el blog de reseñas de Andrés Accorsi

lunes, 20 de diciembre de 2010

20/ 12: YO, VAMPIRO Vol.2


Ya no me creo nada ni a mí mismo. Hace dos semanas prometí dejarme de joder con Eduardo Risso hasta el año que viene y acá estoy, de nuevo con un libro del león de Leones. Es que, entre la edición local de Simón y Yo, Vampiro, más su reciente debut en Fierro y su rol fundamental (y fundacional) en la increíble Crack Bang Boom, Risso probablemente haya sido EL autor del año que se está por acabar. Y bueno, si tenemos un referente ineludible de este nivel, ¿para qué carajo eludirlo, no?
Con este tomo de Yo, Vampiro nos embarcamos en un trip a la primera mitad de los ´90, época en la que Risso trabajaba junto a Carlos Trillo para Italia, para las revistas de la Eura Editoriale. Era una producción grande, intensa, de muchas páginas por mes, en la que Risso trabajaba casi siempre con asistentes y tenía poco margen para la experimentación. De hecho, de las tres series extensas que realizaron Trillo y Risso en esta etapa (Borderline, esta y Chicanos), Yo, Vampiro es la menos jugada, la más convencional. Lo cual no la hace chota, ni prescindible. Estamos ante una excelente historieta para adultos, con terror, erotismo, thriller urbano, lindos toques de aventura histórica, momentos de gran tensión dramática, arrebatos de machaca a todo nada con superpoderes incluídos… un poquito de todo. Pero le falta el vuelo poético que sí tiene Borderline y el humor sarcástico y jodido de Chicanos.
Básicamente, Yo, Vampiro nos narra el enfrentamiento final entre el chico sin nombre, que vive hace casi 5.000 años atrapado en ese cuerpo, incapaz de morir pero también de crecer, y la sacerdotisa Ahmasi, unos añitos mayor que él, también inmortal y también vampiro, aunque bastante más hija de puta que el protagonista. Las cosas que Trillo le hace hacer a Ahmasi se pasan de aberrantes. Si se conformara con matar al chico sin nombre, estaría todo bien. Creo que hasta hincharía por ella, porque el pendejo no me cae demasiado bien. Pero no, Ahmasi además vende su cuerpo, manipula y después mata sin piedad al pobre boludo de Bernard que está perdidamente enamorado de ella, se garcha a un enano por puro morbo, asesina a todos los amigos y sirvientes de Fever, y a cualquiera que se cruce en su camino sin demasiados motivos, porque sí, porque puede. Como es inmortal, sabés que su supuesta muerte no puede durar. Pero realmente le deseás la boleta definitiva, porque Trillo se esfuerza porque esta turra te dé asco de verdad, un asco visceral y primal que no disminuye ni cuando muestra las tetas y se abre de gambas.
El otro personaje bien laburado también es mujer: Fever gana complejidad y protagonismo con el correr de las páginas y –a la inversa de lo que pasa con Ahmasi- cuando la ves desmayada y chorreando sangre, decís “por favor que no esté muerta, la puta madre!”. No quiero contar más, para no spoilear… Lo cierto es que Trillo y Risso tenían muy claro que esta era una serie de largo aliento (de hecho ronda las 600 páginas) y para eso necesitaban buenos villanos y buenos personajes secundarios, pensados incluso para cargarse –por momentos- todo el peso del relato a sus espaldas. En ese sentido, Ahmasi, Bernard y Fever son hallazgos muy notables.
En la edición argentina, que es chiquita, el dibujo de Risso se luce, pero un poquito menos que en las ediciones más grandes (la yanki y la francesa, por ejemplo). Acá Risso todavía no se había cebado con Sin City, o sea que su dibujo conservaba rasgos más europeos, más prolijos, menos extremos. Pero ya pela muchos de los mejores recursos que va a mostrar más tarde en 100 Bullets, como la elección de los enfoques, el trabajo de fondos, la variedad de rasgos en los personajes circunstanciales, la polenta del claroscuro, sin medias tintas. Este es el Risso que despunta en Fulú, pero más canchero, con más oficio y más experiencia para afrontar una producción más exigente que la que le planteaban los editores franceses. Dicen que cuando los coordinadores de Vertigo le preguntaron “Pero, ¿vos estás seguro de que podés entregar 22 páginas por mes con esta calidad?”, Risso recordó sus épocas de Yo, Vampiro y Borderline y se cagó de risa un rato largo.
Si sos fan del cordobés devenido rosarino, o de Trillo, o de los vampiros, o del comic argentino en general, festejá conmigo que se haya editado este material en nuestro país, sin censura y hasta con páginas que en la edición francesa no están.

