el blog de reseñas de Andrés Accorsi

domingo, 8 de septiembre de 2013

08/ 09: LA BANALIDAD DEL MALL

Qué lindo es descubrir a un dibujante PERFECTO del que nunca había oído hablar. Leo Ríos es un humorista gráfico chileno, dedicado sobre todo al humor socio-político, que sólo puede catalogarse como un GENIO del dibujo.
En la línea de Ríos conviven los renovadores de los ´70 (Kalondi, Fontanarrosa, Crist), Robert Crumb, Gary Larson, Manel Fontdevilla, el Gordo Cognini, Alfonso López, Claire Brétecher, Ralph Steadman... y cuando mete aguadas le sale todo tan lindo, tan sofisticado, que parece uno de esos clásicos humoristas gráficos yankis de los años ´50. Los chistes que recopila este libro presentan una variedad estilística tan rica como impactante y te deja con la sensación de que no hay un sólo registro gráfico que este monstruo no domine de taquito.
En realidad, la primera sensación que me dejó el libro fue “¿A quién hay que torturar para que este pibe haga una historieta?”. Acá hay potencial de sobra para que Ríos abandone los chistes de una sóla viñeta y se tire de cabeza a la narrativa, en la que seguro la va a romper, simplemente por la cantidad de recursos que maneja. Me repito, pero estoy convencido de esto: estamos ante un dibujante PERFECTO.
Las ideas de los chistes están bien, son las clásicas, las que vimos 80.000 veces en el humor gráfico argentino de los ´90, cuando hasta el último pelandrún se daba el lujo de correr por izquierda a un gobierno que rifaba el país. Ríos se planta ahí, bastante a la izquierda de Sebastián Piñera y demás neoliberales pinochetistas y pega sin piedad, como la policía chilena (los carabineros), que son el blanco favorito del autor. También se mete sin reparos en temas que tienen que ver con la religión y el sexo, y por supuesto muchos chistes están anclados a coyunturas que si no sos chileno no conocés y si sos chileno quizás ni recuerdes porque pasaron por los diarios hace tres o cuatro años.
Sobre el final, el combo de casi 100 chistes en esta línea te deja un sabor amargo y menos esperanzas que las de Racing en este torneo. Ríos te hace sentir que Chile no tiene remedio, que va a seguir forever en manos de una elite facha y corrupta que jamás va a perder sus obscenos privilegios, mientras la mayoría asume el rol del salame engañado, explotado y encima resignado. La risa que te causa algún chiste te la caga a tiros el mensaje profundamente desesperanzado del autor, felizmente deslizado con mucho ingenio y a veces hasta con un cierto lirismo, bastante retorcido, pero lirismo al fin.
¿Estamos realmente frente una causa perdida? No sé, ojalá que no. Por suerte aparecen voces como la de Ríos para pinchar donde duele, a ver si alguien se espabila. Y más allá del debate ideológico (porque también habrá gente que comulga con el capitalismo salvaje y los sistemas pseudo-democráticos de exclusión de las mayorías) está el inmenso placer de disfrutar de un dibujante de inmenso talento, con méritos más que suficientes para triunfar a nivel mundial. Quiero más libros de Leo Ríos, y si creyera en algún dios, ya estaría rezando para encontrar historietas suyas.

13 comentarios:

Quemero dijo...

Muy oportuno este post en la semana en que se cumnplen 40 años del golpe a Allende.

Al margen, hay algún .pdf con las actividades de la Comicopolis como para organizarse?

graciass

Andres Accorsi dijo...

Está todo en el sitio web, que se va a empezar a difundir esta semana.
Podés ir espiando acá:
http://tecnopolis.ar/2013/comicopolis

Sucubo dijo...

Andres:
Con un título como la banalidad del mal (no jodamos es una referencia directa al nazismo y a Hannah Arendt) no queda otra que correr por izquierda al que venga.
En lo personal Chile me da mucha lastima. Mas allá que no comulgue con muchas cosas de nuestro gobierno, me parece positivo haber roto con cierto discurso neoliberal que todavía se toma como palabra santa allende la cordillera.
Y eso es feo. Es como ser una banda de homenaje a Duran Duran. Aún cuando logres ser idéntico, sos horrible igual. Una cagada.

CHRISTIANO dijo...

Dos cosas:
Para Andrés: Acá una historieta que muestra al Ríos más rockero http://leorios.blogspot.com/2011/05/show-business.html

Otra para Sucubo; el libro se llama la banalidad del maLL ..mall: centro comercial, es una ironía porque el chile que tu criticas es el que llena de mall nuestras ciudades, es el mismo que critica Ríos, no capté bien tu crítica para un libro que supongo no has leído.

Sucubo dijo...

Chistiano: El saludo y la frase es un juego de palabras bastante evidente con la obra de Arendt, sobre todo la tesis respecto de la burocracia nazi.
El tema de la referencia al mall (shopping de este lado) pasa justamente por el neoliberalismo. No se alla pero aca en los noventa se llenó de villas y shopping (el equivalente al mall). Pero puede ser que este meando fuera del tarro fulero, uno nunca sabe

Anónimo dijo...

Che, si no entendí mal(l), lo de Sucubo no era una crítica al libro. solo señalaba el evidente juego con la obra de H. Arendt (Eichmann en Jerusalén es el libro en cuestión) que trabaja ese concepto de la banalidad del mal. Por otra parte, lo de la banda homenaje a Durán Durán me pareció una metáfora buenísima, me hiciste cagar de risa...
qué tristeza me genera todavía lo de Allende, otra cosa podría haber sido la historia...
Lucas

Andres Accorsi dijo...

A mí me dolió el palo a Duran Duran... Hoy están viejitos y hechos mierda, pero en los ´80 fueron una banda grossísima. Y entre el ´90 y el 2000 pelaron unos cuantos temas que más quisieran haber compuesto unos cuantos...

Alejandro Pablo dijo...

Hola Andrés. Las charlas en Comicópolis van a requerir inscripción previa? Gracias!

Anónimo dijo...

Ahora que viene Jose Luis García Lopez al Animate no le vas a poder decir que no al eventucho de Muñones, no?

Don Serapio dijo...

Leo Ríos es un grande y tiene un espléndido futuro en el humor gráfico

Andres Accorsi dijo...

Alejandro, las charlas NO requieren inscripción previa. Y hay lugar para MUCHA gente en la sala.

Anónimo, no hace falta que te recuerde la cantidad de veces que Muñones anunció a artistas grossos que jamás vinieron a Animate. Realmente, no sé en qué fechas es Animate este año. Lo más probable es que coincida con algún viaje de los cuatro que tengo pautados entre Octubre y Diciembre. De no ser así, me encantaría pasar a saludar al maestro (si es que efectivamente viene, cosa que dudo).

Andres Accorsi dijo...

Ahí lo busqué. El evento del impresentable es del 8 al 10 de Noviembre. Yo viajo a Lima el 9. Va a estar complicado cruzarme con el maestro (repito, si efectivamente viene).

Marce Martí dijo...

cuando fui a chile trate de encontrar algun libro del flaco pero no encontre nada, ni tampoco supe bien en que medios publicaba. El estilo que tiene es fantastico, le veo influencias de la linea Ronald searle y jules feiffer tambien