el blog de reseñas de Andrés Accorsi

miércoles, 14 de agosto de 2013

14/ 08: NEMESIS

No confundamos bueno con impactante. Muchas, pero muchas escenas de Nemesis me impactaron, me shockearon, me hicieron decir “nah, no podés!”, o simplemente me hicieron soltar una carcajada. No puedo decir que no me llegó, o que me dejó frío, porque me recontra-llegó y me sentí muy metido en la trama, muy compenetrado con lo que Mark Millar y Steve McNiven me estaban contando.
La premisa no puede ser más ganchera: en un mundo en el que no existen los superhéroes, un tipo que tiene los recursos y el entrenamiento como para ser Batman, decide ser el más hijo de puta de los villanos y se pone máscara y capucha para cometer las más tremendas atrocidades jamás vistas. Al no haber superhéroes, Nemesis se enfrenta a los mejores policías de los países a los que va a sembrar el caos y esto habilita un sinfín de escenas de altísimo voltaje en materia de acción, persecuciones, explosiones, tiros y golpes de todo tipo. La violencia está plasmada (como en Kick Ass) de un modo muy realista, con toda la intención de causar escozor en el lector, que por momentos aleja el libro por miedo a que salpique sangre.
La impunidad con la que opera Nemesis, la crueldad con la que trata a enemigos y adláteres, las maldades que le hace al pobre jefe de la policía de Washington D.C., son tan zarpadas que logra por un lado que hinchemos por el malo, y por el otro que cosas que deberían causarnos repudio, de tan pasadas de rosca nos causen gracia. De hecho, muchos de los diálogos más filosos e ingeniosos están ahí con ese mismo objetivo, el de arrancarnos una sonrisa cómplice.
Enumerados todos estos elementos de innegable atractivo, llega la pregunta del millón: ¿Es una buena historia? Y, más o menos. No es muy original, tiene tantos giros impredecibles que algunos necesariamente no cierran, hay algunos baches en la lógica, algunas cositas que rompen el supuesto verosímil... y en general se nota demasiado la intención de sacudir al lector con escenas truculentas cada una x cantidad de páginas. No es un desastre, podría ser mil veces peor (esperá a que hagan la película y seguramente VA A SER mil veces peor), pero Millar ya demostró en Wanted que sabe meterse a deconstruir el mundo de los supervillanos con una solidez que acá se ve bastante menos.
Steve McNiven... pobrecito. Me lo acordaba mejor... En Civil War era bueno, no? O zafaba dignamente, por lo menos. Acá se luce con las líneas cinéticas, dignas de los mejores mangakas, y al resto le falta mucho. Quiere resolver TODA la narrativa con las viñetas alargaditas tipo widescreen y no le sale; trata de reproducir la técnica de Tony Harris en Ex Machina, la de sacarle fotos a modelos, retocarlas e integrarlas armónicamente a la página, y no le sale; se le nota mucho cuando mezquina los fondos, y encima el colorista (Dave McCaig) no lo ayuda demasiado. El resultado es una cosa apenas correcta, no floja, sino más bien anodina, con escasa onda, sin hallazgos notables, pero porque tampoco hay desafíos de esos que sacan lo mejor de los dibujantes. Creo que esto habría quedado mejor dibujado por esos dibujantes zarpados de Avatar, esos que llenan todo de rayitas y se van al carajo cada vez que pinta el gore.
Con su sobredosis brutal de machaca y atrocidades, Nemesis seguro te hace pasar un rato entretenido. Mientras dura la historieta, te enganchás, la pasás bien, gozás con cada humillación y cada ultraje al que el protagonista somete a Blake Morrow, su familia y el presidente de los EEUU. Y después, cuando la cerrás y pensás un poquito en lo que leiste, queda ese gustito a pochoclo, a estridencia con poco contenido, o poco sustento. Al típico blockbuster hollywoodesco de este siglo, bah... Lo cual es bastante lógico, porque está claro que Mark Millar escribió Nemesis pensando en los billetes que se va a llevar cuando la conviertan en blockbuster. Es medio frustrante ver a un buen escritor de comics laburando de prostituta para Hollywood, pero bueno... ¿quién soy yo para decirle a un guionista de probada grossitud que no se puede comprar el Rolls Royce y el palacio en Montecarlo?

16 comentarios:

Pablo Zambrano dijo...

despues de leer kick ass 2 me quedó claro que millar ahora está mas interesado en jugar al shock que en construir personajes copados y escribir guiones coherentes.
para ahorrarte expectativas te puedo decir que la segunda parte de kick ass adolece de los mismos defectos que enumerás (en el guion, porque lo de romita-palmer y white sigue siendo espectacular)

P.C. dijo...

Uh, que bajón leer eso de Kick-Ass 2. Ya cuando leí el argumento empecé a sospechar que Millar iba a dejar atrás todo lo que hizo interesante a la primera parte. Es una lástima cuando parece que los propios autores de una obra no entienden lo que la hace buena, pero pasa muy seguido. Igual seguro que le doy una chance cuando la editen acá, si está a un precio razonable.

Anónimo dijo...

