el blog de reseñas de Andrés Accorsi

domingo, 20 de enero de 2013

20/ 01: DOG MENDONÇA AND PIZZABOY

La historia de este comic empieza en Mar del Plata, cuando el cineasta independiente portugués Filipe Melo viene al Festival de Cine a presentar un corto y pega onda con Pablo Parés (el hermano de Diego), referente fundamental del cine indie de género en nuestro país y el mundo. Filipe y Pablo comienzan a planificar juntos un largometraje a todo culo, Dog Mendonça e PizzaBoy, pero como no aparecía quién pusiera la guita para convertir ese guión en una película, a Melo se le ocurre convertirlo en una historieta. Ahí entran en escena otros tres argentinos: Martín Tejada hace la adaptación de guión de cine a guión de comic. Santiago Villa colorea y Juan Cavia dibuja estas casi 100 páginas.
El que mejor labura, para mi gusto, es Tejada. Esto se lee como una historieta clásica, sin sobresaltos, y si no sabés que la historia fue pensada como película, en ningún momento te pinta la menor sospecha. Villa se zarpa un poco: evidentemente es un buen colorista, pero acá le disputa demasiado el protagonismo a los dibujos de Cavia. El tipo acompaña bien los climas y mete efectos a rolete, le da al dibujo una pátina cuasi-pictórica que este no tiene (ni quiere tener), se lo lleva puesto, bah. Lo cual no es lo ideal, pero en este caso tampoco es taaan grave, porque el dibujo de Cavia a mí me pareció bastante del montón. Vos ves el currículum de este artista y te caés de ojete: metió mano en miles de productos grossos, desde comerciales y videoclips hasta largometrajes importantísimos. Sin embargo, como historietista, lo veo bastante limitado. Parece una especie de Carlos Meglia o Humberto Ramos de la B, que por suerte no entró en la animalada tipo Javier Solar de clonar los trabajos de los maestros viñeta a viñeta y dibujo a dibujo. De hecho, me imaginé esta novela gráfica dibujada por Meglia o por Ramos y se me paró la... imaginación.
El guión es muy ganchero, muy dinámico y se hace entretenido. No le pidas mucha profundidad, ni explicaciones racionales de por qué pasa lo que pasa, porque no da. A Melo le interesa más armar un elenco con personajes copados y meterlos en una aventura trepidante, ambientada en la maravillosa Lisboa, a la que de aquí en más le conoceremos su lado dark, su submundo repleto de criaturas crepusculares y pesadillescas. Desde el momento en que nombré a Pablo Parés, seguramente estabas esperando que aparecieran los zombies. Y sí, Dog Mendonça y PizzaBoy se enfrentan a un ejército de zombies nazis mutantes, liderado por el mismísimo Adolf Hitler, y también interactúan con vampiros, gárgolas, licántropos y demonios. La acumulación, el exceso, hacen que la cosa sea más cómica que terrorífica. El guiño cómplice al lector (“tranqui, fiera, esto es una joda, relajate y disfrutá”) está muy presente y no deja en ningún momento que el supuesto dramatismo de la historia te logre poner nervioso. Al final ganan los buenos y todo cierra prolijamente, aunque queda un margen interesante para la secuela (que creo que en Portugal ya se dio a conocer).
Y bueno, por esas triangulaciones místicas que tiene la vida, una historieta dibujada y coloreada en Argentina, pensada para publicarse en Portugal, me llega a través de la edición yanki de Dark Horse, que dicho sea de paso está muy buena. Si te gustan las historias de terror con ambientación urbana, coqueteos con el hard boiled, algo de comedia y mucha acción, acá vas a encontrar un pochoclo riquísimo, que te va a tener muy cebado un buen rato. Le falta un poco al dibujo, se pasa un poquito de rosca el color, pero el combo es atractivo, en ningún momento hacen ruido el hecho de que esto originalmente era una peli, ni el hecho de que fue dibujado en Buenos Aires por artistas que nunca habían estado en Lisboa. Acá hubo mucha gente que se rompió el culo para que muchos más pudiésemos disfrutar de esa historia que alucinaron Filipe Melo y Pablo Parés y eso, sin dudas, se agradece.

4 comentarios:

Pablo Zambrano dijo...

zombis nazis mutantes. que mas se puede pedir

Plasmar Studio dijo...

el dibujo de la tapa me hace acordar a meglia un poco en el estilo

Facundo dijo...

Encontre esto http://www.dog-pizzaboy.com/vol-2. Al que le interesó.

Ricardo Baptista dijo...

También de Portugal: José Carlos Fernandes e su Peor Banda del Mundo.