el blog de reseñas de Andrés Accorsi

domingo, 27 de septiembre de 2015

27/09: VELVET Vol.1

Ed Brubaker y Steve Epting, la dupla a cargo del más atractivo de los muchos relanzamientos que tuvo Captain America en las últimas dos décadas, se vuelve a reunir para una historia ambientada en el fascinante submundo del recontra-espionaje. No es una movida que nos descoloque: si alguna marca potente dejó esta dupla en los comics del Capi América fue precisamente la de sumergir a los clásicos superhéroes en tramas que tenían más que ver con el espionaje que con las clásicas luchas entre buenos y malos. Y claro, acá, donde todo está creado y controlado por ellos, gozan de una libertad que en Marvel no les iban a dar nunca.
Esta es la historia de Velvet Templeton, una chica de… casi 40 años diría yo, que hace mucho tiempo trabaja como secretaria del capo máximo de una agencia de espionaje hiper-secreta. Estamos en Londres, a principios de los ´70, y alguien liquida a sangre fría al más grosso de los agentes de esta organización, al James Bond de este universo ficticio. ¿Y de quién sospechan todos? ¿A quién parecen incriminar las pocas pistas que aparecen? A Velvet. Y ahí viene el volantazo más atractivo de este primer tomo: Brubaker nos revela que, a pesar de sus muchos años laburando atrás de un escritorio, Velvet fue entrenada en su adolescencia para ser una mega-espía, la número uno, una especie de Batman/ Nick Fury con cuerpo de señorita y ovarios de titanio.
Obviamente la cacería de la secretaria que pasó a la clandestinidad se va a poner espesa y Velvet va a tener que recurrir a sombríos personajes de su pasado para escapar de los agentes que responden a su ex-jefe, y sobre todo para blanquear su nombre y demostrar que no fue ella quien liquidó a X-14, el finado émulo de James Bond. La aventura rápidamente va a imponer su ritmo, con machaca y persecuciones de alto octanaje, pero sin romper nunca el verosímil. Lo más realista, donde más se nota la investigación por parte de Brubaker es en la tecnología: armas, autos, chiches de los espías… todo está anclado en la realidad de los ´70 y no se mueve de ahí. Y después el detalle ya casi humorístico de que todos los personajes fumen. Esa boludez que tanta gracia le causaba a los que miraban Mad Men (jamás la vi, así que no sé si estaba buena) acá también está y llama mucho la atención. Supongo que lo que se busca es subrayar el contrapunto con los comics actuales donde, incluso en las historias de corte realista, apuntadas al público adulto, prácticamente no hay personajes que fuman.
El dibujo de Steve Epting está muy bien, al nivel de sus mejores episodios en Captain America. Muy pendiente de la referencia fotográfica, pero sin convertirse en un Juan Carlos Flicker del montón, Epting enfatiza desde el dibujo esa sensación de realismo, y de que todo lo que sucede está minuciosamente investigado. La influencia más clara en este trabajo de Epting es la del maestro Paul Gulacy, sobre todo en sus historias para Warren de la segunda mitad de los ´70. Y la impronta es siempre muy clásica, muy académica, sin ser acartonada. Incluso en la puesta en página, Epting la juega conservadora. No tanto como la mayoría de los comics de 1973, pero ahí, al límite.
Velvet arrancó muy interesante, muy sólida, con todo para convertirse en una nueva adicción. Espero que Brubaker y Epting no la estiren al pedo y que sigan priorizando la intriga (la Guerra Fría les da un marco excelente para ahondar en eso) por sobre la espectacularidad, que también está y es bienvenida.

4 comentarios:

Gustavo dijo...

Siempre bienvenidas las reseñas de Brubaker. Todavía tengo que conseguir la edición deluxe de Fatale! En unos meses sale la segunda.

Andrés, te hago un par de consultas sobre los Teen Titans ya que hace un año que DC vienen publicando en formato tpb el arco de los Teen Titans de Wolfman y Pérez. La idea es publicar TODO lo que hizo la dupla, a ver si no me cagan como con The Spectre (supongo que no soy el único boludo que está esperando el Vol 3 de Ostrander).

De los Teen titans de Wolfman y Perez solamente leí el “Judas Contract” hace unas temporadas y una suerte de continuación de esa saga en 3 comics en donde Deathstroke rinde cuentas con la “justicia”. Me pareció casi una genialidad, sobre todo el Anuario #3 donde te muestra el nacimiento de Deathstroke.
Sé que hay un par de tpb aislados como “Terror of Trigon” o “Terra Incognito” pero no los leí.
¿Esos dos TPB y los restantes números que escribieron mantienen un nivel semejante o se pincha y levanta como suele ocurrir?

Una vez que Pérez se fue de los Teen Titans, Wolfman siguió solo. En tu única reseña sobre los T.T. del blog escribiste que la etapa post Pérez es tediosa, pero aun así te pregunto:
Los 9 números del arco Titans Hunt que empieza con #71, ¿vale la pena o se vuelve soporífero rápidamente?

Hay dando vuelta un Omnibus publicado en el 2013 de los Teen Titans escrito por Geoff Johns que cubre TODA su estadía ahí y le tengo ganas; es un bloque de 1440 paginas…una exageración pero nunca un despilfarro!
¿Qué te parecieron los Teen Titans según Geoff Johns? Digo, dejando de lado la inevitable comparación con Wolfman/Perez, ¿se la banca a nivel literario para leerlo en versión Omnibus?

¿Leíste algo de los Teen Titans New 52? ¿Y de la Silver Age vale la pena? Sé que existe material recopilado como DC Archive Editions que todavía no está agotado.

Una vez más, mil gracias por tus respuestas, Andrés!
Buen viaje a la Comic Con.

Lucas Adur dijo...

Gustavo:
Me meto para decir esto nomás. Hace mucho que no los releo, pero si le creo a mi memoria, los Titanes de Wolfman son la gloria, hasta cuando no está Perez (y lo suple el tantas veces denostado Tom Grumett). Titans Hunt es muy emotiva si venís siguiendo a los personajes, si les tenés un poco de cariño. Y el desenlace de todo eso, el Gambito de Jericho creo que se llama, tiene una de las escenas más memorables de toda la historia de los Titans. Así que eso te lo recomiendo a full (no lo que viene después, con los Team Titans del futuro y esa gilada). Lo de la Silver Age: yo leí algo y diría que solo si te ceban mucho los personajes, hay que leerlo con mucho cariño para que no se te caigan de las manos.
Abrazo

Andres Accorsi dijo...

Nunca fui muy fan de los Titans, Gustavo.
Banco lo de Wolfman y Pérez, algunas cosas de Wolfman con García López y Barreto... y después de la saga Who is Wonder Girl?, me parece todo hiper-prescindible.
Titans Hunt, por ejemplo, me parece una grasada, bien vendehumo.
Lo de Geoff Johns no lo leí, pero tengo entendido que está bien, que no te falta el respeto para nada.
Lo de New 52 no te lo toco ni con un puntero laser.
Y lo de la Silver Age... me encantan los dibujantes, pero los guiones son de patéticos para abajo.

Gustavo dijo...

Gracias a ambos por la data!