida , creo que eso no lo tenía tanto Morrison que va más al chiste cínico o intelectual. Para mi Wheedon es muy bueno , pero a pesar de las críticas por los fondos Cassidy es espèctacular, Morrison tenía dibujantes vomitivos como Igor Kordey, en esta colección eso no pasa. Como nota final los villanos de esta saga no están nada mal la agente de Sword que se parece a madame Hydra y el et de breakworld. Buena reseña.

Andres Accorsi dijo...

Aguante Igor Kordey, maestro absoluto!

Emilio Ladetto dijo...

Te robo tus palabras "verdulero irredento"jajajaja

Andres Accorsi dijo...

No, Emilio, no me digas eso...
Kordey es un monstruo! Yo lo leía en los ´80, en la Zona 84, cuando hacía unas historietas de fantasía épica alucinantes. Se dibuja la vida, ese croata...
Yo lo banco a muerte.

SaKi dijo...

Me gustó mucho toda la etapa de Whedon, me la devoré en pocos días.

Whedon es uno de esos virtuosos que, a mi parecer, todo lo que hacen, lo hacen con amor, y se nota.