el blog de reseñas de Andrés Accorsi

jueves, 23 de enero de 2014

23/ 01: ALL-STAR SUPERMAN

Hoy me toca algo raro, que es releer una historieta que ya había leído varios años atrás, en otro formato (tuve la edición hardcover en dos tomos, y la hice guita apostando a que saliera todo junto en un sólo softco). Con la perspectiva que dan los años, All-Star Superman me cebó un poco menos que la primera vez que la leí.
Suele decirse que esta obra de Grant Morrison y Frank Quitely es lo mejor que le pasó a Superman en la década pasada. ¿Es posta? Puede ser, pero fijate que la época de Geoff Johns en Action Comics le hace MUCHO el aguante. El combate de Superman contra otros kryptonianos, la saga contra Bizarro, la muerte de Jonathan Kent... esas tres cosas que pasan en ASS pasan también en Action, y Johns las maneja mejor.
Lo mejor que tiene ASS, lo que la eleva muy por encima de los episodios de Johns y de los esfuerzos de un montón de otros autores, es que se trata de una obra fruto de la TOTAL LIBERTAD. Este es un Morrison sin cadenas, al que le dejaron hacer TODO lo que quiso. Más que en la JLA, mucho más que en Batman, casi como en sus comics para Vertigo. Y vos sabés cómo es esto: si a Morrison le das libertad para limar, el tipo lima como pocos y convierte en un comic de interesante para arriba a cualquier garcha en la que lo dejes meter mano. All-Star Superman cumple por ese lado: está lleno de ideas locas, extremas, muy imaginativas, tiene desarrollos bastante jugados para unos cuantos personajes y –lo más impactante- se da el lujo de gambetear el final feliz. Uno, que leyó muchas historias alternativas de Superman, esperaba el final clásico, con el héroe y Lois en pareja y Luthor en cana. Bueno, Morrison agarró para otro lado y le salió muy, muy bien. Sólo por eso, hay que bancar a esta saga.
Después, se puede estar de acuerdo o no con los gustos del autor. Morrison se copa con la Fortaleza de la Soledad, los robots de Superman, el Clark Kent torpe y pusilánime, el Jimmy Olsen aventurero y figuretti, la Lois obsesionada con el secreto de Superman, el Luthor que no es empresario ni político sino villano full-time, el Superman científico, los inagotables sobrevivientes de Krypton, las 140 variaciones de la kryptonita... A mí, como fan del Superman rebooteado en el ´86 por John Byrne, todas esas cosas me parecen pelotudeces típicas de la Silver Age, me irritan, me parece que no se hacen reivindicables ni tolerables por más que las reversione Morrison, Alan Moore (que ya lo hizo en Supreme) o Naoki Urasawa. Igual se le escapan un par de tiros para el lado de la justicia: aparece Cat Grant, hay una referencia a Doomsday y Superman hace uso de su campo bioeléctrico.
Dentro de este contexto de “vale todo” que se puebla gradualmente de elementos medio chotos, o que a mí no me cierran, también hay momentos muy zarpados, muy emotivos, realmente icónicos. El plan de Luthor es malignamente genial, Lois está muy bien escrita, está muy bien aprovechado el truquito de subirle los poderes a Superman a niveles ridículos... Si le sacamos la presión de ser la joya definitiva en las carreras de Superman o de Morrison, ASS se la recontra-banca.
Buena parte del mérito le corresponde, obviamente, al copadísimo Frank Quitely, que laburó dos años para que esto se vea así de lindo, así de potente, así de monumental. El guión de Morrison es tan ambicioso, abarca tanto, vuela tanto, que le permite a su compañero imaginar planetas, culturas, tecnologías, armas, y por supuesto diseñar y resideñar a villanos y personajes clásicos. Y Quitely, por supuesto, no desaprovecha la oportunidad de lucirse y de entrar cómodo, caminando lo más pancho, al panteón de los mejores dibujantes de Superman de todos los tiempos. Con su línea finita y expresiva, con su detallismo sobrehumano en los fondos (las pocas veces que los dibuja) y con una narrativa cristalina, que deja que el texto asuma todos los riesgos que haya que asumir, Quitely dejó su huella en la mitología del Hombre de Acero, y además nos legó su obra más extensa, por lo menos para el mercado estadounidense.
La relectura de All-Star Superman cinco o seis años después, me detonó el bocho mucho menos que la primera vez, pero aún así la disfruté mucho. Si te gustan los superhéroes clásicos reinterpretados en clave moderna, con ciertos guiños posmodernos y ciertas veleidades vanguardistas, el Superman de Morrison y Quitely te va a emocionar a niveles cósmicos. Y si no, también vale pegarle una leída por los conceptos fumancheros que tira el guionista (como siempre, con dos boludeces de las que Morrison apenas esboza sacás jugo para un año de cualquier serie regular) y el trabajo descomunal del dibujante.

13 comentarios:

Iñaki Rojas dijo...

Yo le entré con todas las ganas, después de tanta promo (confieso que Superman no es el personaje que más me quepa, pero estando tan mansa dupla no pude evitarlo) y no hubo caso. La terminé más por lo que disfruto a Quitely que por la historia. Me parece que Morrison debe cambiar de dealer.

