el blog de reseñas de Andrés Accorsi

lunes, 12 de marzo de 2012

12/ 03: MOEBIUS, GENIO ETERNO (parte 3)

Ya sé que no es lo más representativo de la carrera del ídolo, pero habiendo tantos fans de Marvel como hay en este blog, me jugaba la vida si no ilustraba este post con una imagen del Silver Surfer...
5) LOS AÑOS DE EXPLORACION (1984-1989)
Ahora muy cerquita de Hollywood, Moebius intensifica su colaboración con distintas producciones fílmicas, mientras su esposa, Claudine, capitanea varios proyectos para llevar al cine la obra de su marido, ninguno de los cuales parece llegar a buen puerto. La financiación para Internal Transfer no aparece, y el proyecto queda trunco en 1985.
Ese mismo año, Moebius viaja a Tokio, a trabajar en el guión, los fondos y el vestuario del ambicioso proyecto de largometraje animado basado en Little Nemo in Slumberland, el clásico de Winsor McCay. También participa en los films Willow (producido por George Lucas), en Masters of the Universe (la de He-Man!) y The Abyss (de James Cameron). Ya en los ‘90, hace su aporte (junto a su amigo de toda la vida, Jean-Claude Mezieres, el dibujante de Valerian) en la película The Fifth Element, de su compatriota Luc Besson.
Pero volvamos a la historieta. Siempre en 1985, Moebius realiza una adaptación de Rebelión en la Granja, la novela de Orwell, inédita en castellano, mientras termina la cuarta entrega de la saga del Incal, iniciada en Tahiti. Ese año termina con el mayor reconocimiento al que un artista puede aspirar: el presidente de Francia, Francois Mitterand lo condecora Caballero de las Artes y las Letras.
En el ‘86 vuelve a escribir guiones para otro dibujante: esta vez se trata de Marc Bati, un joven con un estilo sorprendentemente similar al de Moebius (un clon, bah), con el que encara una serie destinada al público infanto-juvenil. Se trata de la saga de Altor (o la saga del Mundo Cristal, como se la conoce en EEUU), compuesta de seis volúmenes (el último data de 1999), de los cuales Moebius dibujó sólo el tercero, Le secret d' Aurelys, en 1990.
Mientras tanto, Starwatcher, la compañía dirigida por Claudine Giraud, consigue un contrato espectacular con la editorial Marvel que, desde su sello Epic, comienza a reeditar en 1987 toda la obra de Moebius (incluyendo a varios de los mejores álbumes de Blueberry) en lujosas novelas gráficas, supervisadas por el autor y por el matrimonio integrado por Randy y Jean-Marc Lofficier -ella americana, él francés- que logran una equilibrada síntesis entre la sensibilidad de Moebius y los requerimientos del mercado americano. La conjunción entre Moebius y Marvel se produce justo en el momento de mayor madurez, experimentación y renovación del comic norteamericano y da como resultado tres obras de gran importancia que se publican antes en EEUU que en Francia, todas entre 1987 y 1988.
La primera es, ni más ni menos, La Quinta Escencia, o sea, el final de la saga del Incal. Debido a su extensión, fue dividida en dos partes (La Galaxia que Sueña y Planeta Difool) para su edición en Europa, pero Epic/ Marvel la publicó en un único tomo. Esta es la obra de Moebius en la que más se siente la influencia del comic americano sobre el genio francés. La puesta en página, el ritmo narrativo, la violencia, la grandilocuencia... todo remite a un estilo mucho más yanki que todo lo que Moebius había hecho antes.
La segunda obra que debuta en EEUU es Los Jardines de Edena, un álbum que retoma a dos personajes (Stel y Atan) que habían protagonizado en 1984 el álbum Sur L’Etoile, realizado por Moebius por encargo de la firma automotriz Citroen, y algunos conceptos ya insinuados en varias historias cortas (las del período 1982-84, con los cristales, las estrellas y las ondas de paz y amor) inspiradas en las enseñanzas de Appel-Guéry. A partir de Los Jardines..., se empieza a hablar de “la saga de Edena”, ya que este álbum abre muchísimas puntas argumentales (entre ellas, algunas que intersectan con la saga de Grubert), que Moebius irá explorando en sucesivas entregas.
Finalmente, en Noviembre del ‘88 se publica Silver Surfer: Parable, escrita por Stan Lee y dibujada por Moebius. Después de muchos años de producción tan espaciada como intrascendente, el legendario guionista pela una historia que supera ampliamente las expectativas y que le hace justicia a un trabajo muy logrado por parte de Moebius. Sin embargo, Marvel comete el error de publicar Parable en un formato económico, muy precario, en el que el dibujo y el color no llegan a lucirse. Por suerte, el éxito justifica una rápida reedición, en un formato más acorde a la jerarquía de la obra.
Y 1989 es otro año de importantes cambios para Moebius. Terminada la saga del Incal, se vuelca a un nuevo álbum de Blueberry (Arizona Love), sin saber que será el último que escriba su viejo amigo Charlier, quien muere el 9 de Julio de ese año. Giraud pasa buena parte de 1989 en Francia, donde su obra es sujeto de una ambiciosa retrospectiva en el prestigioso Centre Pompidou. Allí, Moebius termina de desvincularse de la editorial Humanoides Associés (que cambia varias veces de dueños) y entabla una fructífera relación con la editorial Casterman, que se inicia con la publicación en Francia de Les Jardins d’ Edena. Con el dolor por la muerte de Charlier y muchos nuevos proyectos bajo el brazo, Moebius regresa a Los Angeles.

