el blog de reseñas de Andrés Accorsi

lunes, 13 de agosto de 2012

13/ 08: LARVA Vol.15

Bueno, esta vez nos cobraron barato: a Powerpaola le dejaron dibujar la tapa, que no está nada mal, y a cambio no hay historietas suyas dentro de la antología. Aún así, el balance no da ni por error tan positivo como en el número anterior.
Hay muchos argentinos: están Camila Torre Notari, Otto Zaiser, Clara Lagos, Liniers... ninguno de ellos aporta nada demasiado sustancioso. Nuestro país sale bien parado gracias a los esfuerzos de Agustín Paillet, que se manda una historieta chiquita, poco ambiciosa, 100% basada en los diálogos... pero qué diálogos! Excelentes, de punta a punta. Otros destacados compatriotas son Alejandro Farías y Marcos Vergara, que la vuelven a descoser en una historia muy cortita, y Nacha Vollenweider, que rema un guión poco atractivo de Diego Cortés, algo raro en la trayectoria del gran escritor cordobés. Y Decur! No me puedo olvidar de Decur que logra contar una mini-historia dentro de una ilustración demasiado maravillosa para ser real.
Un cuasi-argento, Ernán Cirianni, me hizo cagar de risa con sus dos paginitas. Y después... ¿qué más se puede rescatar? Cambio y Sustracción, de los colombianos Erizo y Keco, no está mal. Es un chiste largo, que se podía comprimir en una página en vez de tres, pero como el dibujo es muy bueno, no molesta. Luis Echevarría, muy buen dibujante, necesita urgente un guionista. Está la continuación de la historieta de elseñorjuanito que empezó la vez pasada, muy, muy bien dibujada. Por supuesto, como acá tampoco hay un final, no la lei. Ojalá algún día se recopile, porque pinta muy grossa.
Jim Pluk, al que la vez pasada vimos fracasar en un osado experimento, esta vez está mucho mejor. Su estilo combina a Jason, Bryan Lee O´Malley y Ariel López V., o sea que es muy, muy atractivo. El guión no se sostiene demasiado, pero bueno, es una historieta pensada en clave de joda, de bizarreada medio extrema, entonces se banca. Y de nuevo sube al podio John Joven, esta vez con una historieta costumbrista, urbana, chiquita y muy real, que tiene lo que estas historietas rara vez tienen: buena construcción de personajes y un giro impredecible y copadísimo al final, en las últimas tres viñetas. Ya está, ya me hice fan incondicional de John Joven, que además dibuja bárbaro, en un estilo que reinterpreta en clave más luminosa y amistosa a los dibujantes que siguen la línea del pintor Egon Schiele, como Teddy Kristiansen, Dave McKean, Filipe Abranchis o algunos laburos de Gipi o Nicolas De Crécy.
Y el resto, que tampoco es tanto, no merece ni la más mínima mención. Los artículos están bien, está todo muy bien presentado, con una edición de gran calidad, pero sigue fallando la selección de autores. Uno sospecha un cierto amiguismo, que cierta gente está ahí no por su talento, sino porque se junta a tomar cerveza con los directores. En la historieta latinoamericana (y sobre todo cuando no hay plata de por medio) son frecuentes estas cosas, la onda camarillera, o la de un autor importante que es convocado a participar de una antología y responde “Sí, bueno, pero llamá también a este, este y aquella que son amigos míos y dibujan bárbaro”.
Y ahí se da una situación de “el huevo o la gallina”. ¿Cómo es? Si la excusa para publicar a cualquier muerto amigo del que dirige es “No tenemos un mango, por eso agarramos cualquier cosa que nos den de onda”, ¿no se les ocurre pensar que con mejores autores la revista vendería mucho más y generaría guita para pagarles a todos, aunque sea unos pesitos? ¿Ponemos autores de la B Metropolitana porque vendemos poco, o vendemos poco porque ponemos autores de la B Metropolitana? ¿Sirve hacer una revista con esta calidad de edición, pero con material juntado “a la gorra”? Por ahí sí, porque nos permite descubrir a autores nuevos, o medio oscuros, de gran nivel a los que de otra forma nadie publicaría. Pero por otro lado nos tenemos que fumar cosas como esa historieta sosa, hueca y dibujada a los pedos que entregó Liniers (que de oscuro principiante no tiene nada) y que seguramente, si se la hubiera encargado una publicación que le pagara por su trabajo, habría tenido una calidad un poco menos bochornosa. Da para pensarlo. Sobre todo en mercados menos incipientes que el colombiano (el nuestro, sin ir más lejos) donde el vicio de la antología armada “a la gorra” también cunde más de lo recomendable.