Raw Fish / Strokkster dijo...

Andrés,

Tenes idea si la declaración jurada que piden ahora va a afectar a los paquetes con libros (que se declararon exentos)?

Un abrazo.

Raw Fish / Strokkster dijo...

Ahora con la reseña leída vuelvo a comentar.

ASS es la primer y única obra de Superman que he leído, y la onda de buscarle un mito a cada issue, la idea que transmite (o quiere transmitir) de que estás experimentando con el Corán, la biblia, o cualquier otro texto sagrado; me gusto muchísimo.

Además le sentí una calidad de libro introductorio al personaje sin caer en obviedades, que fue al menos para mí, muy disfrutable.

Andres Accorsi dijo...

Raw Fish, las incógnitas se van despejando de a poco.
Me parece que lo más lógico sería eximir a los libros de TODOS los alcances de la nueva reglamentación. Es decir, seguirlo entregando como hasta ahora, previa apertura de la caja o paquete para constatar que son libros, como hizo SIEMPRE la división de Encomiendas Internacionales del Correo, la de Antártida y Comodoro Py.
Pero todavía no te puedo asegurar con 100% de precisión que va a ser así.

Barragan Daniel Horacio dijo...

Particularmente, considero que ASS no es lo mejor que nos ha entregado Morrison. Yo la leí por recomendación de un amigo que es fan de Superman como yo y si bien la empece a leer con ganas muy pronto me senti algo perdido ante tanta mezcolanza de ideas y conceptos. Posteriormente vi la version animada y tuve esa misma sensacion de demasiados huevos en una canasta... y encima con un final poco feliz.
Y estoy de acuerdo con Andres... el Superman de Byrne fue lo mas!!!!

Pablo Zambrano dijo...

"ASS" jajajajajaj XD

Pablo Zambrano dijo...

ahora fuera de joda, esta no la lei. personalmente la unica historieta de superman que me ha copado es birthright. que opinas de esa andres?

Pablo Zambrano dijo...

che y volviendo a un tema de dos dias atras, no creo que lo subterraneo sea tan confusa. esa escena de los garches claramente es martin recordando experiencias sexuales mezcladas con simbolismos: recuerda cuando garchó con su novia (la cara de vagina dentata vendria a ser que siente las mujeres como amenaza) y cuando le metio los cuernos con un tipo (que luego aparece al final de la historia).
los temas de floyd me parece que no es que los están escuchando sino que los autores los colocan a modo de "soundtrack". quizas los debieron poner por fuera de las viñetas para enfatizar eso... y bueno, que sean brain damage y eclipse viene al caso con la escena...
lo que me intriga es lo de la decapitacion final que mencionas, yo lo lei de internet y no sucede, lo deben haber cambiado en el libro.

Anónimo dijo...

Jajaja, y ahora sacan de una el cepo...a alguien le queda alguna duda que la Konchuda no tiene ni la más puta idea de para donde ir?

Tantos cráneos aca que defienden a estos delincuentes y vos Aggordi vos que decias vamos a ver en 50 años como se recuerda a este gobierno, que patéticos que son...

Fe. dijo...

Compré la versión hardcover que editó hace un tiempo Planeta y si bien las ilustras de las bestia Quitely me volvieron loco, me sucedió lo mismo que a vos. Todo el rollo Silver Age no me lo puedo fumar.
De todas formas soy fan incondicional del Pibe kriptoniano asique y pienso retomarla en cualquier momento porque tiene tan buenas críticas que supongo no defrauda.

Saludos!

Anónimo dijo...

lo lei a los 18 años y voy a confesar que fue el unico comic que lei que fuera capaz de plantarme una lagrima, (guarda el espoiler se viene acontinuacion) por esa viñeta donde dice "esto lo va cambiar todo" refiriendose al original de jerry y joe y todo lo que paso en la realidad y la ficcion desde aquel abril del 38.

Damián dijo...

Por una (o dos razones) me All-Star Superman está en mi top 10: es al mismo tiempo el mejor homenaje a toda la historia de Superman y la mejor historia del personaje.
La escena de Superman y Krypto en la Luna, esa única viñeta, logra emocionar descomunalmente.

Anónimo dijo...

All-Star Superman me parecio un comic excelente, pero tal vez porque fui con demasiadas expectativas, me decepciono un poco, pero igual me gusta mucho. Las bizarreadas Silver Age igual me gustan mucho, y me parece que van bien con la idea del Superman que esta mas alla de las mortales (y que no deja de ser un sujeto comun), que se ve tan bien en este comic. Lois no me cayo muy bien pero porque es la version clasica del personaje que no me cae bien, pero a los demas secundarios los vi re bien ocupados, y ese final, pues para mi es un final feliz, solo que tal vez no como los que estamos acostumbrados. El dibujo excelente, pero a mi me gusta mucho Quitely desde que lo conoci con los comics de New-Xmen que saco conosur alla en el 2003 (cuando tenia 12 añitos, snif).

Error Macross.