Che andres toy releyendo crisis infinita y me parece que no se le dio la gran trasendencia que se merecia, ya que la idea de un superman loco y malo va como trompada, y tambien del mismo autor (geoff johns, el acorsi de tierra 5 jaja)green lantern renace reinvindicando un personaje olvidado y basureado, un capo johns

fmlobito dijo...

A mi las piñas a la continuidad de Superboy me ponen muy mal, que querés que te diga...

Andres Accorsi dijo...

Yo releí hace no mucho Infinite Crisis y me pareció una garcha atómica. Con tres o cuatro buenas secuencias y el resto... sumamente descartable. Sumale a eso los volantazos de último momento (el Multiverso, la muerte -o no- de Dick Grayson) y no la salvan ni los dibujazos de Perez y Jimenez...

brunowayne dijo...

No estoy de acuerdo. En mi opinión, es una gran pequeña historia. Pasa que a Millar, que ha sabido dar obras maestras, se le exige que cada laburo que hace esté a un nivel 10 sobresaliente. Esto no está al nivel de Wanted, ni de Enemy of the State, pero se la re banca. La idea en sí ya es genial, y que resuelva todo en cuatro números es bastante loable. Si esto fuese obra de un autor ignoto y desconocido, estaríamos preguntándonos quién escribió esto y pensando que otro gran guionista nace. Millar no tiene techo, pela y pela conceptos cada vez más novedosos y repito, en mi opinión, tiene muy pocos altibajos. Nemesis no es la maravilla absoluta del cómic, pero es una gran historia digna de tener en la biblioteca.

jcarlosv dijo...

¿No iba a aparecer una edición argentina de Némesis?

Lucas. dijo...

hay que buscar mucho para encontrar a un millar, enchufado sin que este obsesionado por vender un guión a hollywood, como vos decís.
incluso desde la epoca de "Ultimates" para mì su último gran trabajo (donde metio mucha mano grant morrison).
el temita es que ESTO ES LA VERSIÓN MILLARIANA de diabolik, o fantomás si se quiere! no hay nada original en la premisa.
y pienso igual que vos:
con la película seguro que nos demuestran que se puede hacer peor!

Anónimo dijo...

Para mí Kick Ass 1 falla en lo mismo que esto, te pinta un universo súper realista y después rompe el verosímil con la nena y el padre, mucho golpe de efecto pero la verosimilitud la pierde en el segundo numero.
D.

brunowayne dijo...

No coincido. Lo que pierde no es la verosimilitud, sino el realismo. Como vos decís, empieza lo más "realista" posible, y con el correr de las páginas se aleja cada vez más de "nuestro" universo y se mete en las reglas y convenciones del superheroico. Pero es consciente, no un giro por inoperancia creativa, como le pasa a muchos "guionistas" que andan por ahí. Quiero decir, que se aleje del realismo no quiere decir que pierde fuerza, o credibilidad. Lo mismo le pasa en Wanted, o en Superior. No sé por qué le pegan tanto a un autor que ha demostrado su valor en tantas oportunidades. Al fin y al cabo, parece que fuese un Geoff Johns cualquiera, cuando estamos hablando del tipo que creó un personaje llamado Shithead, hecho con el excremento de genocidas y asesinos varios. No lo digo por Andrés, que (creo) coincide en que es un gran autor, sino por los comentarios de los lectores.

Anónimo dijo...

Nemesis no me gustó, me pareció una garcha efectista y nada más. Encima el dibujo de McNiven es aburridísimo.

Anónimo dijo...

Felicitaciones gordo, ganaron en la Antartida ja ja ja ja ja ja ja ja

gonzalo dijo...

brunowayne sos muy fan, si tu carta de defensa de Millar es que creó un personaje que se llama "shithead" estamos al horno.
De cualquier manera, un "batman malo" no me parece una idea muy original, hay mil personajes previos que ponen el punto de vista en el villano. Qué se yo, sin ir más lejos, Grendel es un millonario que usa su poder (físico) para manejar el crímen de su ciudad. Millar sólo lo hizo más parecido a Batman. Puro humo.

Lucas. dijo...

no me pongas a wanted como un ejemplo de creatividad cuando fue un eldsworld de la sociedad secreta de supervillanos revotado literalmente.
lo único que hizo millar fue cambiar los nombres. shithead es clayface.

Anónimo dijo...

Brunowayne, es como decís, pero la línea es tan fina que para mí al salir de nuestro universo se contradice con la premisa y la vuelve una más del montón, encima el pibito millonario, bueno, era obvia desde la primer página lo que iba a pasar, y lo que llevaba el padre de la nena la saca de cualquier tipo de verosimilitud... para mí está sobre valorado 100% es mi opinión nomás.
D

Cristian Blasco dijo...

Seamos claros... es un elsworld de batman, batman siendo el joker, el bueno es jim gordon y blablabla

no lo hace en DC para facturar el y listo!

acuerdo que millar ya piensa mas en el cine y los verdes que en las buenas historias...

cuando lo lei, el pochoclo era evidente!

aun asi, no es mala, entretiene y va bien!