el blog de reseñas de Andrés Accorsi

martes, 6 de septiembre de 2011

06/ 09: UN FINDE EN MENDOZA


La excusa para viajar fue el Unicomix. Al igual que el año pasado, fui invitado a participar de la convención de comics más grande de esa ciudad (y esa provincia, y esa región) y ahí fui, a coordinar varias charlas, a presentar el nuevo libro del blog y a poner un stand con un montón de material que (no me preguntes por qué) las comiquerías mendocinas no suelen ofrecer en sus bateas.
Pero la cosa trascendió a Unicomix, porque con motivo del Día de la Historieta, en Mendoza se inauguró una mega-muestra dedicada a Oesterheld y la historieta argentina, que contó con la presencia (la noche de la inauguración) de otra enormidad de artistas y figuras de la escena nacional. Entre una cosa y otra, estuve del viernes al lunes rodeado todo el tiempo por un cosmos de nombres grossos.
En Unicomix, los invitados más destacados eran Eduardo Risso, Ariel Olivetti, Stan Sakai (que vino de EEUU), Rodolfo Santullo y Matías Bergara (de Uruguay). Pero también participaron autores y editores de Chile, grandes autores mendocinos (Chanti y Lauri Fernández, una revelación que acaba de lanzar un libro en Llanto de Mudo), más uruguayos (con Nico Peruzzo a la cabeza, siempre cubierta), el guionista y editor cordobés Diego Cortés y los autores de Ruta 22: el profe Roberto Von Sprecher y Nacha Vollenweider.
Para la inauguración de la muestra en el ECA (Espacio de Arte Contemporáneo) viajaron Elsa Sánchez de Oesterheld, Irma Dariozzi de Breccia, Juan Sasturain, Lautaro Ortiz, Horacio Lalia, Ivo Pavone (que vino desde Italia), Salvador Sanz, Jorge Morhain, una legión de dibujantes rosarinos liderada por Carlitos Barocelli, otra de dibujantes tucumanos liderada por César Carrizo, Pol Maiztegui, Beto Lorenzo, Jok, Carlos Aón, Keki Unpuntito, Cristian Mallea, el glorioso Christiano (de Chile), Matías Timarchi y Kape Castellano (de OVNI), especialistas como Mariano Chinelli y Gustavo Ferrari y por ahí me olvido de algún otro, pero eran miles. Por suerte, la muestra inauguró el domingo (último día de Unicomix) y encima se atrasó de las 19 a las 20 ó 20:30, o sea que una vez que terminó un evento nos pudimos ir al otro sin perdernos prácticamente nada.
Igual no tiene mucho sentido que se hicieran dos eventos de historieta el mismo día en la misma ciudad, no? Pero bueno, no es lo único que no tiene mucho sentido. En Unicomix, por ejemplo, se programó la charla de Risso para el domingo a las 11 de la mañana, en la Facultad de Filosofía y Letras de la UN Cuyo, que queda muy lejos del centro, en un campus gigantesco al que los domingos no entran los colectivos. Imaginate cuánta gente había. Stan Sakai –uno suponía- era un anzuelo para engañar otakus. Con cara de oriental, apellido nipón y una obra dedicada a explorar la cultura medieval japonesa, era un ancho de espadas, lo más parecido a un mangaka que se puede traer a América sin los altísimos costos y los complicadísimos trámites que se requieren para traer a un autor 100% ponja. Y no. Mientras el maestro Sakai daba su charla en la UN Cuyo, los otakus estaban en un cine del centro de Mendoza, en otras actividades, con bandas, bailes, desfiles y esas cosas con las que se emociona la gente a la que no le interesa leer historietas, de ninguna nacionalidad. Sumémosle el hecho de que, entre los comiqueros de gustos más amplios, Sakai no tiene millones de fans (ni mucho menos) y llegaremos a la conclusión de que su visita fue claramente desaprovechada. Ni siquiera podías ver una muestra de sus trabajos, ni comprar sus libros. Apenas escucharlo un rato y pedirle un bocetito, que Sakai despachaba muy, muy rápido. Por el lado de la muestra en el ECA, lo único realmente lamentable fue que se anunciara la presencia de Oswal y de Enrique Breccia, que finalmente no asistieron.
Pero bueno, viste cómo es esto… Una vez que se genera el clima, uno la pasa bien igual, aunque este tipo de torpezas se vean y hagan mucho ruido. La onda termina por gestarse en las charlas con los amigos, ídolos y colegas, las cenas masivas post-evento y en el contacto con los fans del comic, que en Mendoza los hay, por suerte, y son muy copados. Ojalá el año que viene se hagan varios eventos, pero en fechas distintas y ajustando mejor las propuestas. Y que me inviten, claro…

10 comentarios:

Nacha Vollenweider dijo...

ahhh muy bueno Andrés..al final te me perdiste entre la multitumbre de la muestra de Oesterheld y no te pude saludar!...ya robert y diego me estaban esperando en la terminal!...nos vemos en el viñetazo!. Un abrazo. N

GunnY dijo...

fue un placer averte tenido por mendoza. espero q nos vovlamos a ver para un proximo unicomix mejor organizado. un saludo desde mendoza.

atte: los boludos que hicieron el aguante el domingo

Federico dijo...

Si, fuera de los quilombos de organizacion estuvo piola, conocer a Risso fue genial y pasarnos media mañana hablando de comics tambien estuvo muy bueno, si se hace el año que viene vuelvan loco!!
PD: todavia no puedo creer que no hayas leido nada de Walking Dead

Andres Accorsi dijo...

Creeme, que es posta. Nunca leí NADA de The Walking Dead y por supuesto tampoco vi ni cinco minutos de la serie de TV.
Todo no se puede...

Anónimo dijo...

Un bajón la organización, me quedé con las ganas q me firmara Olivetti varias cosas...
Voy a tener q ir a Rosario este año.

Luq dijo...

Conozco dos lectores de Sakai en Argentina: una soy yo, otro mi hermano. Y no podía viajar hasta Mendoza para verlo y llevarle todos mis libros para que me los firmara (aunque 2, ¡ja! ya los tengo dedicados porque me los regaló él).
Pero me habría encnatado charlar con él... a ver si es tan marxista como Usagi... seguro que durante el macarthismo iba derechito a Alcatraz.

Arconte dijo...

No dijo Sakai si se pegaba una vuelta por Baires?

Andres Accorsi dijo...

No le pregunté...

Diego Galo dijo...

Andrés, soy de Mendoza, me gusta más la crítica de cómics que leer los cómics, salvo excepciones, y eso sí que escasea: buenos libros acerca de comics. Por eso tu blog es tan interante para mí, tenés criterio y los años que le faltan a otros entusiastas sin cultura.
La comiqueando es otra cosa que me gusta mucho.
El tema es que conseguir tus libros o la comiqueando acá en Mendoza es misión imposible, tendrá remedio la situación?

Andres Accorsi dijo...

No creo, Diego...
La Comiqueando debería llegar a los kioscos, pero andá a saber...
Con los libros, dependés de que las comiquerías de allá los encarguen a las distribuidoras de acá y eso sucede poco y de vez en cuando.
Mi consejo: hinchar las bolas. Decir "Flaco, te juro que si traés esto, te lo compro".
Y si no, esperar al próximo Unicomix, al que seguramente iré con stand, con los libros y las Comiqueando.
O poner una comiquería, que en una de esas también funciona, y si no, por lo menos te vas a divertir un rato ;)