el blog de reseñas de Andrés Accorsi

sábado, 30 de mayo de 2015

30/ 05: FERIA DEL LIBRO EN LA PLATA

Hoy me tocó viajar a la ciudad de La Plata a conducir el homenaje que se le hizo al maestro Horacio Lalia, que en estos meses cumple 50 años de labor profesional. Esto fue en un hermoso auditorio del Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha, que además es sede (hasta el 7 de Junio) de la Feria del Libro que suele hacerse en la ciudad de las diagonales.
El lugar está muy bueno y hay una amplia programación cultural, con artistas importantes de varias disciplinas. Por supuesto las charlas en las que participan historietistas están detalladas en la Agenda Argenta de la Comiqueando Online.
Pero lo más interesante es que había muchos stands que vendían historietas: OVNI (con material propio, de ECC y de la editorial Común, entre otras), Colihue (con su clásica colección naranja), Historietas Argentinas (con muchos superhéroes y bastante material de autores argentinos), Nueva Historieta Argentina (el team-up que agrupa a varias editoriales básicamente abocadas al material de autores argentinos actuales), Crumb (la tienda de comics grossa de La Plata, donde hay un poco de todo), y otros stands llenos de ofertas, saldos y afines donde vi, por ejemplo, los libritos de la colección Aventuras Dibujadas que editaba Domus allá por 2007-2009 y hoy están descatalogadísimos. En un momento también lo vi pasar a Gustavo Lucero, del sello Conejo Blanco, pero no logré deducir si estaba presente con sus publicaciones en algún stand.
El homenaje a Lalia arrancó con una entrevista mano a mano entre él y yo, por supuesto con algunas preguntas propuestas por el público, y más tarde hubo una segunda parte en la que se sumaron al panel varios amigos del maestro que se acercaron a homenajearlo: el platense Wally Gómez, los rosarinos Germán Peralta y Carlos Barocelli, Rodolfo Migliari (que se vino desde Santa Teresita) y desde Buenos Aires, Max Fiumara y Mariano Epelbaum (diseñador de personajes de Metegol). Todos aportaron anécdotas desopilantes y revelaron pormenores de su relación (de admiración, pero sobre todo de afecto) con el homenajeado. Lalia hizo gala de su gran humor, de su excelente onda con fans y colegas y respondió un montón de preguntas con notable precisión, siempre generoso en las respuestas y en los consejos a los más jóvenes que sienten la pasión por la historieta y se interesan por el camino que el maestro recorre hace 50 años.
A todo esto, salimos del Microcentro a las 12:30, con lo cual casi no dormí. Por eso hoy no hay reseña. Tengo un librito leído, que lo voy a reseñar mañana, así me guardo para el lunes el ranking de las publicaciones más vendidas durante Mayo, que mañana me voy a enterar cuáles fueron.
Si vivís en La Plata o sus aledaños, date una vuelta por la Feria, que está muy bien. Si no, volvé mañana a leer otra reseña.