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Man, no lo tomes tan a pecho. No subestimes la inteligencia y la formación de tus lectores. No voy a sacar mi currículum porque acá no se trata de eso, pero te aseguro que no sos el único con 2 dedos de frente. Quizás fui duro (leyéndome nuevamente me di cuenta que fui duro realmente) pero te lo decía con onda, no se, cosas de Ivrea, cosas de Fierro, los tomos de Cazador, lo que edite Ovni, algunos clásicos, etc.
Por último: Se cordial, insisto no saco mi currículum para no faltarle el respeto al pibe que está leyendo y no sabe ningún idioma y no tiene ganas de ir a la Universidad (chicos, se trata de hacer lo que tengan ganas, no lo que a mamá le hubiese gustado). Te felicito por el blog, es muy bueno realmente, lo visito a diario, hoy Trillo-Risso, bravo! Firma: Dos dedos

Andres Accorsi dijo...

Estimado Dos Dedos: de Fierro comenté Dora, El Hipnotizador y Nocturno, que son las tres series de dicha antología que se recopilaron en el último tiempo. ¿Dejé afuera a alguna? Me parece que no, no?
Y de Ivrea no leo nada, no me engancho, no me interesa... ¿qué querés que le haga? Y eso sin mencionar los meses en los que dicha editorial no sacó prácticamente ninguna novedad. Comenté Nocturno (lo único de historieta argentina que sacaron en muuucho tiempo) y sigo esperando tomos unitarios de manga, que es lo único que me animo a comprarles.
De LARP comenté los dos títulos que venía siguiendo, aunque Monster no lo pienso comprar más, porque a dos tomos por año, la van a terminar de editar en 2019 y estoy demasiado cebado como para esperar tanto.
De OVNI con mucho gusto voy a comentar cualquier historieta argentina que edite. Las ediciones de historieta yanki no, porque soy un purista rompepelotas y no leo historieta anglófona traducida.
Y tomos de Cazador... la verdad es que los dos últimos que salieron
me parecen ilegibles y no quiero ponerme a putear ese material, al que ya putié (bastante, me parece) en los ´90, cuando salió por primera vez.
Pero además... blogs que comentan sólo lo que se consigue en cualquier kiosco hay muchos. En este se comenta lo que yo leo, que obviamente no es lo que lee la mayoría. Y sin estar particularmente orgulloso de lo minoritario de mi gusto, me parece que un pedacito del atractivo de este blog (en caso de tenerlo) es precisamente ese: No es un blog centrado en las novedades del mercado editorial argentino (aunque hemos reseñado muchísimas), sino mucho más amplio. No sólo sirve para comentar lo que se ve en todas partes: también ayuda a que se vea lo que habitualmente no se ve en ningún lado.

Anónimo dijo...

Andrés:
Muy buena respuesta, creo que tenés razón, por eso me acerco a este blog. Admito que el primer comentario fue una mierda de mi parte, sorry man, antes se le pegaba una patada al perro, hoy se tira mierda en un blog.
Saludos.
Te admito que me pareció interesante que hayas dicho que por ejemplo no te gusta "Cazador". Si bien tenés mucho ruedo y como decís eso lo decías en los 90, a eso me refiero, sería interesante quizás saber tu opinión especializada sobre esas cosas, sobre los comics clásicos de DC, de Marvel, de historieta argentina, etc.
Dos dedos.