11 comentarios:

LFKO dijo...

Sólo me voy a permitir el lujo de dejar este video:

http://www.youtube.com/watch?v=R264V_GjPRU

Luq dijo...

La re putísima madre que lo parió.
Como si no tuviera suficiente sufrimiento con Atlanta, entro acá y me entero de esta noticia de mierda. Ya tengo llenas las próximas dos sesiones de terapia.

Anónimo dijo...

Espero que ahora los avechuchos aprovechen y reediten Parable porque estuve a punto de comprarlo una vez y me ganaron de mano.

Anónimo dijo...

Dios mio...Moebius, Joe Kubert y Neal Adams dibujando juntos. Una joya ese video.

Oscar.

Eugenia dijo...

Andrés, editorial Planeta deja de editar comic y la posta la agarra ECC. Necesito consultarte, hace poco los dealers mandan mails avisando que después de marzo no se puede importar más material de Planeta. Vos que tenés tanta experiencia, eso es cierto o es una treta para que las comiqueras y los comiqueros vendan hasta los órganos sólo para comprar todo lo que les quedó colgado? Lo lógico no sería que todo el material de Planeta termine haciendo saldo, como pasó con Zinco? Por favor, necesito tu consejo para que no me esquilmen.

Andres Accorsi dijo...

A ver... en principio no es cierto que Planeta deja de editar comic. Lo que sucede es que perdió la licencia de DC y Vertigo.
En España, el contrato entre DC y Planeta es claro: lo que Planeta no venda antes del 30/4, se manda a destrucción. No se salda absolutamente nada.
¿Qué pretende hacer Planeta? Vender durante Marzo y Abril lo más posible de lo que le queda impreso y sin vender. No sé si más barato o al precio de siempre, pero rápido.
Los distribuidores y dealers argentinos que habitualmente traían el material de Planeta, obviamente están haciendo pedidos enormes, porque todavía no confían demasiado en que ECC genere una oferta de títulos comparable a la que generó Planeta estos últimos 6 años.
El tema es si ese material va a poder entrar a Argentina... Por ahora, las restricciones a la importación para las empresas que no exportan siguen firmes y ya hace... no menos de cuatro meses que no entran al país libros de Planeta, por lo menos a través de los mayoristas que normalmente los importaban.
Mi consejo: sin la merca en el país, es todo chamuyo. No hay precios caros ni baratos, no hay libros agotados ni saldados, no hay NADA si la Aduana no libera los embarques. Y nadie sabe si eso va a suceder, ni cuándo.

Matias Art dijo...

Faaa que tema este de la importación y la aduana, y es verdad en una comiquería del centro me dijeron que desde hace tres meses están esperando nueva mercadería y no las liberan en la aduana, me da pena por los comerciantes y bronca propia porque hace rato que espero ciertos títulos como Blueberry o Las águilas de Roma y no entran, ojala se solucione todo este problema!!!!

Reznor dijo...

Que lastima lo de Planeta. La verdad que nadie edito dc como ellos, y con tanta diversidad de titulos. Gracias a ellos pude leer obras que otra editorial no creo que edite, como Kid Eternity y Doom Patrol de Morrison, la cosa del pantano y aztek de millar, 100 balas y Hellblazer de azzarello,etc. Una lastima...Para colmo lo de la importacion y lo de moebius...Un mal año

Andres Accorsi dijo...

A mí, la verdad, me chupa un huevo si DC lo edita Planeta, Norma, Vid o Muñones, porque -más allá de la calidad de la edición- me niego a leer comic yanki traducido.
En cuanto a las restricciones a la importación... ya sé que para el fan y el coleccionista es un garrón, pero para los editores argentinos es LA GLORIA! Yo nunca vendí tanta historieta argentina como estos últimos meses!
Lógicamente, el espacio que deja el material importado en las bateas, los comerciantes se juegan a llenarlo con lo nacional! Y se dan cuenta de que, bien expuesto, lo nacional también vende, con el plus de que, cuando se te acaba, no tenés que esperar cuatro meses a que llegue la reposición desde España. Generalmente, la repo del material nacional no tarda ni cuatro días!
Dudo que eso suceda, pero este es el momento ideal para que los editores locales apuesten fuerte, y produzcan más que nunca, tanto ediciones de autores argentos como de material extranjero, del que antes comprábamos la edición española y ahora tiene MUCHO sentido editar acá.

Anónimo dijo...

Estaría bueno que si se vende más historieta nacional o extranjera editada aca, sea porque la edición es mas grossa, o más completa o lo que sea, y no por los caprichos del gobierno de turno.

Anónimo dijo...

Cómo lector yo quiero tener la libertad de comprar la edición que se me cante, y eso que compro bastante historietas argentinas. Cualquiera que haya leído un poco de Economía sabe que estas trabas siempre terminan mal, que ya está pasando ahora, es tal la traba que afecta la producción local, porque faltan insumos, materias primas...