el blog de reseñas de Andrés Accorsi

viernes, 4 de febrero de 2011

04/ 02: DEATH NOTE Vol.7


Por fin, querido! Desde Septiembre que estos pseudo-editores de morondanga no sacaban un tomo de esta adicción irrefrenable creada por Tsugumi Ohba y Takeshi Obata! Hace CINCO MESES que quiero saber cómo corno continúa el mejor shonen que leí en mi vida! ¿Puede ser que haya que mendigar y suplicar para que esta gente publique un tomo? No es para regalar, muchachos… Los cebados vamos y lo compramos, y el precio lo ponen ustedes! Cuando salió el Vol.2 de Monster, apenas SEIS MESES después del primero, primó la sangre fría y dije “Nah, ni en pedo lo compro. Una serie de 18 tomos, a dos tomos por año, la termino de comprar en el 2019”. Ya buscaré una edición más razonable de esa joya de Naoki Urasawa. Pero Death Note no admite sangre fría, esto es cebamiento infinito al punto de ebullición. Y con la mitad de la saga ya comprada, cambiar de edición es medio truculento. Así que sigo prisionero de estos excelentes alumnos de Muñones, que ya adoptaron el calendario del maestro (ese en que los meses tienen 100 días) y además bajaron notablemente la calidad del papel de los mangas, mientras que el precio subió. Idolos absolutos.
Pero vamos a la historieta, que este es el tomo en el que pasa TODO: el fin de la saga-dentro-de-la-saga contra la Corporación Yotsuba, el regreso al protagonismo de Ryuk y Rem, la impactante revelación del magnífico plan urdido por Light antes de renunciar al Death Note y perder la memoria, la liberación de Misa y –por si faltara algo- la muerte de L! Que parece posta, no un mero golpe de efecto.
Si no fuera porque no está bueno que Kira gobierne el mundo, acá podría terminar tranquilamente la historia. Sería un final medio dark, en el que ganó “el malo”, pero estaría perfecto. Está claro que los autores (o los editores) no se bancan el final dark, la distopía en la que Kira impone definitivamente su ley. Por eso en las últimas 50 páginas del tomo nos presentan a los posibles herederos de L, a dos chicos entrenados para tomar el lugar que quedó vacante con la muerte del detective que estuvo a milímetros de desenmascarar a Kira. Parecen ser personajes interesantísimos. Habrá que ver si su accionar justifica haber vuelto a abrir una trama que se cerraba a la perfección, prácticamente sin dejar cabos sueltos.
Ohba incluso se da el lujo de tirar personajes a la basura casi sin haberlos usado, como Wedy y Aiber, que en un momento amagaron con cobrar protagonismo. El tipo juega así, con sombreritos, caños y tacos en el área. Por supuesto, cualquiera capaz de resolver como lo hizo Ohba el tema de los shinigamis, los cuadernos y las memorias de Light y Misa, tiene todo el derecho del mundo a florearse, a cancherear, mientras baja el “ole” de la tribuna.
El increíble Obata también merece su container de flores. En este tomo pela escenas memorables, como las muertes de Higuchi y L, o el encuentro de Misa con Ryuk en ese bosque obscenamente bien dibujado. A medida que se suman nuevos personajes (los sucesores de L y sus esbirros), Obata sorprende de nuevo con su infalible ojo para imaginarlos, vestirlos, dotarlos de gestos y movimientos creíbles y originales. Un grosso total.
Bueno, este tomo cierra montones de cosas, pero también abre. Veremos para dónde dispara el próximo tramo y qué vericuetos impredecibles encuentran los autores para poner en jaque al –por ahora- imbatible Light, este cautivante hijo de puta adicto a la manipulación y a la justicia por mano propia. Y (ya parezco Mirtha de tanto que me repito) ojalá no haya que esperar otros cinco meses para leer la continuación.

20 comentarios:

elgorrión dijo...

¿Tenés una política de no leer comics de Ivrea que tenga que saber? Digo.

Francisco Sampedro dijo...

A este paso voy a tener que esperar al 2017 para una versión Argentina de Bakuman :(

Anónimo dijo...

Digamos que lo publicado por Ivrea es bastante bosta en general...y si mal no recuerdo, sí se reseño acá un tomo de Ivrea España o tal vez flashe

Monsa dijo...

Que manga realmente bueno se puede reseñar de Ivrea, el unico que merece el oro es Vagabond y por detras de ese estarían Zetman , y gantz que se editan actualmente(aunque este último no lo he leido y todavia espero la reseña de Andres para tirarme de palomita), despues lo demas son los tipicos mangas hiteros que le gustan a los pibes de 17 años. Ademas yo prefiero que Andres reseñe material de afuera, que es mucho mas caro que el que edita Ivrea o las otras editoriales; para despues no tirar a la basura la bosta que me compre.

elgorrión dijo...

Aclaro que si pregunte, es con buena leche. Le pedí hace unos días que reseñara Zetman, pero como ni me contestó, no sabía que pensar. Pero es evidente que si sólo con mencionar Ivrea saltan un montón a decir que es bosta, es mejor no dar lugar a estas cosas. Y que si se va a armar polémica, que sea por la review de hoy, no mi comentario.

Simpsonito dijo...

Death Note ya lo leí (vía scan obviamente)y espero en algún momento poder comprarlo completo, ojalá antes de terminar de pagar mi casa. Como Francisco, también quiero Bakuman, vi unos capitulos del anime y me re cebé pero no quiero seguir viendo hasta leer el manga, aunque la edición de norma seguro está saladita.

