el blog de reseñas de Andrés Accorsi

miércoles, 21 de octubre de 2015

21/10: NEW YORK COMIC CON, 2015 (parte 4)

Antes de dar por cerrado este tema y volver a full con las reseñas, quería puntualizar algunas cositas más.
1) Con sus chotadas y todo, qué lejos que está la NYCC de otros eventos que se apoderaron del nombre “Comic Con”. En espacio, en repercusión en los medios, en la ambición de la propuesta, en la cantidad y variedad de invitados y de expositores… Yo creo que a los que organizan este tipo de convenciones 100% jugadas a la pata comercial y al entretenimiento (provisto en buena medida por los propios asistentes) habría que soltarlos un par de horas en el predio de la NYCC para que se depriman, para que se sinceren o –en el mejor de los casos- para que aprendan.
2) Eventos como este me hacen valorar cada vez más a aquellos que además de stands, cosplays y alguna que otra charla, ofrecen una verdadera propuesta cultural.
3) No soy el más indicado para señalar los aciertos de Comicópolis, pero también, la experiencia en la NYCC me hace aplaudir más fuerte la acertadísima decisión de tener un pabellón aparte para el cosplay, con música, baile, puestos de merchandising y todo lo que les interesa a los que no se interesan por la historieta.
4) Tuve la discutible suerte de no ver decaer a San Diego. Dejé de ir en 2000 por motivos puramente económicos y para cuando pude volver a viajar, el horror ya estaba consumado. Ni siquiera hizo falta asistir una vez más para constatarlo. En cambio a la NYCC la vi decaer de 2012 a hoy. No mucho, pero retrocedió. Y todo me hace suponer que, si este año me comí varios garrones, la próxima vez que asista me voy a comer varios más. Uno ya está grande para irse hasta la loma del orto a putear por la desorganización, o porque la sala de prensa en 2012 era un lujo y este año era de una precariedad digna de un evento de Muñones. Con lo cual es hora de explorar otras opciones.
5) De todos modos, la NYCC tiene un anzuelo irresistible que es la propia ciudad de Nueva York, a la que uno siempre quiere volver. Así que ni en pedo le bajo la persiana con un contundente “Nunca Más”. Me imagino yendo a Charlotte, North Carolina, a ver qué onda la muy recomendada Heroes Con y pienso… ¿qué carajo hacés en Charlotte, North Carolina los ratos en los que no estás en la convención? Ese problema en Nueva York no lo tenés nunca.
6) Tiene que haber, y ya la voy a encontrar, una convención en EEUU que tenga un sector zarpado de stands con mucha oferta de revistas y TPBs, que tenga una buena propuesta cultural, con buenas charlas (no editoriales tirando anuncios estridentes), muestras y talleres, y que ofrezca un panorama amplio de la historieta norteamericana, con autores y editores del mainstream, pero también del palo alternativo, autores que publican tiras en los diarios y capaz (quizás sea mucho pedir) autores de Europa y Asia. La NYCC tiene varias de esas cosas, pero no todas. Y yo voy por más, aunque eso signifique viajar a ciudades con menos onda que Nueva York.
7) Algún día voy a entender cuál es la necesidad de que las convenciones de comics tengan como argumento para convocar al público la presencia de celebridades del cine y la tele. En la San Diego de 1991 no había actores ni actrices ni directores, pero estaba hasta la chota de gente y seguro los organizadores ganaron un buen billete. ¿No hay convenciones de cine y tele a las que traccionar al público con la presencia de esas “estrellas”? Hoy se impuso el concepto de que bajo el rótulo de “Comic Con” lo que hay es “una celebración de la cultura pop”. ¿Y no da para hacer dos eventos separados, uno de comic “a la vieja usanza” y uno de cultura pop?
Ya sé… son comentarios de viejo choto, nostálgico y sectario que quiere que la historieta se vuelva a encapsular en su ghetto minúsculo, inaccesible y endogámico. Pero a mí no me la contaron, yo lo vi. Y me acuerdo perfecto de esos eventos recontra-masivos a los que la gente no iba por el cosplay, los videojuegos y las celebridades de la tele y el cine, sino por las historietas y los historietistas. ¿Hago mal en querer más de esos y menos de estos que tenemos hoy?

5 comentarios:

Dolo Okecki dijo...

No hay una small press expo o algo parecido en New York? o esa es solo en San Diego?

Andres Accorsi dijo...

Hay una en Brooklyn que parece que es bastante grossa.

Fede dijo...

No conozco ninguna convención del exterior, solo fui a comicopolis y la crash en los últimos tiempos, pero me alcanzaron para ver que por suerte esta área goza de muy buena salud en lo local. Solo les envidio una cosa de lo que contás en tus crónicas: acá es muy dificil encontrar buenos precios (mejoró un poco el asunto en la última comicopolis). Los precios en las convenciones no son mas bajos que lo que se paga en la calle o dealers, y eso es una lástima. El tema precio se que es un tema aparte, pero no deja de llamarme la atención. La términus tiene una calidad/precio espectacular, y ponen ofertas en las convenciones. Pero muy pocos hacen eso. Alguien vio los precios de lo que aparece bajo el sello Rebrote? son de locos, así vamos a quedar siempre los mismos leyendo nacional.

Luq dijo...

Yo extraño las primeras Fantabaires (en ese centro italiano y en el Borges), pero no las de La Rural. Y por suerte con Comicópolis (y no es por chupar las medias ni por ser militante del proyecto Nac&Pop) no tengo por qué extrañar.
Pero mi sensación (que es solo eso, como la inseguridá) es que los que hoy van fascinados a la NYCC o a la San Diego de hoy van a extrañar dentro de veinte años lo que hoy te molesta a vos.
Yo prefiero a Risso estrella de Holliwood y no paradito en un stand de la primera Fantabaires haciéndome un dibujo usando como escritorio una caja llena de revistitas (y ni se acordaba de cómo dibujar a Caín... y como ni papel había, me lo dibujó en un huequito de una Comiqueando).
Pero mi opinión es poco relevante porque difícilmente viaje a una convención en el exterior (aunque mi viejochotismo es precoz: en la tercera Fantabaires ya despotricaba diciendo "¡esto es una ca-la-mi-dad, señores, esto se desvirtuó por completo!").

Demetrio Babul Rojas dijo...

En New York tienen el MocCa Comic Art Festival, que es como el gran show del comic independiente en NY.
Estuve allí algunos años atrás, un par de años antes (2003 si mal no recuerdo) había estado en la comicon de San Diego así que lo del MocCa me pareció buenisimo, ahora que lo miro con con distancia me parece un poquito petulante... ahí todos son "artistas" aunque a su favor he de decir que muchos de los tipos que vi firmando en simples mesitas hoy son estrellas de la "graphic novel" seria como: Tomine, Paul Pope, etc....
Al menos en esa época tenia una envergadura infinitamente menor a cualquier comicon y no se si se justificará ir a NY sólo por ese acontecimiento pero de todas maneras para ir a Manhattan no se necesitan muchas escusas :)

Este es el link del evento

http://www.societyillustrators.org/Events-and-Programs/Special-Events/2015/MoCCA-Fest-2015/MoCCA-Fest.aspx