el blog de reseñas de Andrés Accorsi

jueves, 22 de diciembre de 2011

22/ 12: PIJAZOS DE PERFIL, parte VI


Lo de hoy no es exactamente un pijazo, ni una de esas situaciones en las que uno terminó indignado, humillado o devastado. Pero le debía a un lector la explicación de por qué Booster Gold se convirtió en Astro Dorado, así que vamo´en esa.
Booster Gold es un nombre MUY difícil de traducir porque parte de un error, de un accidente. Recordemos el origen del personaje: Michael Carter jugaba al futbol americano en el Siglo XXV y era el ídolo de su equipo. Le decían “Booster” (“incrementador”) porque cada vez que entraba, incrementaba la cantidad de goles que marcaba su equipo. En todos lados se lo conocía como Booster Carter. Cuando llega al Siglo XX, se decide a actuar como superhéroe. Elige el nombre Gold Star, para acompañar a la estrella dorada que tiene en su pecho. En su primera aparición en 1985, salva a Ronald Reagan de... unos alienígenas, creo. El viejito choto le dice “Pibe, te debo la vida. ¿Cómo te llamás?”. Y Michael, acostumbrado a que le digan Booster, dice –Booster... eh... Gold Star!. El viejito choto entiende todo por la mitad y dice “Ah, Booster Gold! Bueno, mil gracias Booster Gold! Fuerte ese aplauso para Booster Gold, el nuevo superhéroe!”. Por supuesto, esto sucede bajo la mirada de una plétora de periodistas y todos escuchan lo que dice Reagan, o sea que en todos los medios la noticia es “Booster Gold le salvó la vida al presidente”. Y bueno, ya fue –pensó Michael- Si en todos lados me mandaron “Booster Gold”, me llamo Booster Gold y a la mierda...
O sea que es un nombre que nace mal parido. En Brasil le mandaron Gladiador Dourado, en México fue Explosivo Dorado y a mí se me ocurrió Astro Dorado, por tres motivos: 1) era la estrella de su equipo, o sea que tranquilamente en el Siglo XXV lo podrían haber apodado “el Astro” Carter; 2) Astro Dorado sería una traducción más que digna de Gold Star; y 3) cuando le dijeran –para verduguearlo- “Buster” en vez de Booster, yo le podía mandar “Trasto” en vez de Astro y quedaría bastante gracioso.
Y aprovecho que tengo espacio (y que estamos hablando de un personaje de la Liga de la Justicia) para narrar una de las victorias conseguidas entre tantas derrotas. Desde que se firmó el contrato para el segundo año de la Liga, Rafa de la Iglesia y yo empezamos a bajar línea con el tema de la Liga Europa. –Loco, mirá que para el número 25 de la América hay que empalmar con la Europa... –Mirá que una de las consecuencias más grossas de Invasión es la formación de la JLE... –Mirá que para el número 31 de la América viene un crossover de dos números con la Europa y si los salteamos nos van eviscerar... Y así durante meses, pero nadie confirmaba nada, ni por sí ni por no. Al argumento de “tener dos títulos de la Liga puede hacer que se dividan los lectores y que cada uno venda menos”, nosotros retrucábamos “Y bueno, saquemos un sólo título de 48 páginas, con América y Europa juntas, así de paso podemos meter cada tanto un anual o un especial sin cortarlo por la mitad”.
En un punto (principios de 1993), nos enteramos –creo que por Osvaldo Tangir- que se estaba negociando un contrato nuevo, complementario al de los cuatro títulos básicos, que contemplaba algunos especiales, la serie regular de Las Aventuras de Batman, La Muerte de Superman y la miniserie Invasión. Eso implicaba un laburo inmenso, en el que iban a necesitar que nosotros estuviéramos afiladísimos, en un ritmo de producción mega-intenso y sin margen de error. Entonces nos plantamos (alguna vez tenía que suceder) y dijimos “Si no agregan la Liga Europa, nos vamos a la mierda”. Y milagrosamente funcionó. En Junio de 1993 empezó a salir la JLE y haciendo un poquito de magia logramos que ambas series llegaran juntas al punto en el que se tenían que cruzar, el recordado Imperativo Teasdale. Fue un crossover lindo, prolijito, no como pasó con Invasión, que el crossover de la Liga se publicó como siete meses antes de la miniserie.
Supongo que para Perfil no habrá sido un gran negocio editar la Liga Europa, que nunca estuvo entre los títulos más vendidos. Pero para los fans (entre los que me incluyo) era importante ver cómo esa serie gloriosa se desdoblaba en dos series gloriosas... y bueno, finalmente y después de mucho sufrir y putear, se pudo hacer.
Mañana, más pijazos.