PD: No pensé que habrían tantas quejas por el aumento de 3 mangos en el blog de Larp ¿será el efecto Lucas Ferrero que pedía inundar los sitios de las editoriales a puteadas?

Andres Accorsi dijo...

No, la verdad que de las series que publica actualmente Ivrea, ninguna me interesa como para comprarla.
No es una política de "todo mal con Ivrea". Es simplemente que no me llama la atención el material que editan.
Zetman tampoco, Gorrión, aunque me doy cuenta de que está muy bueno el dibujo. Si en vez de mil tomos fueran 6, por ahí le doy una chance. Pero series abiertas, ni en pedo.

Drixi dijo...

Yo fui a comprarla hoy... 1º La comiqueria estaba cerrada (Siempre esta cerrado el guacho) 2º No lo tenía porque aun en vidriera estaba el viejo tomo T_T....

Igual ya lo leí por internet, pero este tomito es simplemente genial y lo quería.. la muerte de L es magnifica, la última escena de él!

No em molesta que aunmenten, sino que bajen la calidad y aumenten!! Aparte de que ya bajaron la calidad varias veces y sin hablar que los tomos no tienen todos el mismo tamaño!!!
Es como si se rieran de nosotros en al cara mientras usan nuestro dinero para limpiarse el culo

Saludos!

gonzalo dijo...

Medio spoiler el mensaje anterior.

Monsa dijo...

haber gorrion si es verdad que el material que mayormente vende Ivrea es regular para abajo, se la pasan publicando shonen y shojos, algunos de una calidad argumental y grafica realmente horrible. Pero eso no quiere decir que no compre mangas de esa editorial, hay algunos que estan bien.

P.D: Andres no te gusta Vagabond?????????????????Dale una oportunidad es muy bueno ese manga,es la obra cumbre de Takehiko Inoue, y ya van a reponer el tomo N° 1 pegale una leida te va a gustar.

Andres Accorsi dijo...

Le di una oportunidad a Vagabond, pero me aburrió mucho. El dibujo es fastuoso, impresionante. El guión arranca bien, pero avanza demasiado lento para mi gusto...
Y la verdad que 30 tomos, no se justifican.

Monsa dijo...

En eso tenes razon, Takehiko lo estira mucho supuestamente iban a ser 30 no mas pero se fueron a 33 y parece que faltan dos mas para que termine.Pero a mi me encanto de lo mejorcito que edita Ivrea

Anónimo dijo...

Andrés: Reseñate Gantz, quiero saber tu opinión chei.

Drixi dijo...

Gonzalo perdoná si te pareció spoiler... pero me fije antes de poner ese comentario, y Andres en la reseña ya lo había escrito, así que me tome la libertad de repetirlo
Igual te repito, lo siento mucho si te spoilee (si es que existe ese vervo XD)

Francisco Sampedro dijo...

Disiento con la opinión sobre la calidad de las series que edita Ivrea, como toda editorial ellos publican lo que piensan que van a vendes y entre esas cosas hay cosas buenas y malas por lo que tiene publicaciones realmente buenas, por ejemplo Dragon ball, mas alla de toda la fama y que sea algo pensado para chicos de 14 a 17, es realmente una buena lectura.

Claro que mi opinión esta influenciada, después de leer Bakuman termine pensando que cualquier manga (que no sea una adaptación echa con medias ganas o un doujin hentai) merece cierto reconocimiento.

Luq dijo...

Yo leí uno de Gantz que conseguí temprano.
No me pareció malo, pero sí malísimo. Lo que menos preciso es una reseña.

Dentro de lo que edita Ivrea hay cosas buenas. Aunque no sea lector de manga, Dragon Ball me divierte muchísimo y me parece muy bien editado (mucho mejor que lo que sacaban en España), y lo mismo con Evangelion (que encima están al día, pero es porque los que lo sacan en Japón son más colgados que Muñoz)

Anónimo dijo...

Hay mucha diferencia entre Gantz y Death note?

Pablo dijo...

Si te gustan los fondos urbanos que se manda Obata, con Gantz te vaz a morder el ombligo por dentro porque Hiroya y asociados destilan espectacularidad, si se te retuerce el estomago por saber como va a terminar, con GANTZ vaz a terminar en la UCI, yo voy por el tomo 21, y les juro que Hiroya Oku cada tanto triplica la apuesta, es un Lost-porno-gore-ciencia ficción, es otro hitazo de la calidad de Deathnote, incluso mejor. El problema es que Ivrea Argentina tiene una periodicidad desastrosa, y los tomos de gantz se leen en cinco minutos, pa entender ese fénomeno tienen que leerlo, se gasta en 5 minutos pero es denso de puta madre.

saludos

Anónimo dijo...

Bueno de aca en adelante el "mejor shonen" va a pasar a ser uno mas del monton jaja. Desgraciadamente "presionaron" a los autores para que continuen con el exito (y la factura) y la verdad que, personalemnte para mi, se mandaron cualquiera. Si ya patina con Yotsuba, de acá en adelante, se dan tremendo palo contra el guarrail :P
Leete Slam Dunk de Takehiko Inoue, empieza como una boludez y terminas con ganas de llorar, o Real, si Vagabond no te llamo la atención, pero Inoue no se puede dejar de lado (es comparable y superior a Urasawa en muchos aspectos).

DZ2042 dijo...

Este es el tomo donde termina death note... lo que sigue es malo, muy malo, y totalmente innecesario