el blog de reseñas de Andrés Accorsi

martes, 1 de septiembre de 2015

01/ 09: BATMAN & SUPERMAN: WORLD ´S FINEST

Este es un proyecto de 1999-2000 que en su momento pasó bastante desapercibido y que todavía a nadie se le ocurrió elevar al status de clásico semi-oculto, aunque la verdad es que no le faltan méritos. La consigna que plantea el guionista Karl Kesel es muy interesante: una vez por año, durante 10 años, Superman y Batman se encuentran. Y no por capricho, hay un hilo conductor, un elemento en la trama que le da sentido a los encuentros. Y a la vez, cada uno de los encuentros es muy distinto del anterior.
A diferencia de otras historias de los World´s Finest (la de Dave Gibbons y Steve Rude, o la de Walt Simonson y Dan Brereton), esta saga tiene como uno de sus principios básicos respetar y reflejar fielmente la continuidad de ambos personajes (obviamente la continuidad “oficial” de 1999-2000). Kesel investigó a conciencia y descubrió en qué andaba cada uno de ellos mientras al otro le pasaban cosas importantes, definitivas para su historia, y tomó esos hitos como elementos importantes para sus guiones.
Sobre esas bases se sostiene -a lo largo de muchísimas páginas- el contrapunto (siempre renovado, porque pasan muchos años y los personajes y la relación entre ellos evolucionan un montón) entre Batman y Superman, y también entre Gotham y Metropolis, a las que Kesel les da mucho protagonismo.
La mejor aventura, la más dinámica, la menos predecible, es la que enfrenta a Superman, Batman, Robin y Lois Lane con Mr. Mxyzptlk y Bat-Mite, un delirio repleto de situaciones bizarras y diálogos muy cómicos. Y la otra que la descose es una que funciona como epílogo a A Death in the Family y la saga en la que Superman se exilia en el espacio. Son 22 páginas sin machaca, a puro diálogo, en las que Bruce y Clark hablan de todo: de sus coincidencias, de sus disensos, de la ley, de la justicia, de sus miedos, de sus sueños, de sus triunfos, de sus fracasos. Si alguien alguna vez indagó a fondo en la esencia y la motivación de estos personajes, fue Kesel en esta historia, pensada para dejarte en claro que, antes que íconos, estos pibes son personas.
Lamentablemente, justo esos dos episodios (y el Catwoman vs. Luthor) son los que cayeron en manos de Peter Doherty, un dibujante que le puso voluntad, pero no estuvo ni cerca del desempeño que merecían estos guiones. El resto de la obra cuenta principalmente con los dibujos de Dave Taylor, un elegante, un distinto, al que cuando se lo permiten las fechas de entrega, pela un estilo alucinante, con influencias de Moebius y Barry Windsor Smith. Acá las fechas de entrega se lo comieron crudo y no está para nada al nivel de trabajos anteriores (Tongue Lash) o posteriores (Batman: Death by Design). Sólo en las portadas lo vemos acariciar la gloria a la que nos tenía acostumbrados. El resto, sin ser choto ni mucho menos, parece más obra de un dibujante correcto que de un virtuoso como demostró ser Taylor.
La verdad es que mucho no calienta ver a Taylor mezquinar algo de su magia para entregar a tiempo, porque lo que verdaderamente sostiene a esta saga es el guión de Kesel, las ideas, el mecanismo que armó para que todo funcione, el constante tira y afloje entre los héroes que quieren ser amigos pero no pueden, y los diálogos que están cuidadísimos. Ah, y el laburo en los personajes secundarios: Alfred, Lois, Gordon, Dick Grayson, Jimmy Olsen… hasta Azrael está bien escrito cuando le toca aparecer.
Si sos fan de los World´s Finest pero nunca te fumaste el hecho de que compartan serie regular, este TPB te va a resultar genial. Para que te termines de ubicar, va justo antes de No Man´s Land y unos cuantos meses antes de la saga de President Luthor. No era el mejor momento de ninguno de los dos héroes en sus series regulares, pero acá Karl Kesel supo sacarle un jugo riquísimo a la luz que representa uno y a las tinieblas que envuelven al otro para contar una historia que funciona en muchos niveles.

4 comentarios:

Gustavo dijo...

Una genialidad que escribas sobre joyitas que pasaron desapercibidas. Ya lo puse en mi wish list.

Medio que sigo en bolas con Superman, me acuerdo que cuando termine de leer 100 balas agarre al toque Superman for tomorrow (2 tpb) por la sola razón que la escribió Azzarello pero no lo pude terminar porque me emboló mal. Esto fue hace unos años así que tendría que darle otra oportunidad. De hecho, a Azzarello lo volví a leer en Joker que me encantó!
Que te pareció Superman for Tomorrow?

Ahí un tpb para pobres llamado Superman Sole Survivor de James Robinson que recopila LEGENDS OF THE DC UNIVERSE #1-3.
Lo leíste? Vale la pena?

Por último y como sabras, en el 2013 salió el Omnibus The Death & Return of Superman (expanded edition) que recopila en 1000 paginas todo el quilombo con Doomsday. Nota al pie, me acuerdo que cuando se murió Superman, Clarín le había dedicado una página entera (principios de los 90, yo era un pelele pero me acuerdo).

Calculo que desde el punto de vista histórico el ómnibus debe ser lectura obligatoria, pero desde la óptica literaria, lo recomendarías o es una obra más? Se banca el paso del tiempo hoy en 2015 o pierde muchos puntos?

Por ejemplo, Knightfall de Batman apareció en la misma época. Lo leí hace 3 años y me encanto.

Mil gracias por tus respuestas!

Andres Accorsi dijo...

A ver...
Superman for Tomorrow me aburrió bastante. No es una mala historia, pero daba más para hacerla con otro tipo de personaje.
El TPB para pobres de Superman escrito por James Robinson lo tengo, pronto lo voy a leer.
La Muerte de Superman y sus secuelas en su momento me entretuvieron muchísimo. Hace mil años que nos las releo. Capaz que hoy me parecen chotas, no sé...
Knightfall, en cambio, me pareció una garcha desde el primer día y ni bien terminé de leer los TPBs los hice guita, hace ya muchos años.

Nicolás Montes dijo...

Andrés recomendás Batman: Death by Design? Gracias!

Milhões de Quadrinhos dijo...

Boa tarde.
Troco (cambio) de comics e historietas do Batman e Superman aqui do Brasil,por outros em espanhol.
Se alguém tiver interesse:
merydogremio@hotmail.com
Obrigado.