el blog de reseñas de Andrés Accorsi

jueves, 24 de noviembre de 2011

24/ 11: SHOWCASE PRESENTS THE HOUSE OF MYSTERY Vol.3


Sí, no aprendo más. Me fumé otras 520 páginas de historietas de misterio de DC de principios de los ´70, esta vez de la serie más conocida, coordinada por el maestro Joe Orlando. Y es más de lo mismo, a full. Ya conté varias veces que debería ser muy difícil escribir historietas para estas revistas, en tanta cantidad y con tantas restricciones. Por eso no es para escandalizarse cuando uno nota cómo se repiten alevosamente un par de fórmulas en los argumentos. Una ya la vimos mil veces: el avechucho inescrupuloso mata/ estafa/ se saca de encima a alguien para su propio provecho, y al final pasa algo sobrenatural, inesperado, con lo cual el avechucho termina empomado, pagando muy caras sus transgresiones. La otra es esta: un tipo hace un pacto con Satanás para obtener prevendas o poderes especial y al final Su Satánica Majestad lo garca con la letra chiquita del contrato. Y eso se repite una y mil veces.
Salvo alguna que otra joyita perdida de Len Wein o de Steve Skeates, los guiones son chatos, con poquito vuelo. Abusan de la ambientación histórica (sobre todo el Siglo XIX), pero creo que es porque la mayoría de los guionistas desconocían la época en la que vivían. Los guiones ambientados en el presente (principios de los ´70) parecen de los ´50: no hay mujeres en roles protagónicos, no hay negros, recién en el último episodio se hacen cargo de que existe el rock... De hecho, cuando House of Mystery pasa a ser una revista de 100 páginas, cada número incluye –además del material nuevo- varias reediciones de historietas de los ´50 y ´60, y te das cuenta de que son antiguas por el dibujo nomás, porque los guiones casi no evolucionaron. Como siempre, entre tanta idea gastada se cuela alguna de esas que hoy se podrían estirar 60 números en alguna serie de Vertigo, por supuesto “desarrollada” y resuelta en no más de 11 paginitas.
Por suerte hay muy buenos dibujantes que reman en el océano de polenta para que esto llegue a buen puerto. Como ya vimos el año pasado en House of Secrets, estas revistas se nutrían en buena medida de la mano de obra barata y confiable que venía de Filipinas. Ahí están, entre muchos mediocres bienintencionados y verduleros irredentos, el maestro Alfredo Alcalá en un nivel increíble, un inspiradísimo Néstor Redondo, un sólido E.R. Cruz, un Tony De Zuñiga que experimenta y la rompe y –en un puñadito de historietas- el Maradona de Manila, el distinto, el virtuoso, el vanguardista, el descomunal Alex Niño. The Witching Hour tenía como gancho a Alex Toth, y House of Mystery tiene como abanderado a Alex Niño, que no está ni a palos todos los números, pero cuando aparece, te detona las retinas con sus claroscuros mágicos y su línea recontra-estilizada. Un nerdgasmo, diría Kick-Ass.
Por afuera de Filipinas, aparecen también algunas lindas colaboraciones de Berni Wrightson, un Frank Thorne muy limitado, muy cabeza, los chistes de Sergio Aragonés, material antiguo pero hermoso de Jack Kirby y Carmine Infantino, una historia muy bien dibujada por Ramona Fradon, otra maravillosa de Ralph Reese (¿qué será de la vida de ese tipo, que en los´70 dibujaba tan bien?) y dos cortitas del legendario Frank Robbins, prendido fuego, en una performance infinitamente superior a la que le vimos cada vez que trató de dibujar comics de superhéroes. Todo eso, por supuesto, reeditado en blanco y negro, sin el color de los ´70 que era más horrendo y pesadillesco que cualquier criatura de las que aparecen en estas historietas.
Este tomo salió a principios de 2009 y desde entonces, DC no reeditó más material de House of Mystery. Y está bien. Si alguien quiere leer más de tres Showcases de esta revista (más de 1500 páginas) es porque tiene serios transtornos mentales. Por ahí, llevando la receta del psiquiatra, en alguna comiquería yanki te venden baratas las revistitas de los ´70...

8 comentarios:

Andrés Accorsi bis dijo...

Andrés, siempre grossas tus reseñas:
1. Cómo hiciste para fumarte 520 páginas y escribir la reseña en un día?
2. Tenés idea qué onda el House of Mystery de Willimgham y Sturges?

DIEGO dijo...

Estimado bis,
1) Lo empecé ayer, aprovechando que Icaro se lee en un pedo.
2) No, es una de las pocas series de Vertigo que nunca leí.

batman dijo...

Ja, ja, ¡este dieguito es ''uno de aquéllos''!

Andres Accorsi dijo...

Perdón! El segundo comentario es mío! Pero pasó mi hermano por acá, se logueó en Blogger y no se dio cuenta de des-loguearse cuando se fue. Por eso aparece firmado como Diego, no como Andrés...

Anónimo dijo...

Che, Andrés (O Diego, que se yo) te quiero hacer también dos consultas que no tienen mucho que ver con el post...

Antes de tener el blog ¿También tenías la demecial y afortunada costumbre de leer una historieta por día, o es un compromiso que asumiste gracias a 365 comics por año?

¿Vale la pena "Barcelona la Alba" de Font y Blas?

Gracias por la atención.

Franco

Andres Accorsi dijo...

No, Franco, antes de empezar con el blog no leía ni en pedo un TPB o una novela gráfica por día.
Nunca leí Barcelona la Alba...

Patricio dijo...

Cómo que todos estos filipinos en algún momento u otro dibujaron para Conan y sus series. Se que no te gusta Conan, pero puestos a elgir , mejor leer el Conan de Thomas con los Filipinos no?

Andres Accorsi dijo...

No sé... A mí me está empezando a gustar el Conan de Thomas y Buscema. Por mirarlo, nomás, sin leerlo. La verdad es que, salvo lo de Barry Windsor-Smith, nunca leí demasiado Conan, o sea que no tengo muy presente el laburo de ninguno de los artistas que colaboraban ahí.