el blog de reseñas de Andrés Accorsi

domingo, 15 de febrero de 2015

15/ 02: A VIDA DE JONAS

Esto es una maravilla, seguramente la mejor historieta de autores brasileros que leí de Banda de Dois para acá. Una de esas novelas gráficas que si se editaran en Europa se cansarían de ganar premios y se traducirían a 15 ó 20 idiomas. El autor es Magno Costa, el hermano gemelo de Marcelo Costa, a quienes vimos el 09/02/14 en la reseña de Oeste Sangriento.
Ahí, un boludo que se las de de grosso decía: “el epílogo, en el que Magno se hace cargo de la faz gráfica, evidencia que el dibujo no es lo suyo”. Bue, me cerraron el orto mal. Acá Magno propone una estética totalmente distinta a la de Oeste Sangriento, en la que los personajes están diseñados como si fueran muñecos de Jim Henson y ese extraño hallazgo le permite lucirse tanto en el dibujo, que es fresco, novedoso y atractivo, como en la narrativa, que es muy clásica, casi siempre sostenida sobre la base de seis viñetas iguales. Marcelo Costa se encarga del color y, como en Oeste Sangriento, la rompe con una paleta, unos climas y unos efectos impecables, siempre pensando en cómo sumar, en cómo agregarle fuerza, profundidad y belleza a lo que nos quiere narrar su hermano. Visualmente, A Vida de Jonas no tiene nada que envidiarle a Oeste Sangriento, que para mi gusto era una de esas historietas que valía la pena ser comprada aunque el guión no te interesara, por la notable calidad de la faz gráfica.
Acá se da eso mismo, con el agregado de que el guión es excelente. Estamos frente a una historia fuerte, conmovedora, muy real, muy honesta. En 56 páginas, Magno logra convencernos de que conocemos de toda la vida a Jonas, este alcohólico que lucha por recuperarse y por reconstruir su vida en el tramo más difícil de la era post-escabio, que es cuando toma conciencia de lo mucho que dañó a la gente que lo quería. Jonas va a tratar de hacer buena letra, y sobre todo de recuperar el amor de Julia, siempre con la guía y el consejo de su amigo Tony. Pero las heridas son profundas y no cicatrizan en el tiempo que a Jonas le gustaría, con lo cual se suceden intentos que fracasan, malos entendidos, desencuentros que le suman ansiedades y angustias a la ya incómoda sensación de haber largado el chupi. Y Jonas no es de fierro.
En las últimas 24 páginas, Magno reparte sacudones tremendos entre los tres personajes principales y ahí es donde la trama gana en intensidad y logra poner realmente tenso al lector. Pero nunca se convierte en un thriller, ni en un “buenos vs. malos”. Desde que empieza hasta que termina, A Vida de Jonas es eso, la vida. El drama, el patetismo, el aguante en la lucha contra fantasmas más jodidos que cualquier villano. El resultado es realmente notable, te engancha a full hasta el final y te deja la sensación de haber leído un comic realmente trascendental, a pesar de su aparente simpleza.
No me quiero extender más, porque de verdad, sólo me queda reiterar elogios. Editada por Zarabatana en 2014, esta es una novela gráfica absolutamente indispensable, un trabajo consagratorio para Magno Costa y una obra que –en un mundo más justo- estaría cosechando una ovación memorable a nivel global. ¿Comic para adultos, profundo, jugado y original con dibujos que parecen muñecos tipo los Muppets o Plaza Sésamo? Sí, se puede.

2 comentarios:

Carlos Colaiacovo dijo...

hola, no sabia donde colocar este mensaje, queria preguntarte si sabes donde conseguir algo de rob the rover.

Andres Accorsi dijo...

No me suena... ¿Alguna otra pista?