el blog de reseñas de Andrés Accorsi

miércoles, 2 de diciembre de 2015

02/12: COBARDE

Este libro es una muy buena primera aproximación al universo gráfico de Marco Tóxico, el talentoso dibujante boliviano cuyas ilustraciones y diseños recorren el mundo. Acá se puede apreciar a fondo su particular imaginería, su trazo, la forma en que combina blancos y negros extremos, los efectos que logra sólo con papel y tinta… Una bestia, realmente.
Pero claro, en este trabajo puntual Marco elige contar historias, armar secuencias, invitarnos a seguir a sus personajes a través de sucesos que le dan forma a un argumento. Y como suele suceder, tanto énfasis en lo estético, en el trazo, en el diseño del mundo, obstaculiza un poco la narración. El dibujo de Marco, potente como el de Charles Burns y técnicamente increíble como el de Peter Kuper o el de Thomas Ott, requiere un cierto grado de decodificación. No siempre es tan obvio qué quiso dibujar. Y como además elige narrar sin textos, también hay que decodificar aspectos de la acción. O sea que es una lectura ardua, exigente para con quien la encara, que no se hace indescifrable ni excesivamente compleja principalmente porque Marco cuenta una historia breve y concisa, desarrollada en apenas 47 páginas, a su vez divididas en capítulos que suelen tener pocas secuencias cada uno.
Por supuesto, lo que siempre critico en las ediciones argentinas hay que criticarlo también en las bolivianas: 47 páginas de historietas en un libro de 64 páginas, es poco. Me queda claro que Marco Tóxico es un ilustrador prodigioso y que recontra-garpa ver dibujos suyos sin textos ni secuencias, utilizados como separadores entre capítulos o incluso como relleno, al principio o al final del libro. Pero estaría mejor publicar por un lado un libro de historietas que tenga más historietas, y por el otro libros de dibujos, repletos de dibujos a los que no les pediremos más que eso.
Me queda por comentar un poco la trama, pero prefiero no hacerlo porque Marco va revelando las cosas de a poco y sería una pena aruinar el suspenso que se va creando con el correr de las páginas y la sorpresa que genera en el lector enterarse cómo se vinculan entre sí los pimeros capítulos en los que se divide la obra. Muy básicamente es una trama familiar, urbana, en la que se cuelan elementos sobrenaturales que tienen que ver con la divinidad y lo diabólico. ´Nuff said.
Si nunca leiste nada de Marco Tóxico, dale una oportunidad a Cobarde, que es un ejercicio de lectura complejo pero satisfactorio, apoyado sobre todo en el apabullante talento gráfico de este ícono del arte latinoamericano contemporáneo.

8 comentarios:

Gustavo dijo...

Buenas Andres, te hago un par de consultas antes que jubiles el blog snif!)

¿Lograste terminar los volúmenes restantes de Satellite Sam? Salió la versión integral (los 15 números en hardcover) y quería saber si la historia sigue bien o se pincha.

Cuando te pregunté hace unas semanas sobre el Squadron Supreme me dijiste que “preanuncia muchas cosas que otros guionistas mejores que Gruenwald iban a explorar más a fondo”. Me dejaste intrigado:
¿Me podrás dar algunos ejemplos de esto, ya sea tpb o revistita?

En su momento me impactó el arte de Leandro Fernandez en Punisher Max (ni sabía que es argentino). Hace poco salió en tpb The Names (Vertigo) de Peter Milligan ilustrado por Leandro.
¿Leíste o te llegaron buenos comentarios de esta obra?

Seguro que te enteraste que están sacando en tpb TODA la saga de Green Arrow de Mike Grell (ya sacaron la mitad). Personalmente me cautivó The Longbow Hunters porque me encantó ver como Ollie Queen “cruza” la línea matando a alguien (superhéroe matando siempre garpa en mi opinión) y segundo porque Shado me pareció un personaje interesantísimo creado de la nada por Grell. Ah, y eso que el ilustrador también sea el guionista le da un toque único.

