el blog de reseñas de Andrés Accorsi

viernes, 13 de agosto de 2010

13/ 08: LA PATRIA DIBUJADA


Sí, amigo viñetófilo, este libro existe. La inmensa mayoría de los interesados en tenerlo jamás le sintieron el olor, no está a la venta en ningún lado y creo que ni siquiera se digitalizó para bajarlo de Taringa ni de ninguna otra covacha de ciber-piratas. Y aún así, el libro existe, es de verdad. Tiene hojas, portadas, lomo, todo. La portada es más amarga que la hinchada de Independiente, pero bue… Vamos a entrarle igual.
Lo primero que hay que destacar son los textos con los que Juan Sasturain abre cada historia corta. Posta, el tipo es un maestro de verdad. Lo que sabe y cómo lo transmite, no tiene punto de comparación. Cuando lo veas en Nochebuena (porque a nosotros los regalos nos los trae Sasturain, el clon comiquero de Papá Noel), no te olvides de felicitarlo.
Vamos con la primera, la de Alejandro Dolina y Carlos Nine, dos mitos. Muy divertida, impredecible, con lugar para el romance, el misterio, la poesía y la joda. En ocho páginas, no se puede dar mucho más.
Le sigue la de Diego Agrimbau y Eduardo Risso (ey! En la antología de ayer también había una de Risso!), que es de lo mejor del libro, seguramente. Dura, áspera, con los tapones de punta y un dibujo demoledor.
La de José Pablo Feinmann es rara, porque mete ucronías (gente del Siglo XX, la internet) en una de la Vuelta de Obligado. Pero está buena, se las ingenia para contar algo más que el hecho histórico y para dejarle espacio al lucimiento del siempre vigente Leopoldo Durañona.
La de la Guerra del Paraguay, de Beto Lorenzo y el maestro Solano López es de las más flojitas. No se le puede pedir a Solano que dibuje como en los ´80, pero en este nivel, desentona mucho con el resto.
Le sigue otro maestro que ya se acerca a los 90 años, el incombustible Carlos “Chingolo” Casalla, que ilustra con solvencia y hasta con lujos el buen guión de Cristian Mallea. Muy buena historieta.
Otra de las mejores, de las inobjetables, es la de Pablo De Santis y Horacio Altuna. Acá los dos pelan, pero de verdad, sin guardarse nada. Y el resultado es tan memorable y tan potente que querés que la dupla produzca no menos de 48 páginas al año, de acá a que tengamos bisnietos.
Una dupla que funciona como un relojito hace décadas es la de Carlos Trillo y Cacho Mandrafina. Acá el guión se queda en un chiste largo, que sabés cómo va a terminar, pero con muy buenos diálogos y unos dibujos majestuosos.
Si sos de los que putean a El Tomi cada vez que publica en Fierro y te sumás a gritos a la campaña para que le consigan un guionista, así se deja de frutear, te cuento que acá dibuja mejor que nunca. De verdad, y sin photoshop! Además el guión de Marcelo Birmajer es buenísimo, así que esta también está entre las más notables del libro.
La de Jorge Zentner y Salvador Sanz es muy rara. El entrerriano radicado en España se pasó de vanguardista y la narrativa apenas narra algo. Por suerte los dibujos de Salva aportan una cuota de belleza descomunal, y logra que el conjunto emocione y sugiera más de lo que cuenta.
Y cerramos con una de Lautaro Ortiz y Oscar Zárate, un relato frenético y bien pensado de los álgidos días de los cacerolazos y las corridas bancarias. No es la gloria, pero está muy bien.
Y sí, faltan varios próceres de la historieta argentina, de esos que no tendrían que faltar. Pero bueno, están estos, y estas 10 historietas que escenifican 10 momentos cruciales en los 200 años de historia de este país. Un país que, el día que alguien poderoso se avive, deja de la noche a la mañana a ser “el país del tango, el asado y el futbol” y pasa a ser conocido en toda la galaxia como El País de la Historieta. Porque la verdad es que talento sobra. Ojalá este libro se utilice como una herramienta para difundirlo y deje de ser el Santo Grial inconseguible, tesoro de unos pocos.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena reseña... Bah, en realidad mala, porque me cebó con algo que sé que no voy a poder conseguir. Veo que tiene que ver con lo del Bicentenario, pero si no se comercializa ni se difunde debidamente: ¿Para qué se hizo? Por la temática y los autores, estaría interesante que se implementara como material de estudio en las escuelas. Me llama la atención lo de Alejandro Dolina, si bien ya Carlos Nine había colaborado con él ilustrando "El libro del fantasma", no lo tenía como guionista de historietas al Negro.
Cuando lo consiga lo digitalizo y lo subo a Taringa... Ni en pedo, Ja.

El Anónimo

P.D.: Voy a averiguar en mi ciudad, Mar del Plata, pero lo veo jodido.

Z dijo...

Yo lo tengo, si para el verano no está subido en algun lado lo escaneo.

SaKi dijo...

Lo ví en lo de una amiga y sabiendo que no se vendía pregunté "como lo conseguiste!?", y ella: "lo compré a 5 pesos, me lo vendieron de canuto porque no se podía vender"...

Si bien la tapa fiera te grita que no fué pensado para ser vendible, me encantaría tenerlo.

Anónimo dijo...

No tenía idea de que existía este libro, por lo que dice la reseña parece que debe estar bueno, pero se me hace que es medio parecido a lo que venían haciendo muchos de esos mismos autores en la primera Fierro, la de los 80s, es como que leer reediciones de las historietas de la Fierro de los 80s sería más o menos lo mismo o hasta mejor.

Martín D. dijo...

Yo de cebado le saque fotos a todas las gigantografías que había en la muestra donde las presentaron. Como para tenerlas.- Nunca pensé que las iban a recopilar.- La verdad que la mayoría de las historias están muy buenas.-

Un abrazo grande

José 'Azucarero' García dijo...

Yo lo tengo, lo conseguí de suerte el día de la presentación de la muestra en el palais d glace. Pero a los dos días volví y me dijeronque no quedaban más. Así que o hicieron pocos, o se los encanutaron todos los organizadores...

Saludos

J.

Anónimo dijo...

pasa que las coass de la secr de culutra no se peuden vender. Por ley o algo así.
Lo mejor será escanear y difundir