el blog de reseñas de Andrés Accorsi

jueves, 24 de octubre de 2013

24/ 10: ETCHENIKE

Otra vez me toca hablar de una historieta que adapta a nuestro medio favorito relatos originados en la literatura, protagonizados por un detective que se mueve por una urbe de Sudamérica. Hace unos días me topé con Heredia por las calles de Santiago de Chile y ahora es el turno de Etchenike, el detective porteño y ya entrado en años, creado por el maestro Juan Sasturain. En este librazo, el uruguayo Rodolfo Santullo y el entrerriano Lisandro Estherren adaptan los dos primeros relatos protagonizados por Julio Argentino Etchenique (alias Etchenike), originalmente publicados como Manual de Perdedores y Manual de Perdedores II.
Tengo un problema con la adaptación al comic y es el dibujo. Ojo, que no se me malinterprete: Lisandro Estherren me parece un MONSTRUO, un dibujante increíble, un virtuoso del mega-carajo, un tipo destinado a dejarnos obras de primerísimo nivel. Pero no me parece que su estilo sea el más idóneo para encarar esta versión de las novelas de Sasturain. Acá vemos a Estherren dando cátedra de expresionismo al límite, donde lo único que se parece a lo que ya vimos en otras historietas es la disposición espacial de las viñetas en la página. Todo lo demás, Estherren lo re-imagina, lo re-interpreta, lo deforma, le pasa por encima a todo con su grafismo, basado en amplias masas negras, blancos que parecen aplicados con témpera sobre un fondo negro, grisados, raspados, pinceladas de brocha gruesa y unas letras hermosas en las onomatopeyas. Sobran recursos, sobran efectos, está todo muy cargado, como si el dibujante se esforzara demasiado para demostrar que es un capo. Lo más flojo, donde más ardua se hace la lectura, es en las peleas, donde es casi imposible darse cuenta quién le pega a quién, quién dispara, quién cae herido, quién escapa... Hay momentos fastuosos, unos primeros planos memorables, y también hay muchas secuencias que se leerían mejor, que permitirían un mejor flujo de la narración, dibujadas en un estilo más accesible, con un planteo gráfico menos extremo.
El resto es impecable. Santullo elige con sagacidad qué momentos de las novelas privilegiar, qué diálogos respetar a pies juntillas, donde darle protagonismo a la acción que –por suerte- no escasea en las novelas de Etchenike. Como Sasturain, Santullo es fanático y además cultor del género policial noir, y me imagino su alegría y su complicidad a la hora de dialogar esas secuencias en las que Etchenike (que también consumió mucha literatura policial) desliza menciones a las novelas de Raymond Chandler, Dashiel Hammett y Mickey Spillane. Lo más atractivo que tiene esta versión es el ritmo: de alguna manera (quizás porque tiene sólo 140 páginas para despachar dos novelas), Santullo acelera los relatos de Sasturain y, si bien hay escenas tranqui e introspectivas, transmite una sensación trepidante, como si todo el tiempo sucedieran, una tras otra, un montón de cosas grossas.
Además, al leer seguidas Manual de Perdedores y Manual de Perdedores II me quedó mucho más claro que están perfectamente integradas y que el verdadero final no llega sino en la última página de la segunda novela, algo que no sé si me quedó tan claro cuando leí los textos originales. En aquel momento me pareció casi un capricho que compartieran título, seguramente porque pasaron meses (si no años) entre que leí la primera y la segunda. Acá se nota más el bloque, el combo, el rompecabezas que se empieza a armar en el primer tramo y se termina de completar sólo al final.
Banco a muerte a Sasturain como escritor, me parece uno de los nombres fundamentales de la literatura argentina contemporánea y me compro cualquier cosa que prometa contarme una historia y lleve su firma. Como fan de Sasturain, y especialmente de Etchenike, era obvio que esta versión me iba a gustar. Además soy fan de Rodolfo Santullo, un guionista de incuestionable solvencia, de esos que prácticamente no defraudan jamás. O sea que venía MUY predispuesto a disfrutar de este libro. Paradójicamente me nubló un poco el cielo un dibujante al que admiro a full, un tipo de desmedido talento, que conjuró para Etchenike unas imágenes bellísimas y de una fuerza plástica descomunal... que lamentablemente no me terminaron de cerrar en el contexto de la obra que tenían en manos tanto él como el guionista. Por ahí para una historia corta, o una obra de corte más experimental, este planteo gráfico de Estherren era la gloria. Para las aventuras de este veterano investigador de la Buenos Aires de fines de los ´70, yo hubiese preferido otra onda; no fría, no amistosa, no limpita, pero no tan al límite. Como diría Miguel Angel Russo, “son decisiones...”

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Nah, como historietista no se le puede quitar merito solo por haber hecho Perramus, lo mismo que como divulgador de la cultura, tiene un par de libros muy lindos sobre historieta, y un par de libros de cuentos muy buenos pero desparejos, pero de ahi a decir que es un nombre fundamental de la literatura contemporanea...hay gente mucho más grossa dando vueltas...

P.C. dijo...

La verdad, nunca leí nada de Sasturain, porque no me parece demasiado interesante su propuesta como escritor.
Como dijo el anónimo anterior, sí me parece rescatable como divulgador de cultura, especialmente de la historieta.

Anónimo dijo...

PC... ¿vos te das cuenta la pavada que decís? "La verdad, nunca leí nada de Sasturain, porque no me parece demasiado interesante su propuesta como escritor" Si nunca leiste nada de él ¿cómo sabés que no te parece interesante como escritor?? ¿??

P.C. dijo...

Dije su propuesta, lo que él como escritor le propone a uno como lector. De alguna manera uno elige que lee y qué no, ¿o vos lees todo libro de todo autor, sin discriminar? Uno elige lo que de antemano le parece interesante, y Sasturain nunca me lo pareció. De ahí que haya dicho "no me parece interesante" y no "me parece malo" o "no me gusta", porque ni siquiera llegué a leerlo nunca.

Andres Accorsi dijo...

Recomiendo MUCHO darle una oportunidad al Sasturain novelista. Tiene dos libros especialmente atractivos para el público comiquero:
La Lucha Continúa y Los Sentidos del Agua.
Si ninguno de esos te gusta, te concedo el derecho de considerarlo poco atractivo, o con pocos méritos para subirlo al panteón de los grossos de la literatura argenta.

Gervasio dijo...

Andrés, en un blog amigo difunden "The private eye" de Vaughan y Marcos Martin, historieta que se baja y podés pagar a voluntad lo que quieras. La verdad es que se ve muy buena, la estuve mirando por arriba y el uso de la proporcion de pantalla es muy interesante, pero la historia parece de las que Brian se pone las pilas.

abrazo

Andres Accorsi dijo...

Sí, me la han recomendado muchísimo. Cuando salga el libro, cuentan conmigo, de una.

V dijo...

Suerte para el domingo gordo. La vas a necesitar. Saludos a Cabandie. El domingo despues de las 18 me rio de vos, bye.

Raw Fish / Strokkster dijo...

No va a salir el libro de Private Eye, un poco el chiste es que sea digital only.

Andres Accorsi dijo...

No les creo que no va a salir el libro...
Si les va bien con la publicación digital, la publicación en papel es inevitable.

Gonzalo Duarte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.