el blog de reseñas de Andrés Accorsi

martes, 18 de febrero de 2014

18/ 02: THE ARMED GARDEN (and other stories)

En algún momento de 2011, cuando vi este libro anunciado en el Previews, lamenté mucho no poder comprármelo, porque no era barato y salía en un mes superpoblado de lanzamientos grossos. Pero un volantazo del destino hizo que varios meses después apareciera en oferta en uno de los sitios a los que habitualmente le compro libros, y ahí sí, no me pude resistir. Aquel sufrimiento de tener que tacharlo de la listita se convirtió en felicidad el día que, por si faltara algo, el propio autor me lo firmó en Comicópolis. Y ahora que lo leo, no puedo creer cómo esto no fue un hitazo, cómo terminó en el pilón de las ofertas y no entre los títulos rápidamente agotados que claman urgente por una reedición. En realidad sí, hay una explicación lógica para eso... pero no deja de ser injusta.
La verdad es que en estos tres relatos el francés David B. pone todo y un poco más. Son tres historias muy extremas, a todo o nada, en las que el prócer combina altas dosis de violencia con un vuelo poético muy atractivo, que le permite trascender los confines de la epopeya para probar otra cosa, más cercana a la fábula o la leyenda.
La primera historia, The Veiled Prophet, me pareció la más lograda. Son 30 páginas desaforadas, en las que pasa de todo y en las que David B. combina metafísica, intriga palaciega, batallas tremendas, sexo, misterio y delirio. A su descomunal manejo del claroscuro le agrega varias tonalidades de un naranja opaco, casi marrón, que potencia muchísimo la fuerza expresiva de los dibujos y le agrega una dimensión más a esas composiciones recontra-impactantes que propone el autor, incluso cuando se ciñe a una grilla clásica de seis viñetas. The Veiled Prophet es magia y belleza en estado puro y esas 30 páginas valen lo que pagues por todo el libro (sobre todo si lo conseguís en oferta).
The Armed Garden, la historia que da título al libro, es un toque más extensa (36 páginas) y también transmite esa sensación de desmesura, de relato más grande que la vida misma. Acá también David B. combina los combates entre poderosos ejércitos con elementos metafísicos (la búsqueda del Paraíso que supieron habitar Adán y Eva) y si bien la historieta se disfruta (en parte por sus escenas shockeantes, con masacres, garches, vómitos, canibalismo y gente quemada viva) al guión le falta una vueltita más, sobre todo al final. The Veiled Prophet, al estar ambientada en la época y las tierras de los califas y sultanes, tenía una impronta gráfica que “dialogaba” con la típica ilustración musulmana del medioevo. The Armed Garden, en cambio, está ambientada en la Europa del este, alrededor del año 1420, y la estética que elige David B. tiene que ver con los grabados religiosos de la baja Edad Media, por supuesto sin renunciar a su estilo propio, moderno, intenso, con momentos de gran lirismo.
Finalmente, The Drum Who Fell in Love retoma a uno de los protagonistas de The Armed Garden para otras 36 páginas, que podrían haber sido 20, o a lo sumo 24. La idea tiene muchísimo vuelo: un caudillo militar cae en combate, un villano manda a hacer un tambor con su piel y el tambor se convierte en receptáculo del espíritu inquebrantable del caudillo, capaz de inspirar a los soldados en combate e incluso de enamorarse de una minita que, en vez de golpearlo, lo acaricia. La trama decae un poquito en las 14 páginas finales, cuando aparece Jesucristo y se propone guiar a la chica y al tambor hacia el Paraíso. Son secuencias a las que no les falta poesía, ni imaginación (de hecho, por momentos parecen escritas por Lewis Carroll), pero sí un toquecito de dirección. De todos modos, es una muy linda historia, obscenamente bien dibujada por este genio del Noveno Arte.
No sé si esto está editado en castellano, fuera de una historieta que encontré hace un tiempo en una Nosotros Somos los Muertos (ver reseña del 04/12/13). Por las dudas, recomiendo la edición yanki de Fantagraphics (traducida como los dioses por el ireemplazable Kim Thompson), que es una maravilla. Habrá más material del glorioso David B. en el blog, en los próximos meses.

1 comentario:

Rodrigo Lopez Rubio dijo...

Esta es una obra Maestra. Y si esta editado en español por Sins Entido.

Saludos.