21 comentarios:

Alejandro Pablo dijo...

La saga de los Extremistas. Qué historia excelente!!

Anónimo dijo...

Me estás haciendo dar cuenta que las ligas son como San Lorenzo, una pasión muy de uno.
Que tapa, Astro Dorado excelente nombre.

Anónimo dijo...

¿Y qué hay de "Bicho Azúl"?

Gustavo Ippolito dijo...

Lástima que no accedieran a publicar en un formato de 48 páginas y de paso poder incluir los anuales completos.

Martín Casanova dijo...

Astro Dorado me encantaba... Ahora, Astro Man... eso fue un pifie!!!

SAR dijo...

Ídolos!!!

MONDO ZOMBIE dijo...

De la Liga Europa rescato al gigante de Bart Sears!!!! compre algunos numeros por ese autor, un mostro total... y el tema de los nombres, a los que jamas habiamos leido comics de superheroes hasta la llegada de Perfil y tus traducciones ese tema no se cuestionaba, El Bicho Azul era el Bicho Azul, Astro Dorado era Trasto Dorado...uy perdon Astro Dorado, por lo menos por estos lares(Pergamino, lugar que no accedia a las historietas con facilidad, aun sucede asi que imaginense en esa epoca) tomabamos a esos nombres naturalmente porque no conociamos nada de nada! y en cierto punto eran nombres coherentes y logicos para un genero que juega con eso, mas si su origen es el idioma ingles y traducirlos es bastante complicado en algunos casos.
Muy buenos recuerdos y geniales anecdotas Andres. Saludo!

José A. García dijo...

Gracias Andrés por contarme cómo fue lo de Astro Dorado, que a pesar de todos los problemas que tuvo el personaje (su desaparición post-Hora Cero y todos los cambios y vueltas atrás) y el éxito actual de su serie mensual, sigue siendo uno mis personajes favoritos del DCU gracias al número 4 de la JLA!

Saludos

J.

Gil Garza dijo...

Una para aportar al tema de los nombres y novaro.
Recuerdo algunos. Hour man era Horario, Dead man era Dantón
y Barry Allen era Bruno Alba.
La de Gil Garza no la sabía.
Y Astro dorado estaba perfecto lo mismo que Bicho azul.
Por lo que leo en general, el problema de no traducir nombres de los personajes es más el pudor de los lectores, por eso de que queda feo un hombre gavilán o Glotón, porque digamos que a mi hispanoparlante, wolverine no me dice un joraca. Y Punisher, lo cambiaría Castigador.
Digo, si la esencia de esos personajes está en el nombre, no veo verdadera necesidad de retacear esa información, por un tema de vergüenza o de imagen.
Porque además pasa otra cosa, se le está quitando dimensión al personaje.
Claro, los nombres de los personajes muchas veces quedan en inglés y el uso y la costumbre hace que uno los denomine de esa manera.
Por otro lado, entiendo que la traducción es más una interpretación de un texto y que en definitiva la única manera de captar en toda su dimensión un texto escrito o hablado, es acceder al mismo con el conocimiento del idioma original. Digamos que no será lo mismo leer a Kerouac en inglés que en castellano.
Ah, y ya que se va a traducir al español que sea en un español que se hablé en algún lugar del mundo y no en ese invento que llaman español neutro, aberración donde las haya.
Por eso, como puse en algun otro post, lo mejor era la traducción. Leer los diálogos entre bicho azul y astro dorado con ese tono aporteñado fue impagable y me hizo pasar buenos ratos.

Anónimo dijo...

Continua la interesante saga de Perfil, y se supo el origen de Astro dorado. Lo mejor , que ya lo había leído en una comiqueando es que lograran que se publicara en simultaneo la JLE , no sólo por temas de continuidad sino porque la colección era muy buena, al menos arranca excelente después se va desinflando, Huges, Sears, excelentes, mi episodio favorito es cuando la Liga va a aprender francés y se topa con la Liga de la Injusticia , hilarante.