Andres Accorsi dijo...

Dos Dedos,
Fijate cuántos Showcase y Essential llevo reseñados y vas a ver que a los clásicos de Marvel y DC les hemos dado muchísima pelota.
Clásicos de la historieta argentina hemos reseñado Sónoman, Perramus, Charlie Moon, Marco Mono, Cabo Savino, material de los ´70 y ´80 de Muñoz y Sampayo... me parece que no es un rubro en el que nos hayamos quedado cortos.
Pero repito: este blog refleja lo que yo leí este año. No aparecen ni Moebius ni Robert Crumb, por ejemplo. ¿Quiere decir que no me gustan, o que decidí ningunearlos? No, simplemente que este año no leí ningún comic de ellos, como no leí comics de un montón de otros autores, simplemente porque el año tiene 365 días que coincidieron con 365 obras de OTROS autores, a los que también sigo hace mucho, o a los que descubrí este año y me partieron la cabeza.
Imposible dejar contento a todo el mundo, eso lo sabía antes de empezar. Pero bueno, se hace lo que se puede. Por suerte hay cientos de buenos blogs en la web, como para que cada uno elija con cuál se siente más identificado a la hora de leer este tipo de textos.

Anónimo dijo...

Dos dedos, mostrá el curriculum por favor.

Anónimo dijo...

Jaja, Los lectores de historietas somos un tanto maniqueístas. Era una opinión desafortunada, ya está. No soy tan malo, tampoco tan inteligente, por eso los que quieren ver mi curriculum se quedarán con las ganas por dos motivos: 1. Es muy corriente y vulgar (no se 5 idiomas, ni siquiera me animaría a decir que se del todo 1) 2. El "quien la tiene más larga" no da, además que yo la tengo normal.
Insisto Andrés, todo bien y la disculpas correspondientes, pero bueno, se agitó un poco la cosa.

Andres Accorsi dijo...

Todo bien. Hoy es 20 de Diciembre, no se me ocurre un día mejor para reclamar, putear y sublevarse contra la autoridad (que acá vendría a ser yo)...

Anónimo dijo...

Almacenero: A cuanto tiene los huevos? .....

Anónimo dijo...

A dos dedos del culo

oenlao dijo...

MUy BIEN por los 365 que ya llegan y de acuerdo con que Risso es el autor del año. En fin estoy mas que conforme con lo que hay en este blog, ya pueden dormir tranquilos.

serafin p g dijo...

la dupla trillo / risso es una de las que más me gustan, si no es la que más! me alegró mucho en su tiempo cuando se anunció que yo vampiro saldría editada en argentina, pero se han tardado tanto que no aguante y compré otra edición en castellano que ademas viene en formato grande, aunque el formato de la edición nacional (como en el caso de Borderline) esta justo, el estilo de luces y sombras de risso aguanta bien la reducción.

saludos!

José A. García dijo...

Se pueden decir muchas cosas de esta historieta, los dibujos son muy interesantes, si es cierto. Los personajes están elaborados, tal vez no todos por igual, pero lo suficiente como para mantener la tensión.

Ahora, ¿por qué es tan repetitivo el guión? ¿Por qué cada 5 ó 10 páginas se repiten las premisas de la historia? Si, es cierto, se editaba por capítulos en una revista antológica. ¿y eso nos hace pensar que los lectores no se van a acordar de lo que leyeron un mes atrás? Ahí, a mí, me parece que le pifia un poco. Pero un poco nada más.

Y lo mismo pasa con Borderline.

Igual tengo los dos tomos que salieron y los 4 de Borderline...

Saludos

Marbot dijo...

Es la misma que se editó con el nombre "N.N" en los últimos años de las historietas de Columba, no?