¿Qué te pareció la estadía de Grell en Green Arrow?
¿Leíste la mini-serie Shado de 4 unidades?
Hay un Elseworlds llamado Batman Masque de Grell. ¿Vale la pena?

Y tengo mil boludeces más para preguntarte pero prometí controlarme :)
Nuevamente gracias de antemano por las respuestas.

Andres Accorsi dijo...

Gustavo!
Vamos de atrás para adelante...
Batman: Masque, de Mike Grell, lo tuve en mis manos, lo miré y lo dejé ahí. No me resultó atractivo.
La miniserie de Shado está muy bien. O estaba, cuando la leí hace casi 25 años. Quizás envejeció mucho, andá a saber...
La etapa de Grell en Green Arrow es despareja. Arranca muy bien, tiene un bajón en el medio y levanta bastante sobre el final. En promedio, es satisfactoria.
Claramente The Longbow Hunters es el pico más alto del paso de Grell por la serie.
Tengo el TPB de The Names en la pila de cosas pendientes de lectura. La consigna me pareció muy atractiva, pero me voy a enterar qué tan buena es la obra una vez que la lea.
Lo del Squadron Supreme es imposible de responder sintéticamente. Tendría que escribir un artículo de 5.000 caracteres y no tengo tiempo.
Tengo el Vol.2 y el Vol.3 de Satellite Sam en la pila de cosas pendientes de lectura. Hay una chance de que pueda entrarle al Vol.2 antes de fin de año.

Julieta Legui dijo...

gracias Andrés por tus respuestas. Yo tambien quiero aprovecharte antes de que cierres el blog y pases a mejor vida ;) Si tuvieras que dar algunos tips cosmopolitan que ayuden a que una pueda dedicarse al periodismo de historietas qué podés decirme? Se puede vivir de esto sin tener que prostituirme? Es rentable sacar un medio propio? Requiere mucha inversión? Tengo miles de preguntas más. Gracias totales por tu buena onda.

Andres Accorsi dijo...

No se vuelvan locos, chicos. Para cualquier consulta una vez que se termine el blog me pueden escribir a accorsiandres@gmail.com
En cuanto a las preguntas de Julieta:
Para dedicarse al periodismo de historietas, recomiendo: 1) leer muchas historietas (en lo posible en su idioma original), 2) leer muchos textos SOBRE historieta y leer (o ver) entrevistas a autores de todo tipo, 3) tratar de hablar mano a mano con los autores y ver cómo trabajan y 4) tener una base sólida de redacción, no necesariamente periodística. Esos cuatro puntos son el ABC, me parece.
Por ahora, veo muy poco probable que en Argentina alguien pueda vivir del periodismo de historietas. Yo nunca lo logré. Siempre laburé de otras cosas en paralelo con mi labor como periodista. O sea que ni prostituyéndote hay muchas garantías de que puedas vivir de esto.
El medio propio, si es un medio electrónico (blog o sitio web) requiere una inversión modestísima. Si lo que querés es publicar una revista... no es imposible, pero hay que estar dispuesto a romperse los cuernos peleando con imprenteros, distribuidores, auspiciantes y hasta con el equipo que te secunde para trabajar en el diseño, o en otros aspectos de la producción de un medio gráfico. Yo HOY recomiendo trabajar en soportes digitales.

Julieta Legui dijo...

Sos lo más Andres. Cuando necesites un translante contá conmigo, tengo dos hermanos a quienes podría asesinar ;)

Andres Accorsi dijo...

Disculpá mi ignorancia... ¿qué es un translante?

Julieta Legui dijo...

*transplante

Andres Accorsi dijo...

Ah, OK ;)
No, lo que yo necesito son implantes, no transplantes, y ya me los provee la obra social. Me van a poner puentes de titanio entre las vértebras. Me voy a sentir Wolverine recubierto de adamantium.
Gracias, de todos modos!