Patrico Córdova Díaz.

Máximo Perón dijo...

Andrés, ante todo, este repaso que estás haciedo de tu etapa en Perfil está buenísimo. Te pregunto si tenés idea si vale la pena el Elfquest de la familia Pini. Desde ya, mil gracias.

Andres Accorsi dijo...

Sí, Máximo. Entrale a Elfquest, que es espectacular. Guarda: no te distraigas del hecho de que está creado a fines de los ´70. Para el lector de hoy, puede resultar un tanto anticuado.

Máximo Perón dijo...

Ahhh, hasta "es espectactular" me quedé cebado. Me desoncertaste con que puede resultar viejito para el comiquero de hogaño. Igual, le voy a entrar. Gracias.

Lisandro Di Pasquale dijo...

Toda la época de perfil fue un gran momento para mi como lector y coleccionista. Las notas que agregaban estaban muy buenas y tiraban mucha, pero mucha data que de otra manera era muy difícil conseguir. Yo esperaba todos los miércoles en el kiosko a que llegaran las revistas nuevas, ya me tenía re junado el kioskero. Creo que a pesar de haberse comido mas de uno de estos proverbiales pijazos y de haberse roto el traste para hacer que la cosa funcionara lo mejor posible la recompensa más grande debe ser la felicidad que supieron llevarle a un montón de gente. Granted, gente que cuando podía los verdugueaba por los nombres y que se yo, pero eso pasó siempre, uno se queja por el simple hecho de tener boca. Acaso huelo un nuevo libro in the making? Algo así como "Los Pijazos que me comí de perfil". Muy buena toda esta parte, que siga adelante que trae muchos buenos recuerdos y nos brinda una mejor idea de como era publicar comics en aquel momento.

Andres Accorsi dijo...

No, ni a palos da para un libro.
Esto se termina en cuestión de días. Faltan una o dos entregas, algún epílogo, y por ahí un post final para responder algunos de los temas puntuales que plantearon los lectores en los comentarios.

Rodrigo Lopez dijo...

Andres, lo que yo encuentro interesante y creo que da para un libro. Es compilar todos los temas relacionados a la historieta que has tratado en este segundo año del blog, como las traducciones, el coga, el rol de un critico de comic, lo relacionado a Perfil, etc,etc.(y me inmagino que tendras mas pensados por ahi)
Es evidente que en cada uno de estos post los comentarios aumentan muchisimo, eso quiere decir que hay gente interesada en estos temas que se tratan poco en las publicaciones relacionadas a los comics.

seria buenisimo un libro con todos estos "tratados".

saludos.

Andres Accorsi dijo...

Lo de los comentarios es lógico, Rodrigo. Son temas pensados para despertar polémica, para que todos quieran opinar y debatir.
No sé si con eso se puede hacer un libro (será cuestión de que algún editor lo proponga) pero me parece que la mitad de la gracia (o más) se perdería si la edición en papel no incluyera los comentarios de los lectores, cosa que no se pudo hacer en los libros que compilan las 365 de 2010.
Lo importante es que estos posts se disfruten en el soporte para el que fueron pensados, que es este, el del blog.

Sebastián Martínez dijo...

Concuerdo con que no da para un libro. Es interesante de leer, pero después de leerlo una vez no voy a volver a ellos como si hago con algo más narrativo. Yo no lo compraria, pero es mi humilde opinión.

rofe dijo...

Muy buenas las anécdotas como siempre, Andrés.

LJE fue el único comic que seguía en cada entrega por la sencilla razón de que Editorial Zinco de España no la había publicado y por ende no venían los "tacos" desde allá... el resto de los comics ya los había leído "en español de España".

Además tenían unas historias bárbaras y unos dibujos increíbles! (y eran muy graciosos!)

Andres Accorsi dijo...

Editorial Zinco de España publicó la JLE bastante antes que Perfil, Rofe.
No había tacos, es cierto, pero los comics salieron allá mucho antes que acá.

Anónimo dijo...

Igual el epítome de EN fue Speedy / Roy Harper traducido como Veloz / Tito Gasca !!