el blog de reseñas de Andrés Accorsi

lunes, 14 de octubre de 2013

14/ 10: SHOWCASE PRESENTS WEIRD WAR TALES Vol.1

En este masacote de 576 páginas, DC republica los primeros 21 números de Weird War Tales, una serie realmente extraña, creada en 1971 para contar historias bélicas con un toque sobrenatural, o extraño. Los primeros siete números (que traen muchas páginas y muchas historias cortas) los coordina el as de los comics de guerra de DC: el maestro Joe Kubert. Cada número presenta varios relatos breves, todos autoconclusivos y sin personajes recurrentes, más una secuencia que arranca en las primeras dos o tres páginas y se resuelve en las dos o tres últimas, cuyo argumento es casi siempre una mera excusa para meternos en el tema del que va a tratar (aproximadamente) cada entrega de la antología.
El propio Kubert escribe y dibuja varias de las historias cortas y además cuenta con colaboradores de lujo, como los gloriosos Russ Heath y Alex Toth (que están en casi todos los números) y otros muy llamativos como el maestro Mort Drucker (conocido sobre todo como caricaturista de MAD), su viejo amigo Norman Maurer (el de los Three Stooges), Carmine Infantino, Gene Colan, un primerizo Sam Glanzman y otros que a mí me gustan menos, como Ross Andru, Irv Novick o Frank Thorne. Entre los guionistas, se repiten mucho las firmas de los prolíficos Robert Kanigher, France Herron y Bob Haney, los incipientes Marv Wolfman y Len Wein, y un veterano ya de vuelta de todo, el nunca bien ponderado Bill Finger.
Como sucedía en los otros comics bélicos de DC, casi todas las historietas están ambientadas en la Segunda Guerra Mundial, pero también había algunas con guerreros romanos, con la Legión Extranjera, con aviadores de la Primera Guerra Mundial y hasta alguna ambientada en el futuro, en la que en vez de elementos “de terror” hay cositas de ciencia-ficción. Como suele ocurrir en estos Showcase, hay que hurgar bastante entre toneladas de guiones muy chotos para encontrar un puñadito que zafa. Y también, como ya es costumbre, ayuda mucho la buena calidad de la mayoría de los dibujantes.
A partir del n°8, la revista pasa a tener menos páginas y –como la mayoría de las revistas de misterio- se la dan a Joe Orlando para que la coordine. Por supuesto, desaparecen al toque los dibujantes “de guerra” (Kubert, Heath, Andru, Novick, Glanzman) y Orlando los reemplaza con... adivinaste: las tropas filipinas, que desembarcan en Weird War Tales lideradas por Tony De Zuñiga, Alfredo Alcalá, Gerry Talaoc y el majestuoso Alex Niño, por citar sólo a los cuatro que más páginas le aportan a la antología. Realmente es impactante la cantidad de material
que produce cada uno de estos dibujantes, que le permiten a Orlando prescindir casi por completo de los artistas yankis. Entre los que se filtran entre las filas de los filipinos, hay un par de trabajos del veterano Bernard Baily (el creador de Hourman), una joyita del maestro Frank Robbins, un George Evans ya cansado, un primerizo (y muy flojo) Don Perlin, y el primer trabajo del genial Walt Simonson, con un guión EXCELENTE de Len Wein. Me imagino esas páginas dibujadas por el Simonson más maduro y me prendo fuego.
Entre los guionistas de la Era Orlando están el infaltable Kanigher (lejos, el que más historias publica), Jack Oleck (otro fetiche del coordinador) y algunos escribas que ya en los ´60 estaban medio de vuelta, como el legendario Sheldon Mayer, Arnold Drake o George Kashdan (que escribía casi todos los episodios de esos dibujos animados muy malos de Superman y Aquaman de fines de los ´60). Con la llegada de Orlando, las historias se acercan mucho a las de las antologías de misterio: casi todas pasan a centrarse en la Primera y Segunda Guerra Mundial, donde los alemanes se zarparán más de la cuenta, cruzarán límites que no conviene cruzar movidos por su ambición o su crueldad, y terminarán por ser víctimas de la inclemente venganza de fantasmas, zombies o vampiros. Obviamente casi no hay mujeres (los guionistas imaginan guerras en el Siglo XXII pero ni en ese contexto te muestran una mina con un chumbo) y los negros sólo aparecen cuando alguna tribu africana se manda un ritual vudú para vengar alguna afrenta de los alemanes pasados de rosca.
De alguna manera que no logro entender, esta serie se publicará hasta 1983, para acumular un total de 124 números. Más adelante habrá personajes recurrentes, que protagonizarán historias con “continuará” (los Creature Commandos o G.I. Robot, por ejemplo), pero durante muchos años la propuesta será esta: la de las historias cortas, muy parecidas entre sí, con guiones en su gran mayoría anodinos y con los dibujantes (primero yankis, después filipinos) como principal atractivo. Make war no more.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

si me copan House of Mistery y House of Secrets pero no me emocionan los cómics de guerra, ¿esto es recomendable?
gracias por la data!

P.C. dijo...

En general me gustan mucho estas antologías porque casi siempre tienen unos dibujantes de la reputa madre, y más allá de lo choto de los guiones, generalmente dan pie para que se luzcan con monstruos, robots, destripes, máquinas, etc.
Por mí, me compraría todos estos Showcase, excepto el de historias románticas, hasta ahí no llego.

Andres Accorsi dijo...

Anónimo, si te copan House of Mystery y House of Secrets pero no te emocionan los comics de guerra, esto igual se te va a hacer sumamente tolerable.

Sebastián Cabrol dijo...

esta serie terminó, pero ¿no sigue Weird western tales? o algo así, en la que empezó a laburar marcelo frusín y creo que reflotó a Jonah hex?

Anónimo dijo...

Andres, usted que sabe tanto que onda SPACEMAN de Brian Azzarello.?

Andres Accorsi dijo...

Cualquiera, Sebastián. No le pegaste ni remotamente cerca...
Anónimo, nunca leí Spaceman. Estoy esperando a que DC se digne a editarla en softcover para comprarla.

Sebastián Cabrol dijo...

no se para que te pregunté. seguí con tu sabiduría para pocos. saludos.

Sebastián Cabrol dijo...

Weird western tales (donde si apareció por primera vez jonah hex) no siguio como pregunté, pero si tuvo un breve renacer de 4 números en 2001, donde publicó Frusín. esa es la respuesta a mi pregunta, quizá la hice mal. pero esperaba otra cosa.

Andres Accorsi dijo...

Ahora la vas piloteando...
Frusín nunca dibujo Jonah Hex y Weird War Tales no tiene nada que ver con Weird Western Tales, excepto que los títulos se parecen.

Pablo Zambrano dijo...

la tapa está buenisima

Anónimo dijo...

Hola andres tremenda la resena me terminaste de vender algo que compraria solo por la tapa. En amazon no esta lo viste por aca?? Abrazooo

Andres Accorsi dijo...

Me parece que no, que no lo vi por Buenos Aires...
Pero consultá en las comiquerías que suelen importar material yanki, ocon algún dealer de los que trabajan desde la web.