6 comentarios:

P.C. dijo...

Totalmente off-topic pero ¿leiste Wonder Woman de Azzarello? Yo nunca había leído nada de éste personaje y no daba ni dos mangos, pero cuando ví que el guión era de Brian, dejé pasar esa tapa horrible y me compré el tomo que editaron los de ECC que tiene los números 1-4 de la edición yanqui original. La verdad valió los 45 mangos que me cobraron. Como ya dije, yo no tenía mucha idea del personaje éste y por ahí viene teniendo buenas historias desde hace rato, pero acá esta Wonder Woman es pulenta pulenta. Y la idea de meter todo el puterío de los dioses griegos en el mundo actual está llevada adelante mucho mejor que la usual "adaptación de X obra clásica al día de hoy". Está todo muy bien integrado en la historia y me enganchó mal. Quiero que ya salga el segundo tomo.

Andres Accorsi dijo...

Lei los dos primeros episodios en revistitas y me cebó lo suficiente como para pedirme el libro ni bien salga en softcover. Supongo que en algún momento de 2013 podré leer completa la primera saga.

Guido Cuadros F.A. dijo...

En Perú te quise regalar una excelente novela gráfica de 40 páginas de Eduardo Yaguas, titulada ''Arte Virus''. De lejos mucho mejor que la mayoría de naderías que edita Contracultura y que te deslumbran. Pero me rechazaste la revista, no me la quisiste aceptar -pese a que era regalada- porque ''no te gustaba el dibujo'' (increíble que te gusten dibujos primitivos como el de Power Paola y no sepas apreciar a un gran dibujante como Yaguas) y porque ''no leo revistas, sólo tomos'' (uno de los argumentos más estúpidos que he escuchado en mis 32 años de vida). Ahora se te cae el argumento al reseñar una revista compilatoria como larva, una revista de ''minicomics'' que no es ''tomo'' por ningún lado. Mientras que Arte Virus sí era un cómic de 40 páginas al que rechazaste por prejuicios estúpidos o porque estaba con grapa y no con lomo plano. Este es mi último comentario en este blog. Se sienten vibras negativas y prefiero estar bien alejado de ellas, así como del prejuicio y la tontería.

Andres Accorsi dijo...

Larva es, sin duda, más libro que revista. Por eso me enganchó como para darle una posibilidad.
Y no dudo que Yaguas sea mejor dibujante que Powerpaola: casi todos lo son.
No sé con qué criterio considerás "minicomics" a los contenidos de Larva. A mí me parecen historietas de indudable impronta profesional, más allá de la calidad.
En general, trato de que no me regalen revistas porque ocupan mucho lugar (en las valijas, sobre todo, cuando uno está viajando) y realmente rara vez las leo. Por ahí le sirve más al autor/editor/difusor regalarle esa misma publicación a alguien que efectivamente la lea.
De las "naderías" que edita Contracultura me deslumbraron dos títulos: Islas y el de Pérez Ruibal. Al resto, ni le di la chance de leerlos, también por una cuestión de prejuicios y porque no me alcanza la vida para leer todo lo que se aparece ante mis ojos.

P.C. dijo...

Ah, y para hacer un comentario mas relevante al post del día: para mí muchas de las cosas que decís acá se pueden aplicar a la actual Fierro, lamentablemente. La he estado comprando desde que volvió a salir, y si bien siempre fue muy despareja, hubo grandes historietas y otras al menos entretenidas mezcladas con muchas chotadas (que yo supongo son producto del "amiguismo" del que vos hablás en el post, porque me cuesta creer que un tipo como Sasturain las leyó y creyó que eran realmente buenas). Sin embargo, desde hace ya unos cuantos números viene siendo una basofia cada vez más impresentable. No me dura ni 5 minutos. Hay algún que otro dibujante interesante, pero los guiones cada vez son peores. Yo desde Neuquén no estoy muy enterado de la "movida actual" de la historieta argentina, más allá de la Fierro y la verdad que es muy triste. Espero que haya muchos mejores autores (sobre todo guionistas) que deciden no publicar en Fierro por alguna razón y que lo que se publica ahí no sea el verdadero panorama de la historieta nacional porque estamos al horno.

Pablo Zambrano dijo...

La fierro no es ni a ganchos la seleccion nacioanal que los editores te quieren vender que es. Tiene algunos autores grosos, algunos pedorros, y varias veces autores grosos que por algun motivo se ponen a perder tiempo en hacer pedorradas (algo asi como lo que cuenata andres que pasa con liniers acá)